Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Turismo ornitológico

Una sencilla ruta por Guara para ver a los buitres en su hábitat

La Hoya de Huesca organiza este domingo una salida al mirador de aves y el muladar de Santa Cilia de Panzano, en los que pueden verse buitres, alimoches, quebrantahuesos y otras aves carroñeras.

Los escolares se acercaron hasta el comedero de los buitres en Santa Cilia de Panzano.
Una visita escolar en el comedero de los buitres en Santa Cilia de Panzano.
Heraldo.es

El Comedero de Aves Necrófagas de Santa Cilia de Panzano es un observatorio privilegiado para la observación de grandes rapaces como el buitre leonado y buitre negro, el alimoche o incluso el inalcanzable quebrantahuesos. El domingo 23 de junio la comarca de la Hoya de Huesca organiza una visita a este observatorio, que irá precedida por un recorrido senderista por la sierra de Guara, de 4,5 km y 3 h 30 min de duración. Esta iniciativa forma parte del programa Puntos de Encuentro Naturales que organiza la La Hoya de Huesca y tiene un coste de 2 euros, que se entregarán al guía al comenzar la actividad. Se exige inscripción previa, que debe realizarse aquí. El plazo para inscribirse acaba mañana, jueves, a las 24.00.

La actividad comenzará a las 10.00 del centro de interpretación naturalista de Santa Cilia de Panzano, núcleo de población que pertenece al municipio de Casbas. Esta localidad se encuentra rodeada por el paisaje de la sierra, y cuenta con un pequeño casco urbano de gran encanto, en el que destaca su iglesia parroquial dedicada a Santa Cecilia y Santa Bárbara. La torre del templo ha sido reconvertida en centro de interpretación naturalista, conocido como La ‘Casa de los buitres’. Desde allí, los participantes se dirigirán al mirador de buitres existente en la localidad, desde el que es fácil que se pueda ver alguna de estas rapaces en vuelo.

Seguidamente se abandonará la población por el sendero S-5, que lleva al Tozal de Guara.  el pico más alto del Prepirineo con sus 2.077 m de altitud. Su imagen acompañará a los andarines durante el recorrido. La altitud por la que discurre el sendero permitirá a todos los caminantes disfrutar de unas espléndidas vistas del entorno.

Ver de cerca a las aves

El camino llevara a los participantes hasta el punto de alimentación de aves necrófagas. Una vez llegados al muladar, Manuel Aguilera explicará a los senderistas cómo se da de comer a más de 200 aves carroñenas. Desde el centro de observación instalado en el comedero, los participantes podrán disfrutar de la vista de estas grandes rapaces a muy corta distancia durante el largo rato que permanecen en el muladar alimentándose.

Buitre leonado y buitre negro son las especies más abundantes, pero en verano unas siete parejas de alimoches que se encuentran criando en esta época suelen acudir al comedero a alimentarse, según informa el Fondo de Amigos del Buitre, y además se ha detectado que también acuden al muladar a por aporte alimenticio dos parejas de quebrantahuesos. Esta emblemática ave de los Pirineos aragoneses, donde se encuentra la mayor población europea, incluso llega a utilizar muchas veces las gradas de esta zona como dormideros.

Tras la visita al observatorio, los participantes regresarán a Santa Cilia, donde visitarán la ‘Casa de los buitres’, un centro interactivo en el que los públicos de todas las edades puede conocer más sobre la naturaleza de Guara, en especial sobre las aves que pueden verse en sus cielos.

Etiquetas
Comentarios