Aragón

incendios

Un incendio arrasa una nave de embalajes en el polígono El Portazgo de Zaragoza

En Alcampell ardieron 80 hectáreas. También hubo focos en otras zonas de Huesca y Teruel.

Las llamas provocaron una intensa humareda y cuatro viviendas fueron desalojadas
Las llamas provocaron una intensa humareda y cuatro viviendas fueron desalojadas
J. L. Q./I. Gª. M./L. R.

Un aparatoso incendio originado en una zona de cañas del polígono El Portazgo de Zaragoza obligó este domingo a activar el nivel 2 del Plan Territorial de Protección Civil, a avisar a la Unidad Militar de Emergencias y a desalojar cuatro viviendas cercanas por precaución. Las llamas se extendieron afectando a la fábrica de la empresa Embalajes Moncayo y provocaron una intensa columna de humo visible desde distintos puntos de Zaragoza como la estación de Delicias. Dicha nave, explicaron desde el Ayuntamiento de Zaragoza, era "muy extensa" y tenía "mucha carga de fuego".

Hasta allí se desplazaron inicialmente una bomba urbana pesada, una unidad mando y comunicaciones, un ambulancia, varias bombas nodrizas pesadas, otra urbana, una bomba rural mixta, y un autobrazo articulado de 42 metros, si bien posteriormente fue necesario solicitar ayuda a la Diputación Provincial de Zaragoza y al Gobierno de Aragón. El incendio, según confirmaron fuentes del Consistorio, se dio por controlado alrededor de las 22.30. La previsión era que los bomberos permaneciesen sobre el terreno hasta que el fuego consumiese el material calcinado.

Un aparatoso fuego se ha declarado junto a unas naves en la carretera de Logroño

Otros tres fuegos en las localidades oscenses de Alcampell y Graus (20 hectáreas) y en Cella (Teruel) obligaron a desplegar un amplio dispositivo de bomberos en las tres provincias. También hubo incendios en Burbáguena, donde ardieron seis hectáreas por un rayo, y en Santa Eulalia, donde una cosechadora quemó tres.

Incendio en Alcampell.
Incendio en Alcampell.
Heraldo.es

El de Alcampell, originado hacia las 18.00 en un campo junto a la N-240, arrasó al menos 80 hectáreas agrícolas y forestales. Al cierre de esta edición, los efectivos daban el fuego prácticamente por controlado. Los medios aéreos, explicó el alcalde de la localidad, Josep Antón Chauvell, dejaron de trabajar sobre las 21.00. No obstante, la previsión era que se quedaran cuatro cuadrillas terrestres y dos autobombas toda la noche para evitar que las llamas se reactivasen.

Hasta la localidad, perteneciente a la comarca de La Litera, se desplazaron una cuadrilla helitransportada, tres terrestres y dos autobombas del Gobierno de Aragón, así como dos hidroaviones de la Generalitat de Cataluña y medios aéreos del Ministerio de Agricultura. La causa, según las primeras informaciones, estaría en las chispas provocadas por el calentamiento del neumático de un remolque que circulaba por la zona.

Las llamas avanzaron hacia una zona de carrascas entre los términos de Alcampell y Baélls y se extendieron hacia Nachá, población que depende de Baélls. Varios tractores tuvieron que abrir cortafuegos para impedir que las llamas saltasen a otra superficie con mayor densidad de arbolado y granjas cercanas.

Incendio en una fábrica de Cella.
Incendio en una fábrica de Cella.
Heraldo.es

Susto en una fábrica de Cella

En Cella, un incendio arrasó parte de la madera depositada en el parque de almacenamiento de la fábrica de tableros Finsa Cella II. El fuego, que alcanzó grandes dimensiones, no causó daños personales. Se inició en un campo de cultivo contiguo por causas todavía por determinar.

Las llamas consumieron una gran pila de madera antes de ser controladas por un amplio dispositivo formado por los bomberos de la Diputación Provincial de Teruel y las brigadas forestales del Gobierno de Aragón.

Inicialmente se desplegaron en el lugar ocho bomberos con seis vehículos de los parques de la Diputación de Teruel y Calamocha, aunque poco después se incorporaron efectivos de las bases de Alcañiz, Daroca y Cariñena. También intervinieron dos cuadrillas forestales con un total de 15 efectivos procedentes de Teruel, una de ellas helitransportada.

La prioridad del operativo fue evitar que las llamas alcanzasen la fábrica, que este domingo no estaba operativa por un parada programada que se extiende a este lunes. Fuentes de la empresa señalaron que los daños tienen un alcance limitado y confiaron en poder reanudar la producción mañana.

El presidente de la Diputación, Provincial de Teruel, Manuel Rando, señaló la "mala suerte" de que al mismo tiempo que ardía la madera almacenada en Cella se produjeran otros pequeños incendios en la provincia que obligaron a retirar operarios para afrontarlos. El helicóptero de la brigada helitransportada de Teruel realizó varias descargas, pero se tuvo que trasladar para atajar un incendio registrado entre Daroca y Calamocha.

Hasta el lugar se desplazó la teniente de alcalde de Cella, Rosario Pascual, que resaltó la importancia de las dos fábricas de Finsa para la localidad al ser su principal fuente de empleo y recordó los dos graves incendios en Finsa Cella II. En 1998, el fuego acabó con la vida de un trabajador y destruyó las instalaciones y en 2005 otro consumió toda la madera almacenada en el mismo parque del siniestro de este domingo.

Etiquetas
Comentarios