Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

"Cuesta entender este periodo tan duro y nocivo como está siendo el agapitismo"

El periodista de HERALDO DE ARAGÓN Paco Giménez ha contestado a los lectores.

Heraldo.es. Zaragoza Actualizada 26/10/2012 a las 13:40
1 Comentarios
Paco Giménez en Heraldo.es

1.- Paco te sigo desde tus tiempos en Carrusel Deportivo y despues en 'La prórroga'. Creo que se te da muy bien contar cosas por la radio. ¿No has pensado en compaginarla con HERALDO?
Buenos días a todos los internautas. Agradezco tu fidelidad y tu valoración. La radio sigue siendo para mí algo de gran valor, un lugar entrañable y mágico donde la información adquiere dimensiones únicas de cercanía, inmediatez y calor entre el emisor y el receptor. En estos momentos, tras 23 años de profesión, sigue siendo el medio donde más tiempo he estado desarrollando el periodismo. Pero desde hace 8 años, el HERALDO DE ARAGÓN es el núcleo de mi trabajo, el lugar donde mi cabeza está las 24 horas del día. Me queda como pequeño enganche con la radio la presencia de los lunes en la tertulia zaragocista de Onda Cero, en el restaurante Montal, donde puedo matar el gusanillo cada semana hablando del Real Zaragoza y todas esas cosas que nos vienen pasando en los últimos tiempos. Lo de compaginar dos medios es muy complicado. El periodismo no puede hacerse correctamente a toda velocidad, yendo de aquí para allá todo el día. Se necesitan tiempos muertos de reflexión, de interpretación, de captación de datos. Y el estrés de estar desde las 8 de la mañana hasta la 1 de la madrugada involucrado en varios canales de comunicación impide trabajar correctamente. Además, esa época corresponde más al perfil de la gente que está empezando, a quienes deben engancharse a la profesión con 22, 25 o 28 años. Esa etapa, a mí, hace un tiempo que se me quedó atrás. Es necesario conciliar el trabajo con la familia, el reposo y la calidad de vida. Al menos, en la medida en que esto sea posible en un trabajo lleno de servidumbres horarias donde el reloj nunca cuenta.


2.- Sr. Giménez: yo creo que los entrenadores cuando llegan a un club y hacen las cosas “sencillas”, triunfan y luego cuando van de veteranos, inventores, complicados etc., fracasan, ¿Por qué cree Vd. que puede pasar eso? ¿Le puede pasar a Manolo Jiménez? Gracias y encantado.
En el Real Zaragoza estamos viviendo una espiral demoniaca en los últimos tres años, donde los mismos entrenadores que obran milagros caen meses después víctimas de su incapacidad para reiniciar el proyecto con nuevas caras e ilusiones. En este curioso episodio caben las figuras de Marcelino, Gay y Aguirre. Lo que usted denomina "cosas sencillas" considero que se trata de ese tipo de decisiones a la desesperada que, cuando cada entrenador de los citados las ha tenido que adoptar para lograr el dificilísimo objetivo, se ha visto salvaguardado porque el escepticismo, el negativismo y la ausencia total de fe en el Real Zaragoza permitía cualquier conducta. En esas circunstancias, la censura es mínima y, como además todos han acabado teniendo éxito en forma de milagro al cabo de un breve tiempo, han terminado loados por el zaragocismo, manteados por los jugadores y ensalzados como auténticos héroes pese a que su labor haya tenido, por momentos, pasajes auténticamente suicidas. Otra cosa es partir de cero tras el verano con plantillas nuevas, con 13, 14 y 15 fichajes heterogéneos venidos de aquí y allá y ser capaces de motar un equipo competitivo en pocas semanas. La política de fichajes del Real Zaragoza ha ido aniquilando a todos ellos porque es muy complicado que este modelo salga bien. Por eso es muy importante que, algún día, haya un entrenador que pueda romper esta tendencia, este bucle letal que amenaza año tras año al Zaragoza con el descenso al caer, inevitablemente, en la cola de la tabla cuando llega noviembre o diciembre. Y el actual protagonista de la película de suspense es Manolo Jiménez. Por eso es tan relevante que el andaluz sea, por fin, el primero en saltarse con pértiga este mecanismo tan tóxico que la dirección de la SAD viene aplicando a la composición de las plantillas desde 2007. Claro que Jiménez puede volver a caer en la misma trampa. Pero confiemos y aportemos todos nuestro granito de arena para que así no sea. Por el bien general, claro.

3.- Hola. A mi me gustaría saber si usted tiene, como yo, la sensación de que hay determinados sectores llamados a sí mismos zaragocistas que están deseando que Manolo Jiménez falle en su cometido. También me gustaría saber cuál es su opinión y la de su medio sobre el entrenador sevillano. Gracias.
No puede pretenderse jamás la completa unanimidad de opiniones respecto de un entrenador o cualquier futbolista. Esto ha sido así desde hace un siglo y así seguirá durante el próximo, no le quepa duda. Jiménez, como todos los anteriores inquilinos del banquillo, como en cada equipo y en cada ciudad, tiene sus adeptos y también su sector crítico o gentes que no confían al cien por cien en él. Nada nuevo. Otra cosa es lo que pueda destilar esa postura áspera en determinados personajes, sabedores como somos todos en Zaragoza y Aragón de quién es quién en este reparto y de qué intenciones hay detrás de las opiniones de personajes concretos de este mundo del fútbol. La película suele repetirse. Siempre suelen ser los mismos los que acaban fotografiados metiendo palos en las ruedas, extemporáneamente, a Marcelino, Gay o Aguirre y, por lo tanto, analizando después con cierto regocijo sus fracasos finales y sus destituciones irremediables con el equipo desesperado en la zona más baja de la clasificación. Los intereses particularistas, los afanes de revancha siempre han existido en el mundillo del fútbol. Y en Zaragoza, el rencor lleva vivo, por motivos obvios que a nadie escapan, desde hace seis o siete años. Digamos que, para algún sector, el largometraje no discurrió por donde imaginaron al principio y, a partir del descarrilamiento, no han asumido que la vida sigue y que los tiempos han de derivar hacia otras rutas bien diferentes a las que soñaron. Es cuestión de nostalgia y de resquemor. Pero da igual que se trate de Jiménez, de Aguirre, de Gay, de Marcelino... Es la del perro del hortelano. En cuanto a Jiménez, creo que se trata de un entrenador trabajador, responsable al máximo de cada una de sus acciones al frente del equipo y que, por su sensibilidad personal con el medio ambiente que le ha tocado vivir desde que aterrizó en Zaragoza el pasado 1 de enero, podría ser una pieza importante en la regeneración del deteriorado Real Zaragoza del último lustro. Su perfil personal puede hacer historia. Eso sí, si los resultados se le torciesen (como ocurrió con los anteriores técnicos), este aval personal saltaría por los aires. No olvidemos que, por encima de todo, el fútbol profesional se sustenta sobre los resultados y las clasificaciones. Lo demás, cada temporada, acaba siempre en su segundo vagón de importancia.


4.- ¿Cuál es la relación actual del Real Zaragoza con los medios de comunicación?

Pues creo que la pregunta la deberían responder el Real Zaragoza y cada uno de los medios de comunicación. Yo no tengo más capacidad de respuesta que la que afecta al HERALDO DE ARAGÓN y, más concretamente, a mi persona. Y la relación es correcta. Con todos los matices que, desde el prisma de alguien que lleva más de dos décadas trabajando la actualidad del equipo, hacen que cada vez sea menos agradable y menos sencillo acometer la información diaria como consecuencia de los cambios que se vienen sufriendo en este país respecto de las instituciones, organismos o empresas y su vinculación con la prensa. Hace 20 años todo era más cercano, más natural, más racional. Hoy en día, desde hace 6 u 8 años, los gabinetes de prensa, los departamentos de comunicación están devaluando ese trato entre los periodistas y las gentes de los clubes de fútbol. La rigidez, el hipercontrol de las situaciones, el afán por espantar a los medios de comunicación de los habituales alrededores de un equipo han degenerado en un alejamiento y un enfriamiento de esas relaciones. Pero, al margen de los efectos negativos de este método general (que no solo afecta al Real Zaragoza y a la prensa de Aragón), los vínculos con el Real Zaragoza se mantienen en una línea de corrección admisible. A pesar de que venimos de vivir años muy duros, de críticas profundas, de circunstancias muy desagradables (descenso a Segunda incluido). Cada uno ocupa su lugar. Pero, insisto, esta es una opinión personal mía, que no responde globalmente a su pregunta ya que no puedo hablar por ningún medio más que no sea HERALDO.


5.- Estar en el pelotón de los torpes, con nuestra Historia y pasado, desmoraliza. ¿Cuándo cambiará este rol actual? ¿Por ciudad y por títulos, nuestro Real Zaragoza tiene que estar en ese escalón donde Valencia, Atlético de Madrid o Sevilla se encuentran ahora? ¿Se están poniendo las bases?
Ya lo creo que desmoraliza. Cuando se ha tenido la oportunidad de vivir grandes momentos a cuenta del equipo de nuestros amores, con varios títulos y diversas finales celebradas con orgullo y emoción, cuesta entender este periodo tan duro y nocivo como está siendo el del agapitismo. Es terrible. Desde el punto de vista profesional, imagínese lo que ello supone. En vez de vivir años de competiciones europeas, llenos de partidos internacionales, de gestas para la historia, de buenas clasificaciones en la Liga, de partidos con goleadas en La Romareda, de grandes triunfos a domicilio... estamos en el otro lado del espejo. Uno piensa a veces, en momentos de dureza cuando las cosas han ido muy mal y el ambiente ha estado tremendamente viciado (también la prensa es víctima de estos flujos generales, como parte directa del mundillo), que nuestra generación ha tenido mala suerte al tener que vivir esto y no una década gloriosa como la de los Magníficos, o un lustro brillante como el de los Zaraguayos, o un bienio tras inmenso en emociones como el de la Quinta de París. Te alivia observar que, cada uno de esos periodos mágicos del Real Zaragoza, acabaron siempre con graves crisis, dimisiones y, lamentablemente, descensos a Segunda y momentos delicados. Es decir, que este agujero negro que vivimos desde 2007 tiende a cambiar para bien, según manda nuestra propia línea vital. Por esto que estamos pasando, como mayor o menor profundidad (recordemos que nuestro club, en los cuarenta, se fue incluso a Tercera División durante dos temporadas), nuestros antepasados en todas las décadas ya transitaron. Y salieron adelante. Salimos adelante. Yo no tengo dudas de que, si el Real Zaragoza logra salvar este año en Primera con cierta holgura, se estarán poniendo los cimientos para retomar la normalidad en un par de años. Y, si todo sigue enfilado por el mejor y el más racional de los caminos, volver a estar en el estrato del Valencia, el Sevilla, el Atlético de Madrid o, ahora, el Málaga, en tres o cuatro temporadas. Pero necesitamos calma, unas gotas de fortuna en la actual plantilla y el cuadro técnico y que la propiedad y los dirigentes actuales no cometan los gravísimos errores de los últimos cinco años.

6.- Me han llegado rumores asegurando que Felipe Caicedo (apenas juega en la Liga Rusa), lo tiene casi hecho con el Real Zaragoza para el mercado de invierno. ¿Sabes algo al respecto? Espero que no fichen a Güiza.
Pues a mi no me han llegado rumores de que Felipe Caicedo lo tenga casi hecho con el Real Zaragoza para enero. Conociendo lo que el ecuatoriano cobra en el fútbol ruso, creo que su aterrizaje en La Romareda se queda a más de 2,5 millones de euros de distancia. Salvo que confluyan una serie de circunstancias absolutamente anómalas entre clubes y el propio jugador, futbolistas del perfil de Caicedo están fuera del alcance del actual Real Zaragoza pos concursal por motivos económicos. Y por mucha diferencia de dinero. Tanta, que es imposible de limar en una negociación. Rusia es un paraíso actualmente para los jugadores. Cobran mucho y al día. Nada que ver con lo que sucede en la vieja Europa (salvo Inglaterra). Otra cosa es que la propiedad del Real Zaragoza arme alguna estrategia financiera para intentar captar este tipo de piezas. Pero, en las actuales circunstancias generales, yo dudo mucho que lo haga. Demos tiempo al tiempo. Respecto de Dani Güiza, como ya hemos publicado en HERALDO, se trata de uno de los escasos delanteros del fútbol español que, actualmente, se halla en una situación incómoda en su club (el Getafe) y, por lo tanto, es susceptible de cambiar de aires y buscar una salida, bien traspasado, o bien cedido en busca de minutos. Te podrá gustar más o menos, podrá parecerte mejor o pero acudir a interesarse por un chico de 32 años que parece de vuelta de todo, pero es uno de ellos. Igual que Jonathan Pereira, el del Betis. O el joven Morata, el del Madrid, al que podría apetecerle disponer de minutos en un equipo como el Zaragoza en vez de chupar banquillo en el Madrid o jugar en Segunda en su filial. Ya sé que os gustan mucho los barrillos de las 'ficherías', pero no hay mucho más. Oscuro túnel el de los representantes y agentes de fútbolistas en los últimos años. Ufff...

7.- ¿Cuál es la deuda actual?
Una vez aceptada la propuesta anticipada de convenio y una vez encauzado el concurso de acreedores en el pasado mes de junio, la situación económica del Real Zaragoza es totalmente cristalina y está atada de pies y manos a un proceso legal que lo llevará hasta 2020 sometido a un calendario de pagos que no puede saltarse ni en un céntimo. No sé el fin de la pregunta. La deuda ya no es algo noticiable desde hace muchos meses, y sí ese calendario de pagos una vez aceptada la quita del 50% (o el 60% en algunos casos) aceptada por más de la mitad de los acreedores. Al final, el Real Zaragoza logrará dejar su contador de números rojos a cero en 2020 cuando acometa el pago de algo menos de 100 millones de euros según el proceso establecido por los administradores concursales y la juez encargada del caso. Por ahí, la deuda está bajo control.

8.- ¿Molinos está vivo?
Sí. Yo lo saludé el domingo en la zona de vestuarios de los Cármenes y nos felicitamos mutuamente por la importante victoria ante el Granada. Y ayer estuvo en Híjar en la inauguración de la peña zaragocista de esa localidad turolense. Eso sí, no es un hombre farandulero, ni con afán de protagonismo mediático. Quizá haya mucha gente en Zaragoza que pensara que, tras su sorprendente llegada a la presidencia ejecutiva de la SAD cuando Agapito Iglesias decididió dar ese paso atrás tantas veces solicitado en los últimos tiempos, Molinos iba a ocupar más espacios en la opinión pública y, ante una postura bien opuesta, se sienta ahora defraudada. Pero Molinos vive. Doy fe.

9.- ¿Qué hace falta para que de una vez por todas haya un campo de fútbol de Primera División en Zaragoza?
Un milagro. Y cada vez de mayores dimensiones. La crisis económica mundial, que nos tiene colapsados a todos de manera peligrosa y dolorosa en muchos casos, sabido es que se ha llevado por delante al sector del ladrillo. Que el asunto de los terrenos y la construcción vive días de desolación y devaluación brutal. Que las instituciones públicas, con los ayuntamientos al frente, atraviesan días de zozobra, de colapso en cuestiones capitales para la población y que, por ello, es imposible (porque resultaría inmoral) que puedan plantearse ahora mismo una inversión millonaria en una instalación del calibre de un estadio de fútbol. Creo que en Zaragoza se dejaron pasar algunos momentos cruciales para haber acometido esta obra y que, ahora, La Romareda apunta a seguir haciéndose viejica paso a paso durante muchos años más. A ver si escampa, pero me temo que la tormenta financiera que cae sobre todo el mundo occidental hace muy difícil que podamos ver a corto plazo un campo de fútbol nuevo por estos lares.

10.- Kevin Lacruz puede ser un caso similar Longás o piensa que aún podría tener sitio en la primera plantilla. Gracias de antemano.
Pues depende directamente de él. De que no se venga abajo y sepa superar el bache al que le han abocado decisiones equivocadas, en mi opinión, dentro de la regencia del fútbol base en el Real Zaragoza en los últimos tres o cuatro años. El maremagnum que ha supuesto el paso consecutivo por la dirección de la Ciudad Deportiva en apenas 36 meses del gallego Ernesto Bello y el argentino Juan Eduardo Esnáider ha generado, entre otras muchas barbaridades, situaciones tan confusas como el tratamiento de la progresión de varios chicos prometedores de la cantera. Entre ellos, el más relevante es el de Kevin Lacruz. Ahora, más de tres años después de su debut en Primera División (lo hizo con Marcelino en el Sanchez Pizjuán en Sevilla), Kevin debe ser fuerte y partir casi de cero para demostrar a todo el mundo que puede tener un sitio en la máxima categoría. Ojalá lo consiga. No se merece el trato, como si de una mercancía inerte se tratase, que ha recibido de los rectores deportivos de este club en los últimos tiempos. A diferencia de otros, Lacruz, como Longás, Alex, Vicente Pascual, Eneko, Goni, Laguardia, Alcolea y tantos otros chicos de la casa, carecía de padrinos con aldabas. Lo de siempre. Esa es otra asignatura pendiente de aprobar en el funcionamiento interno del Real Zaragoza. A ver si Jiménez, con tiempo y capacidad de maniobra, consigue instaurar el sentido común ahí dentro.

11.- ¿Cuáles son las posibilidades reales de este Real Zaragoza este año?
Son una incógnita. Es un equipo nuevo, lleno de gente recién llegada, repleto de jugadores sin experiencia en la Primera División española. Un grupo novato que ha de trabajar en un hábitat contaminado por los cinco terribles años anteriores, rodeado de resquemores, miedos y vicios a superar sobre la marcha. El inicio de la Liga no ha sido bueno, como era normal por las adversas circunstancias en las que plantilla y cuadro técnico debieron acometerlo a mitad de agosto con muchas cosas a medio hacer. Se han perdido puntos importantes, que ya no volverán. Toca crecer con partidos de verdad, con puntos en juego, sin red. Y eso tiene un costo y un desgaste anímico. Lo del domingo pasado en Granada es algo vital para no caer en el pesimismo de cada año. Ha sido un triunfo vital para empezar a creer que es posible alcanzar una cota de supervivencia relativamente tranquila y llevar al Real Zaragoza por un camino mucho más amable que el de los años precedentes. Pero seguimos instalados en la incógnita. El equipo necesita confirmar esa entrada en la regularidad con otra victoria ante el Sevilla. Si llegamos a diciembre en los mismos puestos que ocupa el Zaragoza hoy en día (14º), sin caer más abajo, estaremos próximos a lograr esa velocidad de crucero que hace días no se disfruta por aquí. ¡Y qué ganas tengo!

12.- ¿Cree que es posible resolver el problema defensivo que tiene el Real Zaragoza?
Es posible y, por la cuenta que le trae al equipo, ha de ser posible. De hecho, considero que el sistema defensivo, en relación al año pasado y a los anteriores, ya ha mejorado. A Roberto le tiran este año mucho menos de lo que lo hicieron los rivales hasta mayo. Los números no engañan: se han encajado menos goles, se conceden menos córners, el portero hace menos paradas... Pero sigue habiendo fallos puntuales que castigan duramente al equipo. Porque esos mismos números denuncian que el Real Zaragoza encaja goles en todos los partidos, y eso no puede ser. Y esos mismos números delatan que los balones aéreos en estrategia (a balón parado) siguen siendo origen de varios goles decisivos para no ganar e, incluso, para acabar perdiendo. Así que, poco a poco, Jiménez está intentando alcanzar un mínimo de solvencia ahí atrás para que al equipo le resulte más sencillo puntuar. La presencia de Loovens, por ejemplo, me pareció interesantísima el domingo en Granada. Es un central distinto, casi perfecto en el juego por alto (precisamente uno de los déficit históricos del actual equipo). Sapunaru está creciendo mucho en el lateral derecho, otro de los boquetes de los últimos tiempos. Espero que, en pocas jornadas, Jiménez sea capaz de obtener un par de resultados con el cero en el marcador del rival y la gente de atrás adquiera confianza. Es uno de los aspectos clave para poder hacer una buena temporada.

13.- Paco, ¿dónde crees que va el Real Zaragoza? Gracias.
Pues espero que hacia la estabilidad perdida, hacia la credibilidad extraviada, hacia el buen rollo que alguien reventó de mala manera en su día, hacia el disfrute de la mayoría (ya sabemos que nunca lloverá a gusto de todos) y hacia la ubicación del equipo en el grupo que le corresponde, de mitad de tabla hacia arriba y con presencia puntual, de vez en cuando, en los torneos europeos. Sé que hace falta el paso de un tiempo, que tanto daño como ha sufrido el Real Zaragoza en los últimos años no puede repararse en un abrir y cerrar de ojos, pero confío en que todo vuelva a su cauce normal. No puede ser que estemos años y años dándole vueltas a la misma noria de las penurias, los conflictos, los intereses espurios, los resultados horribles...

14.- ¿Tendremos problemas con el caso Matuzalen? Gracias y un saludo. 
La situación del Real Zaragoza pos concursal es legalmente clara y cristalina. La Justicia, en este sentido, no admite dudas.

15.- ¿Es verdad que Cantona estuvo un día cerca de fichar por nuestro Zaragoza?
Depende de lo que se entienda por 'cerca'. Digamos que estuvo tan cerca como George Weah, Karsten Janker o Johan Cruyff (cuando era entrenador del Ajax y antes de venir al Barcelona a montar el Dream Team). Eran tiempos donde la secretaría técnica se movía bien en esos terrenos y luego acababa considerando que era mejor traer a Alen Peternac, Pier Luigi Cherubino o Juanma Lillo. Fueron años curiosos, interesantes. Un juego que, visto con la perspectiva del tiempo, saca a flote infinidad de detalles muy a tener en cuenta. Fueron años donde se desarrollaron métodos y comportamientos que ya advertían cuestiones que, hasta hace nada, se repitireron nocivamente y acabaron como todos ya sabemos: en el caos. Yo, que entonces estaba en la Cadena SER, recuerdo que hablé una tarde con Joel Cantona, el hermano de Eric. Y el pillo ni me afirmó ni me descartó que su hermano fuese a fichar por el Zaragoza. Aquello duró apenas 48 horas. El francés decidió retirarse y rompió de cuajo aquel culebrón. 

16.- Buenos días, ¿qué me puedes decir del pésimo rendimiento de Romaric esta temporada? La verdad que el año pasado en el Espanyol sin hacer una temporada brillante hizo un gran papel e incluso muchas de las victorias por la mínima fueron gracias a un "pepinazo" desde fuera del área... Y por otro lado, Edu Oriol a qué está esperando a demostrar la calidad que reflejó los últimos partidos de la liga anterior?
Es una pena muy grande el estado físico con el que ha llegado Romaric al Real Zaragoza. Tengo la sensación de que, en su contratación, apresurada y acelerada al no cuajar las negociaciones que se tenían en marcha con las opciones preferenciales para ese puesto en el centro del campo (Jiménez peleó sin éxito por Javi Fuego y Salva Sevilla, como todos recordarán, en junio y julio), no se dio la debida importancia a la lesión de pubis que traía el costamarfileño. En ese sentido, cabe considerar un error la decisión de traerlo, mucho más sabiendo que este año, de manera excepcional para adecuar el calendario de la Copa de Africa en el futuro, se repite la celebración del campeonato continental de selecciones en tierras africanas, y que Romaric se irá un mes a mitad de Liga. Jiménez lo conoce del Sevilla, esa es una ventaja. Y, vistas las circunstancias, el único aval que puede hacernos pensar que Romaric es un jugador reconducible. En cualquier caso, a 25 de octubre, Romaric cabe ser evaluado como un error. Convertirlo en un acierto es tarea del entrenador y del propio jugador y su aplicación a las necesidades del equipo y la SAD. Respecto de Edu Oriol, recordemos que acabó la temporada pasada de manera magnífica, titular fijo y goleador de relevancia en partidos clave, lo que le valió empezar este año como uno de los fijos en el once inicial de Jiménez. Pero, pese a saber el jugador desde la pretemporada que se le iban a exigir galones de veterano en un equipo tan renovado, no comenzó bien y acabó cayéndose del equipo enseguida, empujado también por alguna circunstancia de índole personal que no le ha venido nada bien y que lo dejó fuera de la convocatoria el día del Málaga. Pero la Liga es muy larga y hay tiempo para que todos, absolutamente todos, se rediman de sus pecados y salgan de sus agujeros negros. La historia está llena de casos en los que jugadores que parecían descarriados han acabado siendo figuras. Ojalá estemos ante dos nuevos casos así con Romaric y Edu Oriol. Se les necesita.

17.- ¿A qué se debe el abandono del blog "Libre albedrío"? ¿Acaso no interesa el periodismo de investigación? Saludos.
No está abandonado. Está quieto. Forma parte de mi libre albedrío. Saludos.


  • D.M.G26/10/12 00:00
    Buenos días, que me puedes decir del PÉSIMO rendimiento de Romaric esta temporada? La verdad que el año pasado en el Espanyol sin hacer una temporada brillante hizo un gran papel e incluso muchas de las victorias por la mínima fueron gracias a un "pepinazo" desde fuera del área... Y por otro lado, Edu Oriol a que esta esperando a demostrar la calidad que reflejo los últimos partidos de la liga anterior, que pasa que si no se ve con los huevos de corbata no va a luchar para recuperar un balón!!





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual