Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El 56% de las 327.000 viviendas de Zaragoza superan ya los 40 años de antigüedad

Los expertos piden multiplicar al menos por cinco las ayudas para afrontar las obras de rehabilitación de los inmuebles.

Grupo Alferez Rojas. Mejoras en fachadas y accesibilidad de edificios / 07-11-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Tres bloques del grupo de viviendas Alférez Rojas mejoraron su accesibilidad y las fachadas.
Guillermo Mestre

Un total de 183.430 viviendas de Zaragoza fueron construidas entre 1940 y 1980, lo que supone el 56,1% del parque inmobiliario de la ciudad, según el último censo. Además, 55.515 no disponen de ascensor y, de estas, la inmensa mayoría (44.110) se encuentran en edificios de cuatro o más plantas, lo que supone un importante déficit para sus residentes, en especial para los de mayor edad. Por ello, los expertos reclaman a las administraciones públicas que multipliquen las ayudas para la rehabilitación, ya que el actual ritmo de intervención es «insuficiente» si se quiere cumplir con las exigencias de la Unión Europea.

En concreto, urgen las reformas para subsanar dos tipos de deficiencias: «Las viviendas construidas antes de 1980 no disponían de ninguna normativa que les obligase a incorporar aislamiento térmico, por lo que son muy deficientes en esta materia y junto con la falta de ascensores son las principales carencias de estos edificios y el principal objeto de las rehabilitaciones, además de la renovación de instalaciones o las de mera conservación», explica Juan Rubio, director del Observatorio Ciudad 3R, una nueva plataforma de gestión de datos sobre regeneración urbana en Zaragoza.

"Las viviendas construidas antes de 1980 no disponían de ninguna normativa que les obligase a incorporar aislamiento térmico"

Compromisos con Europa

Sin embargo, y pese al esfuerzo inversor en este apartado de los últimos años –al margen del bajón durante la crisis–, los expertos reclaman aumentar el ritmo de intervenciones. En unas recientes jornadas sobre rehabilitación celebradas en el Paraninfo, Belinda López-Mesa, directora de la Cátedra de Zaragoza Vivienda, destacó que «ya nadie discute la importancia de la regeneración y la rehabilitación energética», y recordó los compromisos adquiridos con la Unión Europea. Entre otros aspectos, el país debe reducir los gases de efecto invernadero un 20% en todos los sectores productivos y un 10% en la construcción de viviendas en 2020. «España cuenta con una de las estrategias mejor valoradas, el reto ahora es incrementar las tasas de rehabilitación que actualmente son muy bajas», advirtió.

En este sentido, Rubio recuerda que «Aragón tiene 330.000 viviendas que se construyeron entre 1940 y 1980, y se está rehabilitando a un ritmo de 300 al año», cifra que para el que fuera en el pasado responsable del área de Rehabilitación Urbana de Zaragoza Vivienda es «insuficiente». A su juicio, el esfuerzo en rehabilitación «se debe multiplicar como poco por cinco», para incorporar en los edificios más antiguos, sobre todo, aislamientos adecuados en fachadas y ventanas y rampas de acceso y ascensores.

Cien millones de euros invertidos en las últimas tres décadas

Los expertos en vivienda recuerdan que las inversiones en rehabilitación no solo mejoran el estado del parque inmobiliario, aquejado en buena medida de falta de accesibilidad y aislamiento, sino que también repercute en la creación de empleo y en la regeneración urbana. Las administraciones han ido tomando conciencia de ello, y cada vez destinan más recursos en este apartado. Según los datos que maneja Juan Rubio, director del Observatorio Ciudad 3R, desde 1989 hasta 2018 se han invertido 100 millones de euros en ayudas que han inducido obras por valor de 264 millones.

Estas intervenciones han llegado, en mayor o menor medida, a 60.398 beneficiarios. De hecho, durante algunos años Zaragoza fue la ciudad de gran tamaño en España con mayor esfuerzo inversor municipal, con 17 euros por habitante y año.

En el último ejercicio, el Ayuntamiento ha aprobado ayudas para la rehabilitación por valor de 3,8 millones de euros, cifra que en el caso de la DGA asciende hasta los 12. En cualquier caso, la tendencia tendrá que ser al alza para cumplir con las exigencias europeas.

Etiquetas
Comentarios