Despliega el menú
Aragón

ESPECIAL SAN JORGE: 23 DE ABRIL

“En ese momento no ves el peligro. Solo piensas en llegar hasta la persona”

David López, agente de la Policía Local, no dudó en tirarse al Ebro para salvar a una joven de morir ahogada. Un curso de socorrismo y la ayuda de dos ciudadanos fueron esenciales para ese momento.

David López.
David López.
Ayuntamiento de Zaragoza

David López nunca olvidará la noche del 22 de septiembre. Aquel día había salido a patrullar junto a su compañero de la Policía Local por la zona de Delicias y La Almozara. Además, formaron parte del operativo por el partido entre el Real Zaragoza y el Lugo. Pocos minutos después se tiró al río para salvar la vida de una joven, que actualmente ha recuperado su vida habitual. "Cuando nos llegó el aviso de que había una persona en el río, no me planteé que me fuera a tirar", reconoce siete meses después del suceso. 

Al llegar a la altura del puente del Tercer Milenio, vieron a esta joven intentando flotar en el agua. "En ese momento valoré diversas opciones: hacia dónde iba la corriente, si los compañeros de la otra margen del río tenían un acceso más seguro a ella... pero en el momento en el que vi que desaparecía, supe lo que tenía que hacer", recuerda. Se quitó toda la ropa que llevaba encima y se lanzó al río. "En el curso de salvamento que había dado nos hicieron una prueba de nadar vestidos para que comprobáramos todo lo que pesa la ropa mojada", explica este agente.

No recuerda si el agua estaba fría o no. Solo sentía la corriente que lo empujaba y la necesidad de alcanzarla "lo antes posible". "Lo más complicado fue llegar hasta ella y asegurarla. Gracias a Pablo y Miguel Ángel (dos vecinos de Zaragoza que no dudaron en ayudarlo) conseguimos arrastrarla hasta la orilla", puntualiza. Tampoco era consciente de los peligros existentes en la zona, donde hay dos pozos de entre 7 y 8 metros de profundidad. “En ese momento no ves el peligro. Solo piensas en llegar hasta ella”, sostiene. 

Como reconocimiento a la labor llevada a cabo, David López recibirá la Medalla de Oro de la Policía Local de Zaragoza. "Es una gran ilusión recibir este reconocimiento. Es la mayor distinción que se puede entregar", puntualiza. También Pablo y Miguel Ángel serán condecorados con la Medalla de Plata al Mérito Profesional. "Tuve mucha suerte porque uno había hecho un curso de socorrismo y el otro llevaba un año nadando", apostilla López. Al mismo tiempo recuerda que lanzarse al agua sin estar preparado es una temeridad. "Nunca me planteé que pudiera salvar una vida en el Ebro. Siempre pensé que el curso me serviría más si hubiera un ahogamiento en la playa o incluso en una piscina", sostiene. 

Más de 15 años en la Policía Local

López lleva en el cuerpo desde 2003. "Cuando comienzas, te planteas que puedes ayudar a la gente. Formas parte de un servicio público pero no te conciencias de hasta donde llega, que puedes salvar vidas", reconoce. De hecho, esta es la primera vez que es determinante para que una persona continúe con vida. "Un mes antes, asistí a dos personas por infarto, pero finalmente no pudimos hacer más. Me quedé con un mal sabor de boca", explica. 

La Policía Local suele ser uno de los primeros cuerpos de seguridad y salvamento en llegar a los accidentes y otras atenciones. "Cuando se recibe un aviso, como estamos patrullando, podemos llegar más rápido. Nuestro objetivo es intentar ayudar en todo lo que podamos. Por ello tenemos formación en reanimación cardiopulmonar. En estos momentos, el tiempo es oro", puntualiza. El caso de esta joven es un buen ejemplo. Sin la formación adecuada y sin estar patrullando por la zona puede que no hubiera tenido el desenlace deseado. 

- Consulta las últimas noticias de San Jorge.

Etiquetas
Comentarios