Aragón

Gobierno y oposición cargan contra el Pacto Nacional del Agua que propone Casado

Lamentan que el debate del trasvase se reabra a 6 meses de las elecciones y recuerdan que el Estatuto de Autonomía lo impide

Pablo Casado, en Teruel.
Antonio García/Bykofoto

El portavoz del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, subrayó ayer la "oposición radical" del Ejecutivo PSOE-CHA a cualquier tipo de trasvase. Lo hizo en respuesta al Pacto Nacional del Agua que propuso el sábado el presidente del PP, Pablo Casado, en Murcia, que plantea cesiones entre cuencas siempre que haya acuerdo entre las partes.

El también consejero de Presidencia recordó que el Estatuto de Autonomía posibilita una reserva de más de 6.000 hectómetros cúbicos de agua e impide cualquier trasvase. También criticó que Casado perdiera el viernes en su visita a Teruel "una magnífica oportunidad" para decir cuáles eran sus intenciones.

El portavoz arremetió contra el PP-Aragón por "no defender los intereses de los aragoneses ante su líder". No obstante, los populares ya aclararon el propio sábado que entre las 300 medidas que recoge la propuesta de Casado, que serán presentadas esta semana en el Congreso, no aparecerá un trasvase del Ebro al Segura.

El resto de partidos también se unieron a las críticas. Podemos ya cargó el domingo contra el PP por querer "imponer trasvases y obras ruinosas" y ayer fueron PAR, Ciudadanos, CHA e IU los que se opusieron a Casado.

La formación que lidera Arturo Aliaga aseguró que se opondrá y que hará todo lo necesario para evitar un hipotético trasvase. Abogó, a este respecto, por descartar definitivamente este debate, ya que "la amenaza vuelve cada vez que hay elecciones". Para Javier Martínez (Cs) "no es aceptable" que se utilice la política hídrica para "planteamientos electoralistas" o para fomentar un enfrentamiento entre territorios. "No es cuestión de trasvase sí o trasvase no, sino de evaluar los recursos hídricos y pactar las infraestructuras necesarias", dijo.

Gregorio Briz subrayó que CHA va a estar "siempre en desacuerdo" con cualquier planteamiento de trasvase. "No se puede estar especulando siempre con lo mismo. En Aragón no sobra agua", aseveró. Teme, no obstante, que el plan pueda aprobarse en el Congreso "si determinados partidos se pliegan". Patricia Luquin (IU), por su parte, criticó que a Casado le importe "tan poco" un tema tan sensible "con tal de arañar unos votos" y dio "un no rotundo" a su propuesta.

Etiquetas
Comentarios