Branded
Suscríbete

agenda 2030

El agua, un bien escaso que hay que valorar

El reto que persigue el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 es que este líquido elemento, indispensable para la vida, siga siendo un bien equitativo, asequible y disponible para todos.

España puede puede presumir de unas infraestructuras y un tejido empresarial y administrativo que hace que casi la totalidad del agua sea potable.
España puede puede presumir de unas infraestructuras y un tejido empresarial y administrativo que hace que casi la totalidad del agua sea potable.
Pixabay

"Agua, ¿dónde vas? Riendo voy por el río a las orillas del mar. Mar, ¿adónde vas? Río arriba voy, buscando fuente donde descansar". Este poema infantil, que escribió Federico García Lorca, es una utopía en decenas de lugares del mundo, donde la sequía está haciendo estragos. Muchos rincones de la Tierra donde acceder al agua potable es todo un camino de obstáculos, al que se quiere poner fin gracias a la estrategia que se encierra detrás del ODS 6.

En estos momentos, cuando parece que abrir un grifo es un acto mecánico, natural y corriente, sigue habiendo miles de personas, una de cada tres, que no tiene acceso a agua potable salubre. Además, dos de cada cinco personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre.

Según informes recientes de la Organización de las Naciones Unidas, más del 40% de la población mundial vive sometida a la escasez de agua en su territorio, una cifra que aumenta cada año debido a la subida de las temperaturas, que provocan que los territorios se enfrenten a un elevado estrés hídrico.

El cambio climático está detrás del aumento de las sequías, inundaciones y desertificación. Y no solo eso, en 2050, si no se hace nada por revertir la situación, la ONU calcula que al menos una de cada cuatro personas se verá afectada por la escasez recurrente de agua.

Humedales

 Y no solo se trata de un problema de suministro de agua potable para el consumo. En el último siglo, el 70% de las zonas húmedas naturales del mundo ha desaparecido, tal y como recoge el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Y esto es algo de lo que en España se puede dar buena fe, ya que la naturaleza semiárida o árida de gran parte del territorio y el creciente contexto de desertificación hace que la problemática del agua esté presente en mayor medida que en el resto de la Unión Europea.

Según estudios del Instituto Nacional de Estadística (INE), de cara al año 2030, un 65% de la población española sufrirá las consecuencias de esta escasez. Este problema se deja ver en reservas de agua naturales, con especial incidencia en zonas del este y del sur peninsular, además de los archipiélagos balear y canario. Por todo ello, no hace falta viajar al futuro o ir al cine para observar una problemática que ya es real.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión