Branded
Suscríbete

especial agenda 2030

Las cifras del hambre y la pobreza en el mundo

Los dos primeros Objetivos de Desarrollo Sostenible persiguen reducir el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión, un colectivo que ha aumentado en el último año por culpa de la crisis sanitaria provocada por la covid.

Los hogares más vulnerables son en los que residen niños y adolescentes.
Los hogares más vulnerables son en los que residen niños y adolescentes.
Unsplash

La crisis sanitaria provocada por la covid ha aumentado el número de personas que, en España, se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión. Los datos del informe Arope –que contabiliza la población que se encuentra en riesgo de pobreza, con carencia material o con baja intensidad en el empleo– muestran que, en el año 2020, un total de 12,5 millones de personas, el 26,4% de la población española, se encontraba en esta situación.

Esta cifra supone un aumento de más de un punto con respecto al ejercicio anterior y el fin de la tendencia descendente establecida en los últimos cinco años. En términos absolutos, y combinado con el aumento de población, el incremento de la tasa implica que unas 620.000 personas se han sumado a la lista en el último año. Por otra parte, este trabajo también señala que tener hijos es un importante factor de riesgo de pobreza y/o exclusión, ya que los hogares en los que viven niños y adolescentes tienen tasas más altas en los principales indicadores que aquellos domicilios donde solo residen adultos.

A nivel global, y de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU), el 10% de la población mundial, unos 700 millones de personas, se encuentra en situación de pobreza extrema, es decir, tiene dificultades para llevarse algo de comida a la boca, cubrir su salud, tener una educación y acceder al agua y al saneamiento. Se considera que alguien se encuentra en situación de pobreza extrema si su ingreso diario es inferior a 1,25 dólares. Aunque estas tasas se han ido reduciendo en los últimos años, la pandemia ha puesto en riesgo los avances logrados.

Un problema creciente

Por otro lado, las situaciones de pobreza llevan aparejado el problema del hambre, que afecta a cerca de 690 millones de personas en el mundo –un 8,9% de la población– y cuya tendencia está en alza. De seguir el ritmo actual, se estima que para 2030 serán más de 840 millones de seres humanos los que se encontrarán en esta situación.

Este mismo año, la oenegé Oxfam Intermón ha alertado, a través del informe titulado ‘El virus del hambre se multiplica’, que, en la actualidad, hasta once personas están muriendo de hambre cada minuto en el mundo. La investigación vincula esta realidad a los conflictos, el clima y la pandemia, que se han convertido en las principales causas de la crisis alimentaria que azota Afganistán, Etiopía, Sudán del Sur, Siria, Yemen, Brasil, India o la región del Sahel, entre otros lugares del mundo.

El informe también describe cómo la inestabilidad económica, acentuada por la covid, y el agravamiento de la crisis climática han llevado a decenas de millones de personas a pasar hambre. El desempleo masivo y las grandes alteraciones en la producción de alimentos han provocado que el precio de los alimentos se dispare un 40%, el mayor aumento en más de una década.

Todas estas cifras, y los rostros que están detrás, ponen de manifiesto la importancia de acabar con la pobreza y favorecer y asegurar el acceso de todos a una alimentación sana y nutritiva, objetivos promovidos por los dos primeros ODS.

Evolución de estos objetivos en españa

Los datos del informe Arope, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, ponen de manifiesto que, en España, el cumplimiento de la meta 1.2 de la Agenda 2030, que hace referencia a la reducción de la pobreza en todas sus dimensiones, acumula un importante retraso. La materialización de esta demora es que, en el año 2020, un total de 12,5 millones de personas se encontraban en riesgo de pobreza y/o exclusión social, es decir, el 26,4% de la población española.

Según este trabajo, desde 2015, año en el que se estableció este compromiso, se ha hecho menos de la mitad de lo necesario para cumplir proporcionalmente con el objetivo.

Un cumplimiento ajustado al tiempo transcurrido exigiría una disminución de 4,8 puntos porcentuales en la tasa, sin embargo, hasta el momento solo se ha reducido en 2,2 puntos. Respecto a la tasa de pobreza, la demora también es manifiesta. De una reducción necesaria de 3,7 puntos, hasta el momento solo se ha conseguido disminuir en 1,1.

- Ir al especial 'Agenda 2030'

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión