Aragón

La superficie quemada entre junio y julio se reduce a una sexta parte respecto a 2017

Aragón empezará agosto en alerta máxima por riesgo de incendios forestales

Miembros del operativo de extinción de incendios apagan un fuego causado por un rayo en Zuera
Miembros del operativo de extinción de incendios apagan un fuego causado por un rayo en Zuera
Helitransportada de Ejea

El número de incendios registrados entre junio y julio en Aragón se ha reducido a una tercera parte respecto a 2017. Hasta el día 24, el último del que se tienen cifras definitivas, se habían contabilizado 33, un dato que nada tiene que ver con los 104 de hace un año. La superficie quemada también permanece "muy por debajo" del promedio. En los últimos 60 días apenas han ardido 22 hectáreas frente a las 130 de 2017. La explicación, apunta el jefe de servicio de Gestión de Incendios Forestales y Coordinación del Gobierno de Aragón, Marco Lorenzo, está "en la humedad de los combustibles forestales vivos", que todavía se encuentran en niveles elevados.

Pese a mejorar los registros de 2017, un año ya de por sí "bueno", el operativo sigue en alerta, ya que, como señala Lorenzo, "queda mucho verano y la meteorología en Aragón es muy fluctuante". El problema, explica, es que las buenas condiciones propiciadas por las abundantes precipitaciones de la primavera "están empezando a cambiar". "Ahora sí, comienza a notarse el verano", asegura.

La Comunidad encara agosto en alerta máxima por riesgo de incendios forestales, un aviso que se extiende a la práctica totalidad de las comarcas. Hasta ahora se han registrado 26 conatos y siete fuegos de más de una hectárea, aunque ninguno de ellos ha supuesto problemas para operativo, compuesto por más de 1.200 efectivos. El registrado el jueves en Jaraba es, por el momento, el más reseñable.

El fuego, originado por la chispa de una cosechadora, calcinó 11,7 hectáreas y obligó a actuar a una cuadrilla helitransportada, dos terrestres y una autobomba. Fue necesario, asimismo, movilizar a las Brigadas de Refuerzo (Brif) y a los Bombero de Calatayud. También destaca el del día 22 en Alcalá del Obispo (Huesca). No obstante, en este caso solo ardieron cinco hectáreas. Hace un año, el más virulento arrasó 72,23 hectáreas (52,84 de arbolado).

Por semanas, la más activa fue la del 25 de junio al 1 de julio, en la que se registraron siete conatos y tres incendios de más de una hectárea, aunque ninguno de relevancia. Para las próximas horas, el Gobierno de Aragón espera que las elevadas temperaturas y las bajas humedades propicien un aumento en el ritmo de desecación de los combustibles.

Esto, según recoge el último boletín de incendios de la dirección de Gestión Forestal, hará que aumente el riesgo de propagación por convección, factor que podría influir "de forma importante". El Ejecutivo autonómico alerta de posibles igniciones accidentales derivadas de la cosecha del cereal, que se podrían propagar de forma rápida en lugares con viento. Aunque en numerosas comarcas la campaña de recolección está ya bastante avanzada, desde el Departamento se insta a extremar la precaución para evitar contratiempos.

Zaragoza, con 15, ha sido la provincia que más incendios ha registrado este verano. En Huesca se han originado 11 y en Teruel, siete, todos ellos conatos. Sindicatos como CC. OO. han denunciado en las últimas semanas la abundante presencia de árboles caídos en puntos como la sierra de Albarracín a consecuencia de las fuertes lluvias y nevadas de los últimos meses. Se trata de un problema que, llegado el momento, podría dificultar las tareas de extinción. No obstante, Lorenzo defiende que el Gobierno de Aragón "siempre repasa las pistas" tras episodios de estas características para que los efectivos no encuentren árboles caídos que dificulten la accesibilidad.

Causas principales

Las negligencias están detrás del 46,3% de los incendios registrados este 2018 en Aragón. También hay un 12,8% de fuegos intencionados y un 11,4% que obedecen a causas accidentales (11,4%). Las estadísticas del Gobierno de Aragón revelan que "se están empezando a notar incrementos de incendios provocados por un rayo", causa natural que, por el momento, ha originado el 10,1% de los episodios. Hay, además, un 18,1% que comenzaron por motivos desconocidos.

Etiquetas
Comentarios