Viajes
Suscríbete

aragón es extraordinario

Bulbuente rescata y revaloriza su historia

El antiguo torreón de los Abades de Veruela se prepara para su apertura como hotel, con una elegante filosofía que huye del abigarramiento

Manuel Giménez ostenta con orgullo el título de ser tío de Luis Zueco, escritor aragonés de éxito y anfitrión dedicado de los huéspedes que deciden pasar unos días en el castillo de Grisel; sin duda, un hospedaje singular, que Manuel posibilitó (sí fue ‘Invencible’ y ‘Mayúsculo’ su empeño como almirante de la armada familiar, no sin una larga lucha contra los elementos) y Luis administra con tino. Ahora, el tándem familiar repite apuesta en Bulbuente, a apenas 18 kilómetros de su otra posesión almenada. Manuel adquirió en Bulbuente la Torre de los Abades de Veruela, en el centro del pueblo. «Fue un compromiso personal de recuperación; somos de Borja y siempre me ha llamado la atención la variedad y riqueza del patrimonio artístico y arquitectónico de la comarca. Hay muchos edificios históricos abandonados por aquí; nos embarcamos primero en el castillo de Grisel, un proceso de recuperación y puesta en funcionamiento como hospedaje cuyo desarrollo y concreción duró más de dos décadas, con múltiples problemas de todo tipo; administrativos, sobre todo. En cuanto a este edificio de Bulbuente, estaba totalmente abandonado; es muy interesante, pero nadie se decidía a dar el paso y finalmente decidimos darlo nosotros».

Ese primer envión el proyecto en Bulbuente se dio en 2013; el Torreón, por cierto, también será un hotel. «Investigamos el potencial, ya que muchos elementos que vemos ahora con claridad estaban tabicados, y había que aventurar un poco gracias al contexto y la documentación lo que podíamos encontrar. Hemos ido sacando cosas, explorando las paredes, viendo los tabiques claramente sobrantes, recuperando estancias antiguas… últimamente, con el apoyo del grupo Leader en el último año, hemos podido completar una parte de la obra. Ahora vamos acabando espacios; hablar de previsiones de apertura es complicado ahora mismo, pero la idea es tratar de abrir a lo largo de este año».

Luis corrobora las palabras de su tío. «Aunque sigamos en obras, ya se pueden hacer visitas, se ha abierto un espacio de vino de la comarca en la entrada… sin embargo, las perspectivas sanitarias no son buenas; en cuanto la cosa mejore, abriremos. El hotel contará con 10 habitaciones espaciosas, muy llamativas; contamos con salones de exposiciones, hay patio, se va a habilitar una zona ajardinada… la idea es que quien viene lo hace para pasar muchas horas aquí dentro y disfrutar de las instalaciones, aunque naturalmente sea una excelente base para visitar la zona».

En la iglesia hay dos tablas procedentes de Veruela, con un matiz; una es real y la otra, dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles, es una falsificación. El caso hizo mucho ruido hace tres años, cuando se descubrió que la tabla enviada en 1954 al taller del marchante y restaurador Josep Bardolet para su recuperación nunca volvió a Bulbuente; el comerciante catalán mandó una copia. «La original estaba fatal, y la que llevaba medio siglo de vuelta en la iglesia se veía fantástica, y muchos habitantes del pueblo cuestionaban que fuera la misma –explica Manuel– pero se ha recuperado la buena; está en el Alma Mater de Zaragoza, aunque no colgada de sus paredes, porque el litigio todavía no está cerrado».

Los ‘pasetes’, la Mora Encantada y una gastronomía encantadora

En Bulbuente hay una tradición árabe que tiene huella física y no muy habitual: se trata de los callizos o ‘pasetes’ (la última palabra es local), que no son sino una especie de calles muy estrechas y privadas, con una sola puerta exterior y el ramal que comunica a las traseras de varias viviendas por el interior. Jesús Baeyens no lleva muchos años en el pueblo, pero ya se ha hecho a sus costumbres y, por si fuera poco, tiene un ‘pasete’ en casa. Aclara que «con los vecinos que comparten el pasete hay una servidumbre de paso por parte del que tiene el acceso exterior, aunque había comunicación trasera con los campos, pero desde la calle solo está nuestra puerta». La rúa es un ‘cul de sac’ de aires románticos.

Jesús recuerda que la leyenda de la Mora Encantada, presente en otros puntos de Aragón (Alfántega, por ejemplo, muy cerca de Monzón). «Hay una dolina que se halla a un kilómetro del pueblo, y se le dedica el paraje. Se han hecho cinco ediciones de la Feria Medieval de La Mora Encantada en los últimos años, con la salvedad lógica de 2020. El que la impulsó es un chaval que, por desgracia, falleció en accidente de carretera: Joaquín Pradilla Bona. Tiene mercado medieval, actuaciones artísticas, proyección de una recreación de la leyenda, los recreacionistas empezaron a llegar desde la segunda edición... un año se contabilizaron 150 trajes confeccionados a mano».

Jesús Baeyens también hace alusión a otro bien patrimonial del pueblo menos conocido fuera de sus lindes. «Hay una colección etnográfica que lleva años atesorando y mostrando altruistamente otro vecino del pueblo: Fernando Baya. El Museo de Fernando y Helena tiene más de 6.000 piezas expuestas, desde un dormitorio del XIX a una cocina tradicional de pueblo, aperos, herramientas de oficios tradicionales, armas, uniformes, utensilios escolares de mediados del XX… además, poseen un gran fondo documental y fotográfico del pueblo en el último siglo».

El ‘corteinglés’

No, no hay una sucursal formal de los populares grandes almacenes en Bulbuente, pero sí una tienda que recibe ese apelativo cariñoso, porque «tiene de todo»: La Despensa del Moncayo, a pie de carretera. Ahí la oferta exceden los abastos básicos gracias a una selección local de lo mejorcito en transformación agroalimentaria y ganadera. Por si fuera poco, a las afueras está El Mesón del Aceite, parada culinaria predilecta de la comarca, que también tiene tienda; en este caso se ciñen a productos ‘gourmands’ de la zona.

Para toque gourmet está Bubub, la firma de originalísimas mermeladas que se sitúa también a la entrada del pueblo desde Maleján. No todos los días se puede plantear un homenaje culinario basado en nueve minimermeladas de sabores, un ‘pack’ especial para mezclar con quesos u especialidades enmarcadas bajo el sugerente paraguas conceptual de ‘zambombazo de glamour’, que incluyen gelé de cava y oro, gelé de gintonic y mermelada de Los Amantes, que lleva mora, manzana, agua de pétalo de rosas a la canela y cava brut nature. Ojo.

La miel Flor del Moncayo, un dulce abanico de sabores montañeses

La firma mielera La Flor del Moncayo sale del esfuerzo del joven apicultor David Visús. Su pareja, Laura Pertusa, es el otro 50% de una ilusión que nació formalmente en 2016, tras una década de formación. «No teníamos raíces previas en Bulbuente, vinimos porque un apicultor se quitaba material; la zona era propicia, queríamos salir de Zaragoza, las abejas eran una oportunidad... tenemos dos niñas, compramos la casa y ahora estamos asentados».

La firma trabaja con variedades monoflorales de montaña. «Tomillo, romero, encina, bosque, roble y brezo. Apostamos por la calidad sobre la cantidad, cambiando alturas en la zona y solapando floraciones. Hacemos venta directa y también en ciclo corto de comercialización, en tiendas locales; no salimos de Aragón. Es una explotación mixta, la mitad la dedico a la miel y la otra mitad a generar enjambres y venderlos, o colmenas enteras».

BULBUENTE

Comarca. Campo de Borja.

Cómo llegar. Desde Zaragoza, su capital de provincia, hay 71 kilómetros por la AP-68 y la N-122.

Dónde comer y dormir. Hasta que abra el Hotel del Torreón se cuenta con la casa rural Cuenta la Leyenda. Además del bar municipal se cuenta con El Mesón del Aceite a las afueras, en dirección Vera.

Julio Alejandro Castro. El guionista de ‘Viridiana’ es un orgullo para Bulbuente, el pueblo de su padre; ahí pasó su infancia y ahí quiso reposar. Sus cenizas se depositaron entre Bulbuente y Veruela. En el nuevo hotel se le dedicará un espacio.

Bodegas Román. Su vino más conocido y valorado, el Cepas Viejas, se hizo acreedor a una medalla de oro en el concurso mundial de garnachas.

Artículo incluido en la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión