Despliega el menú
Aragón

economía

La compra de vivienda por parte de extranjeros marca máximos en Aragón: más de 1.600 transacciones en 2018

Franceses y rumanos son los que más adquisiciones realizan. El precio medio que se paga es de unos 770 euros el metro cuadrado.

Cada vez son más las viviendas que se ponen a la venta en Aragón.
La compra de vivienda sigue al alza en Aragón, aunque se va estabilizando.
ESTHER CASAS

La compraventa de viviendas se ha incrementado un 11% en Aragón durante el último año, con un total de 13.497 transacciones. Todo ello ha provocado que se haya conseguido el segundo mejor resultado desde 2010. Esta tendencia al alza también se ha percibido en las adquisiciones realizadas por extranjeros. Según el último informe publicado por el Consejo General del Notariado, los inmigrantes compraron hasta 1.607 inmuebles en la comunidad aragonesa, casi un 12% del total. Esta cifra es similar a la del volumen de extranjeros que residen en Aragón.

“Los movimientos que se producen en este mercado inmobiliario no son por cuestiones inversoras. Cuando alguien quiere invertir en Aragón lo hace en el sector industrial o el agroalimentario”, puntualiza Dámaso Cruz, decano del Ilustre Colegio Notarial de Aragón. Al mismo tiempo explica que estas adquisiciones suelen basarse en dos perfiles: población francesa que compra una vivienda en el Pirineo o personas que han llegado desde Rumanía y que apuestan por asentarse en la Comunidad. “Los primeros supuestos se deben a las relaciones tradicionales a un lado y al otro de la frontera y a cuestiones familiares. En el otro, se tratan de una compra como la que puede realizar cualquier otro residente de Aragón”, puntualiza.

El número de compraventas de viviendas por parte de extranjeros ha variado a lo largo de la última década. Si en 2008 solo se registraban unas 500 o 600 adquisiciones, en 2013 se redujeron por debajo del medio millar. La razón: la crisis económica dificultó la compra (por tener menor poder adquisitivo) y además propició que muchos de los extranjeros que vivían en la Comunidad regresaran a sus países de origen. Entonces se produjo un punto de inflexión y poco a poco se fue recuperando el mercado inmobiliario, tanto para los aragoneses como para los inmigrantes. Así hasta que en 2018 se han registrado más de 1.600 transacciones, un 18,6% más que un año antes.

No obstante, cabe destacar que, al igual que el resto de operaciones inmobiliarias, a finales de año se percibió una cierta ralentización. El mercado se está estabilizando. “No se prevén importantes incrementos de compraventa de viviendas por parte de la población extranjera más allá de los habituales. Aragón no tiene playa para atraer a turistas del norte que quieran invertir en inmuebles costeros, ni el foco atractivo de Madrid, donde sí que se ha registrado un incremento de compradores iberoamericanos (Venezuela o Colombia, entre otros) como resultado de la inestabilidad política y económica de sus países de origen”, explica Cruz.

Situaciones como estas son muy puntuales en Aragón. “Hay casos de población extranjera que compra una residencia de elevado valor mientras viven en su país de origen, pero son muy aislados”, apunta. Como ejemplo pone algunas de las transacciones realizadas por población china, que ya tiene familiares instalados en la Comunidad. “Al adquirir el inmueble tienen acceso total a España, por lo que pueden ir y venir con facilidad, además de estar con su familia”, afirma.

La tendencia nacional se basa en un incremento más sostenido de la compraventa de inmuebles por parte de la población extranjera. Reino Unido, Francia, Alemania y Rumanía son los países que más invierten en España. Sin embargo, los pisos no son de igual valor ni están situados en el mismo espacio. Así, los suecos llegan a invertir una media de más de 2.300 euros por el metro cuadrado; mientras que los originarios de Marruecos apenas desembolsan 700 euros por metro cuadrado. En general, los inmuebles adquiridos tienen un coste de unos 1.700 euros el metro cuadrado. Esto supone que una vivienda de 90 metros cuadrados se compre por menos de 155.000 euros.

Tipo de viviendas

Frente a los 1.700 euros de media que invierten los extranjeros en la adquisición de viviendas en España, en Aragón este importe desciende a poco más de 760. Una cifra reducida, pero no la menor del país. Todavía destinan menos dinero (o la vivienda está más barata) en La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León. En las Islas Baleares la tónica es opuesta: cerca de 3.000 euros por cada metro cuadrado. “En Aragón generalmente se adquieren viviendas de unos 100.000 euros. Las habituales para cualquier persona que reside en la Comunidad y pretende seguir haciéndolo. No son adquisiciones de lujo como en la costa española”, puntualiza Cruz.

Por estos precios hay pisos disponibles en diferentes puntos de Zaragoza. Eso sí, siempre de segunda mano. En algunos hay posibilidad de ascensor, en otros no. Lo mismo ocurre con el garaje. La disponibilidad es mayor en el Casco Histórico y en los barrios periféricos y tradicionales; pero sobre todo en los municipios cercanos a la capital aragonesa. En el resto de la Comunidad también hay muchas opciones.

Etiquetas
Comentarios