Viajes
Suscríbete por 1€

turismo por aragon

Parajes naturales con un encanto especial en los alrededores de Teruel

Los amanaderos de Riodeva, los estrechos del Ebrón o la laguna de Cañizar son algunos de los espacios singulares para visitar en el entorno de la capital turolense.

En el entorno de Aguilar del Alfambra está el paraje natural conocido como el Estrecho.
En el entorno de Aguilar del Alfambra está el paraje natural conocido como el Estrecho.
Turismo Comarca de Teruel

Los alrededores de la capital turolense ofrecen una serie de espacios naturales singulares que permiten desconectar y airearse sin alejarse mucho de casa. Muchos de estos parajes especiales están relacionados con el agua, como los estrechos del Ebrón (Tormón), la laguna del Cañizar (entre Cella y Villarquemado) o el nacimiento del río Mijares (Cedrillas). Otros destacan por sus peculiaridades geológicas, como los pinares de Rodeno, y también hay parajes para disfrutar de las vistas, como la sierra de Palomera (Torremocha).

Empezando por los relacionados con el agua, los amanaderos de Riodeva son uno de los lugares con mayor interés de la zona. Situado a seis kilómetros de la localidad, este paraje está catalogado como Punto de Interés Geológico, por su geomorfología. Su nombre se debe a que allí mana el río Deva, que desciende por todo el barranco de los Amanaderos, hasta el molino Montereta, durante diez kilómetros. Un recorrido en el que se han originado 13 cascadas y saltos de agua, por el gran desnivel. De entre todos estos accidentes destaca el salto de la Yegua, con 22 metros de caída y situado al principio del barranco.

Otro de los lugares destacados son los estrechos del Ebrón, una senda fluvial que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Antiguamente recorrer la senda a orillas de este afluente del río Turia era la única opción para ir desde El Cuervo hasta Tormón. El Ebrón destaca por la claridad de sus aguas y en esta ruta, habilitada con pasarelas y puentes naturales se puede ver de cerca. La excursión arranca en el merendero conocido como Pozo de la Hoya, en El Cuervo, y llevará al senderista hasta el mismo núcleo de Tormón, en cuyas montañas nace el Ebrón. Es una caminata de 8 kilómetros solo de ida y no se aconseja para quienes tengan vértigo ni para hacer con niños.

Entre los municipios de Cella y Villarquemado se extiende la laguna del Cañizar, uno de los humedales de agua dulce más extensos del interior peninsular. Desecado unos siglos atrás, en el año 2000 arrancó un proyecto de recuperación del humedal. Desde entonces, con sus épocas mejores y peores, el agua se ha mantenido, llegando incluso en una ocasión a realizar una ruta fluvial en barca entre las localidades citadas. En los últimos años, un grupo de voluntarios ha colaborado con su tiempo y conocimiento para proteger este ecosistema. Se han construido observatorios de aves, se han realizado estudios y, en general, se ha dado a conocer el valor ambiental de esta laguna.

Nacimiento del río Mijares en Cedrillas
Nacimiento del río Mijares en Cedrillas
Turismo Comarca de Teruel

A 13 kilómetros de Cedrillas está el nacimiento del río Mijares, uno de los lugares de mayor riqueza natural de la zona. Hasta allí se puede llegar caminando o también en coche. La aproximación es hasta la zona habilitada con merenderos y barbacoas, y desde ahí un sendero accesible de poco más de un kilómetros (unos 20 minutos caminando) llega hasta el nacimiento. Este enclave destaca por la variedad florística, donde se puede ver un bosque singular de pino albar, caracterizado porque bajo las copas de los árboles crecen especies como la sabina rastrera.

En el entorno de Aguilar del Alfambra está el paraje natural conocido como el Estrecho. Está a unos dos kilómetros del pueblo y para llegar hasta allí se pasa por un bosque de chopo cabecero que hace más agradable el paseo. En este espacio, el río Alfambra discurre encajonado entre moles rocosas hasta salir unos 200 metros aguas abajo en una hoz donde es frecuente poder ver buitres leonados, águilas reales o cabras monteses. El estrecho se puede atravesar a nado teniendo en cuenta que hay corrientes y que la dificultad es media.

Montes y barrancos

Otros paisajes especiales en la comarca Comunidad de Teruel son los barrancos de Juan Sastre y el Tranco, en el término de Villel. El primero de ellos está entre montañas y rodeado de vegetación y es una zona que los escaladores especializados escogen para trepar en roca. El Tranco, por su parte, es un estrecho desfiladero seco de unos 50 metros de altitud en el que sobrevuelan águilas y buitres. Está a unos tres kilómetros del casco urbano de Villel y arranca en la fuente de Chartera.

Para obtener las mejores vistas de la zona, se puede subir a la peña Palomera (1.533 metros). La sierra que corona es un alineación montañosa entre Camañas y Torremocha y, por su particular relieve y disposición es la única zona donde se puede hacer una excursión de montaña. Durante el recorrido se pueden ver dos ecosistemas diferenciados, por un lado el de carrascales y, por otro, los cantiles de la mole caliza. La caminata merece la pena por las vistas que se obtienen desde la cumbre, con una panorámica de las comarcas del sur de Aragón. Hacia el oeste se ven los pueblos del valle del Jiloca, el monte de San Ginés, la cumbre de la sierra Menera o la de Albarracín. Hacia el este aparece el altiplano del Campo Visiedo y la sierra del Pobo; y al sur, las sierras de Javalambre y su prolongación hacia las de Gúdar.

La sierra de Palomera es interesante por la historia que esconde detrás
La sierra de Palomera es interesante por la historia que esconde detrás
Turismo Comarca de Teruel

Con permiso de Palomera, la cumbre más alta de esta zona de Teruel es Castelfrío (1.758 metros), en la sierra del Pobo. Esta forma parte a su vez de la de Gúdar y está situada en su extremo occidental. Toda ella actúa como frontera entre el valle del Alfambra y la depresión de El Pobo, ocupando una extensión de 25 hectáreas. Su altitud va desde los 1.600 metros hasta el citado pico de Castelfrío, declarado Lugar de Interés Comunitario. El monte sufrió un grave incendio en 2009 que afectó a los pinares que antes lo llenaban de verde. En cualquier caso, la subida merece la pena y tiene recompensa: las vistas desde arriba de la depresión del Alfambra, la sierra Palomera y el valle del Jiloca.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Visita todas las informaciones relacionadas con el turismo en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión