Aragón
Suscríbete por 1€

Las aseguradoras despliegan ya a sus técnicos para evaluar los daños de la riada

El agua aún acumulada en los campos podría retrasar las labores de tasación

Estado en el que se encontraban los campos de la ribera baja a finales de semana
Las aseguradoras despliegan ya a sus técnicos para evaluar los daños de la riada
Toni Galán

Las aseguradoras preparan ya "acciones masivas" para evaluar los daños de la última riada, que habría anegado hasta 20.000 hectáreas de cultivo en Aragón, según las estimaciones de la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre). Juan Cruzán, delegado territorial de Agroseguro en Aragón, confirma que hasta 30 técnicos visitarán en las próximas semanas las explotaciones dañadas en la ribera del Ebro.

Cruzán explica que no se ha actuado masivamente hasta ahora "por que el agua seguía retenida en los campos". Recuerda, en este sentido, que esta avenida –de tipo meseta– ha sido distinta a otras, ya que el caudal del Ebro tardó días en bajar de los mil metros cúbicos por segundo. La previsión, recalca, ha sido siempre actuar "tan pronto como descendiese el nivel y se pudiese acceder a las parcelas", algo que no ha sido posible hasta ahora.

La aseguradora tiene constancia de más de 8.000 hectáreas afectadas, aunque prevé que la cifra aumente conforme el agua vaya desapareciendo de los campos. "Hay daños en más de 10.000 parcelas", apunta el delegado territorial de Agroseguro. De poder acceder a todas, la tasación duraría unos 15 días. No obstante, Cruzán cree que esta vez se necesitarán más, ya que "hay parcelas que van a tardar tiempo en evacuar el agua. "Serán los cultivos y la propia situación de las explotaciones la que nos marque los plazos", dice. El compromiso es pagar "como tarde, a los 60 días de haber valorado el siniestro". "Somos conscientes de que los agricultores necesitan la indemnización para continuar su actividad", afirma.

Pese a que los técnicos ya han visitado algunas fincas, su presencia en campos y granjas se intensificará en los próximos días. "Puede que en algunos casos sea necesario hacer varias visitas", admite. Por los cultivos que hayan quedado totalmente dañados, los agricultores percibirán hasta un máximo del 80% del valor tasado (existe una franquicia del 20%). No obstante, el Gobierno de Aragón ya ha adelantado que asumirá el porcentaje restante como parte de las medidas de urgencia que se aprobarán para minimizar las consecuencias de la riada.

Aunque aún no hay una estimación definitiva, desde Agroseguro aseguran que las indemnizaciones "serán muy probablemente millonarias". Cruzán destaca que las afecciones que provocaron crecidas como la de 2015 se pagaron en plazo y que únicamente quedan pendientes aquellos casos que se llevaron a los tribunales.

Los agricultores, por su parte, confían en que las indemnizaciones lleguen "cuanto antes" y en que los caminos, las infraestructuras y las defensas que cedieron a la fuerza del agua se reparen con carácter de urgencia para evitar mayores afecciones.

Frente común en Quinto

La Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre) ha convocado hoy a alcaldes, sindicatos y comunidades de regantes en Quinto para exigir al Gobierno de España que actúe "de inmediato" contra los daños provocados por la última avenida extraordinaria. Su presidente, Alfonso Barreras, recuerda que "han pasado ya 20 días" y que "no ha habido movimientos por parte del Ejecutivo central ni del Gobierno de Aragón".

A su entender, decir que se está a la espera del informe definitivo de daños "no es excusa", ya que "en la riada de 2015, el decreto salió a la semana siguiente". "Sin el decreto y la declaración de zona de urgente actuación estamos todos parados", señala. El problema, destaca Barreras, es que municipios como Pina o Quinto están "expuestos", ya que las motas que se rompieron no han sido reparadas. "Estamos en ‘stand by’, esperando con todo abierto a que no venga más agua", añade.

El colectivo insta a las administraciones a "dejarse de excusas". "Hace falta voluntad política, los afectados tenemos que presionar. Necesitamos hechos, no palabras", añade. Asafre, que estima que en Aragón, Navarra y La Rioja se han visto afectadas más de 35.000 hectáreas de cultivo, urge a "hacer frente común" y defiende que las zonas afectadas sean objeto de una actuación "rápida y preferente".

La asociación, que ya ha enviado un escrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a este respecto, considera que la declaración de zona de urgente actuación tendría que haberse producido "de inmediato". "Los más afectados vuelven a ser los ribereños", manifiesta Barreras.

El encuentro, previsto a las 11.00 en el salón cultural de Quinto, está abierto "a todos los vecinos", no solo a los afectados. Llega solo unos días después de que la Delegación del Gobierno, el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza creasen una comisión para coordinar las ayudas. Pretende ser una llamada de atención a las administraciones públicas. También servirá para "hacer balance de lo ocurrido y de lo ya hecho", así como para consensuar el camino a seguir.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión