Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

¿Dónde lanzarse con el trineo en Aragón?

La nieve comienza a aparecer en el paisaje y con ella, la posibilidad de salir a la montaña a deslizarse sobre la superficie blanca. Las estaciones de esquí cuentan con pistas especiales pero hay también otros lugares.

Un niño y un adulto se deslizan en trineo en la estación de Cerler.
Un niño y un adulto se deslizan en trineo en la estación de Cerler.
Aramón

Aunque la nieve está llegando con cuentagotas, podemos aprovechar en cualquier momento una pequeña nevada para salir a la montaña y deslizarnos en trineo, una diversión especialmente indicada para disfrutar con niños. No faltan lugares apropiados para ello. En el Pirineo, el refugio de Linza, al que se llega desde la carretera de Ansó, ofrece buenas oportunidades para lanzarse sin peligro por las zonas de ladera; y cuenta con servicio de bar-restaurante para tomarse algo calentito tras un rato de deslizarnos en la nieve. También los llanos del refugio de Lizara, bajo la cima del pico Bisaurín y a unos 10 km de Aragüés del Puerto, son un paraje de gran belleza y perfecto para disfrutar del trineo.

El refugio de Gabardito, a 14 km de Hecho, es punto de salida para rutas de esquí de travesía y reúne buenas condiciones como pista de trineos. En el centro del Parque Natural Posets-Maladeta, los Llanos del Hospital (Benasque) es otra zona interesante para deslizarse sobre la nieve; lo mismo que el Espacio Nórdico del Balneario de Panticosa.

En el sistema ibérico, el Moncayo es también un lugar al que acercarse con nuestro trineo; mas arriba del centro de interpretación de Agramonte se encuentra algún lugar apropiado. En la sierra de Albarracín, el espacio nórdico de la Muela de San Juan, en Griegos, ofrece buenos parajes para lanzarse en trineo.

Pistas en las estaciones

Por supuesto, las estaciones de esquí son otra gran opción, ya que cuentan con pistas especialmente preparadas. La zona de trineos de Ampriu, en la de estación de Cerler, dispone de un área exclusiva para trineos y cinta remontadora para facilitarnos la subida una y otra vez. No es fácil que los niños se aburran pero, por si acaso, en la misma zona hay un carrusel de nieve, tirabolas y otras atracciones. Está ya abierta.

Petrosos Park, en la estación de Formigal-Panticosa posee igualmente una zona destinada a los trineos. Ubicada en el sector de Panticosa (aún cerrada), se encuentra al final de la subida en telecabina y cerca de la zona de miradores, y cuenta con un espacio adyacente para jugar con la nieve y para que los más pequeños puedan fabricar sus muñecos.

Formigal ofrece diversión en trineo solo para adultos con Tobogganig, una actividad nocturna en la que, al caer el sol y tras cenar en la Trattoría Cantal, los participantes descienden en un trineo clásico de madera por una pista iluminada de 2,5 kilómetros de largo.

La estación de Astún, ya abierta, cuenta con una zona de trineos, destinada únicamente a este fin, a la que se accede con la pulsera que da derecho a este servicio.

Descenso nocturno

También Candanchú cuenta con una zona lúdica para el disfrute de los más pequeños donde se ubica la zona de trineos, acotada solo para este uso. Conviene estar pendiente de la información meteorológica ya que podrá utilizarse en cuanto la estación abra. La pista cuenta con cinta transportadora para hacer el remonte sin esfuerzo; la pista está muy cerca del parking y la cafetería.

Por su parte, Teruel cuenta con dos estaciones muy familiares: Valdelinares y Javalambre, en las que también existe pista de trineos para que los más pequeños tengan una primera aproximación a la nieve. Valdelinares se encuentra ya abierta. En ambas, la zona de trineos está totalmente acotada y acondicionada con colchonetas para que nadie acabe lesionado; y facilitan el remonte mediante cinta transportadora. Además, también se pueden hacer bolas de nieve para lanzarlas contra una diana y subirse a un ‘rotondo’, una especie de flotador con el que deslizarse por la superficie nevada.

Etiquetas
Comentarios