Aragón

La ola de calor no da tregua en Aragón y alcanzará hoy su punto máximo

Aragón concentra la ola de calor con cinco de los diez municipios del país que registran máximas. Fraga alcanzó ayer la segunda temperatura más alta, 43,50, y la Aemet prevé que Zaragoza llegue hoy a los 44 grados.

La ola de calor no da tregua a los aragoneses, que están padeciendo las temperaturas más altas del país. Hasta cinco de las diez localidades que dieron este viernes las máximas se concentraron en la Comunidad, sin distingos entre las tres provincias y con los termómetros superando o rozando los 43 grados. Solo una estación de Gerona superó por cuatro décimas a Fraga, que con los 43,50 que alcanzó por la tarde se convirtió en la segunda ciudad más calurosa de España y superó a La Almunia de Doña Godina, que un día antes batió el récord de España con 43,3 grados.

La localidad zaragozana de Quinto igualó este último registro, 43,30, y se alzó como el tercer municipio del país con la temperatura más alta. Y entre las diez más calurosas de país volvió a figurar de nuevo La Almunia, con dos décimas menos que el jueves. Muy cerca estuvieron tanto la localidad turolense de Híjar, como la estación del aeropuerto de Zaragoza, que con sus 42,9 y 42,8 grados, respectivamente, cerraron la clasificación de las diez máximas de España. Caspe igualó a la capital, según los datos provisionales facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a última hora de la tarde.

El Pirineo tampoco se libra

La ola de calor castigó incluso a los habitantes del Pirineo, como pudieron atestiguar especialmente los de la comarca del Sobrarbe. Y el caso extremo se dio en Bielsa, que pese a estar situada a 992 metros de altitud, alcanzó los 38,2 grados, aunque sí se pudo dormir con la tercera mínima regional, 13,50, la misma que en Teruel, y solo superada por Benasque, con 11 grados. En Jaca, que se encuentra solo un poco más baja, a 823 metros, se llegó hasta los 38,60, siendo la máxima de la cordillera.

Lejos de aflojar los rigores de este fenómeno con el que ha comenzado el verano, la delegación aragonesa de Aemet prevé que a lo largo de la jornada de este sábado se anote el pico máximo, lo que podría llevar a que en la capital aragonesa se llegue a los 44 grados y, lo que es peor, la mínima rondará los 26, lo que dificultará conciliar el sueño.

El aviso especial afectará igualmente a las Cinco Villas y la ribera del Ebro de Zaragoza provincia, donde hay riesgo extremo por la ola de calor a lo largo de las horas centrales del día. Igualmente se extiende esta misma situación al sur de Huesca y al Bajo Aragón, donde se espera también que los termómetros rocen los 42 grados.

La severidad será algo inferior en la Ibérica zaragozana, en el centro de Huesca y en el Pirineo, según los avisos publicados por la Aemet.

Este episodio se alargará hasta este domingo, ya que las predicciones apuntan a que el fin de semana acabará con las temperaturas muy similares. Si este sábado se rondarán o superarán los 42º en las citadas zonas con riesgo extremo, el domingo solo se reducirá un grado, tal y como se puede consultar en el página oficial de la Agencia Estatal de Meteorología.

Etiquetas
Comentarios