Despliega el menú
Zaragoza

Controlado el importante incendio que afecta a una nave de embalajes en la carretera de Logroño

La espesa columna de humo negro era visible a kilómetros de la ciudad. El fuego se inició en una zona de cañas y, al parecer, se extendió hasta Embalajes el Moncayo. Cuatro viviendas han tenido que ser desalojadas por precaución. 

Una intensa columna de humo negro ha alertado a muchos vecinos de Zaragoza este domingo por la tarde. Los bomberos de la ciudad trabajan en un aparatoso incendio registrado en la nave de Embalajes el Moncayo junto a la carretera de Logroño, a la altura de la rotonda de La Venta del Olivar. La empresa se encuentra frente a los colegios Condes de Aragón y Antonio Machado.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han señalado que el fuego se ha declarado en una zona de cañas en el Portazgo y se ha extendido, afectando a la nave de cartonaje. Sobre las 22.30 quedaba controlado, pero aún se está trabajando para extinguir el fuego.

Un aparatoso fuego se ha declarado junto a unas naves en la carretera de Logroño

En ese sentido, esas mismas fuentes han añadido que la nave tiene mucha carga de fuego y que ha sido necesario desalojar cuatro viviendas cercanas a la empresa por precaución.Según testigos presenciales las llamas se alzan a varios metros de altura.

Los bomberos de Zaragoza han desplazado hasta allí: una bomba urbana pesada, una unidad mando y comunicaciones, un ambulancia, una bomba nodriza pesada, una bomba urbana pesada, una bomba rural mixta, dos bombas nodrizas pesadas y un autobrazo articulado de 42 metros.

Además, se ha solicitado ayuda a bomberos de DPZ y se ha dado aviso al 112 Gobierno de Aragón. Incluso se ha alertado a la Unidad Militar de Emergencias (UME), por si necesitaban su colaboración, algo que finalmente no ha sido necesario.

El concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, se ha desplazado hasta el lugar del incendio junto al alcalde de la Venta del Olivar, José María Latorre. La zona está perimetrada y los bomberos van a seguir vigilando hasta que el fuego consuma el material que está ardiendo. 

"Temíamos tener que desalojar nuestra vivienda"

Los vecinos de la zona se han asustado al ver la gran columna de humo que desprendía el incendio. Es el caso de Anabel Olivera, que se encontraba en la piscina de su casa, ubicada en el camino viejo de Monzalbarba, cuando se han originado las llamas.

"Al ver el humo, espeso y denso, nos hemos acercado rápidamente al lugar y hemos llamado al 112. Nos han dicho que tenían aviso de una quema de rastrojos, pero es evidente que la situación ha ido más allá", señala Olivera, que llegó a temer tener que se desalojada de su casa.

"Los campos de alrededor están quedamos. Al estar tan secos, ardían con facilidad. Nos hemos preocupado pero nos han dicho que no íbamos a tener que ser desalojados", añade Olivera.

Etiquetas
Comentarios