Aragón
Suscríbete

Los municipios del Pirineo temen más sanciones por la falta de depuradoras

Aseguran ser “los más perjudicados” por el ICA y el sistema actual y urgen a construir las plantas ya proyectadas

Torrecilla (izquierda) y la diputada Marta de Santos, ayer en la comisión de estudio del ICA
Los municipios del Pirineo temen más sanciones por la falta de depuradoras
Guillermo Mestre

Los municipios del Pirineo se ven abocados a "incumplimientos forzados" de las directrices europeas por la falta de depuradoras, circunstancia que podría acarrear más sanciones. Esta es la denuncia que hizo ayer el presidente de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), Pablo Castán, en la comisión especial de las Cortes que estudia la aplicación del polémico Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA). Allí aseguró que el norte de Aragón es "el gran perjudicado" por el plan de depuración y el ICA.

Castán recordó que, aunque a que estas depuradoras fueron declaradas de interés general, cientos de municipios siguen sin poder tratar sus aguas pese a llevar pagando este impuesto desde 2009. El presidente de Adelpa acusó a la DGA de "vulnerar el principio de quien contamina paga" y urgió a construir las plantas ya proyectadas "sin más coste para los ayuntamientos". También instó al Ejecutivo autonómico a asumir las sanciones impuestas por la Confederación Hidrográfica del Ebro por verter sus aguas residuales sin depurar.

Maribel Torrecilla, presidenta de la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) se sumó a esta petición. En su opinión, es necesario "corresponsabilizar al Gobierno de los errores de ejecutivos anteriores". Por este motivo, defendió un ICA que "rompa con el actual modelo" y haga que la Administración asuma al menos 11 millones de euros de la deuda del fallido Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración. Su propuesta, centrada en dividir el ICA en un impuesto y una tasa que solo pagarían los municipios con depuradora, reduciría el coste del metro cúbico facturado, que en el caso de Zaragoza pasaría de 1,108 euros a 0,9. "Haría que el recibo de un hogar de cuatro personas se abaratase en torno a un 62%", manifestó.

La RAPA defiende que su alternativa "está consensuada, es posibilista y va orientada hacia la sostenibilidad". Insiste, asimismo, en que los ayuntamientos recuperen las competencias y en que la gestión del ciclo integral del agua esté "libre de negocios".

Guillén llama "payaso" a Híjar

La última provocación del concejal de ZEC Pablo Híjar, que este sábado se comió literalmente el recibo del ICA, sigue provocando reacciones. La última, la del portavoz del Gobierno, Vicente Guillén, que ayer aseguró que el Ejecutivo PSOE-CHA sigue dispuesto a hablar, "pero sobre todo con gente seria, no con payasos". "Este tipo de actuaciones casi obscenas no favorecen en nada una relación que tendría que estar basada en la normalidad", aseveró.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión