Viajes
Suscríbete por 1€

El lugar de Aragón con la fuente que más refresca, aunque haya 41 grados

Sometida a varias reformas, esta fuente tiene la capacidad de aliviar el calor a muchas personas a la vez.

La Fuente Lupina, de 72 caños, en la Glorieta Telmo Lacasa de Alcañiz.
La Fuente Lupina, de 72 caños, en la Glorieta Telmo Lacasa de Alcañiz.
Elena Pérez Beriain

El calor extremo preside estos días la actualidad aragonesa, en un avance del verano que llega oficialmente a mediados de la próxima semana. Todos los pueblos recuerdan en estos momentos la suerte de contar con fuentes, que si bien no son siempre potables sí hacen un servicio fantástico para refrescarse en los días más agobiantes. Muchas localidades tienen además a las fuentes como parte de su atractivo turístico, ya sea por la antigüedad o por ser escenario de alguna tradición, historia o anécdota característica. El número de caños también es importante para valorar su importancia pasada y actual: por ejemplo, hay fuentes de 20 caños muy conocidas en Daroca o Bulbuente. Sin embargo, hay otro lugar de Aragón que tiene bastantes caños más, y que permite por tanto refrescarse a un gran número de personas. 

Este lugar está en el Bajo Aragón, en una localidad que no es pueblo, sino ciudad, conocida en el mundo entero desde hace unos años por su circuito de carreras y las pruebas valederas para campeonatos del mundo en motos y coches. Alcañiz cuenta con la Fuente Lupina, de 72 caños. Está en la Glorieta Telmo Lacasa y el Ayuntamiento ha sacado a concurso el último mes el mantenimiento de este monumento de 1883, construido sobre otra fuente anterior. También se recuperará otra fuente emblemática de la ciudad, la de Colores en la confluencia de Belmonte de San José con Avenida de Huesca. Se harán trabajos de limpieza y prevención de problemas en el correcto funcionamiento de los surtidores, así como de la calidad del agua. 

La Fuente Lupina ya fue objeto de trabajos de recuperación en 2014, tras cinco años sin que manase agua, y desde hace cuatro años se venía reclamando un nuevo acondicionamiento, por acumulación de algas, líquenes y alguna que otra acción vandálica. Su nombre. Aunque también se le llama de Santa Lucía, por su proximidad al convento dominicano que honra a la santa, tiene una leyenda muy curiosa. Al parecer, durante una gran sequía, se organizó una peregrinación que a los cuatro kilómetros se topó con una loba con las patas mojadas: la siguieron y el animal condujo a los peregrinos hasta la fuente.

Los alcañizanos -y los que pasen por la ciudad- sufrirán estos días en gran medida la ola de calor; este jueves y viernes las máximas marcan los 41 grados y las noches se presentarán tropicales con mínimas de 22 grados. Poco mejora el clima el sábado con las máximas rondando los 40 y las mínimas los 23.

Mucho que ver en Alcañiz

El impresionante Parador de Alcañiz es uno de los grandes atractivos de la ciudad turolense, que tiene en Motorland a su gran reclamo internacional; un circuito consolidado en el calendario de MotoGP al final de cada verano en la última década, que también alberga pruebas de diferentes fórmulas automovilísticas.

La tradición del motor en Alcañiz no es nueva; desde hace varias décadas se asocia su nombre a las carreras por las tradicionales pruebas urbanas, que durante años causaron sensación entre los aficionados de toda España. Además, tiene el Museo de la Magia, que recoge recuerdos, materiales y artilugios de algunos de los principales magos de la historia.  

Descubre otras pueblos curiosos de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión