Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Gastronomía

Un 'simpa' a lo grande: dejó sin pagar un banquete de 200 invitados y la justicia lo condena por estafa 

El acusado deberá pagar 5.500 euros al restaurante gallego del que se fue con sus invitados sin pagar alegando que iban un momento a tirar unos fuegos artificiales. 

Restaurante San Martiño de Teo donde se cometió el 'simpa'
Restaurante San Martiño de Teo donde se cometió el 'simpa'
 

El banquete del bautizó acabó en un 'simpa' de unos 200 comensales. Pero ahora la Justicia ha dictaminado que el acusado, que se fue con todos sus invitados del restaurante después de cenar alegando que iban un momento a tirar unos fuegos artificiales, cometió una estafa.   

El suceso ocurrió el 18 de mayo de 2016 en el restaurante San Martiño de Teo, en la provincia de La Coruña. Una juez de Santiago de Compostela ha condenado al acusado, Bairam M. F., de nacionalidad rumana, porque considera probado que engañó a los propietarios del restaurante cuando contrató el banquete, informa 'La Voz de Galicia'. Según la sentencia, entregó 3.500 euros antes del evento con el fin de "generar apariencia de solvencia contractual". Pero al acabar la cena les dijeron a los camareros y dueños del local "que salían un momento para echar unos fuegos de artificio", según recoge la resolución judicial, y "aprovecharon para ausentarse rápidamente en sus vehículos".

La juez ha dispuesto para el procesado una pena de cinco meses de cárcel, aplicándole la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas por el tiempo que el proceso estuvo paralizado, pero también tendrá que indemnizar a los propietarios del local: la viuda del dueño,  Miguel González Aguiar, conocido restaurador que falleció a los 61 años de un infarto al año siguiente del suceso, y a sus herederos, con los 5.500 euros que entiende la magistrada que fue la cantidad que dejó de abonar.

La Los a Fiscalía en su día no formuló acusación alguna contra el acusado y solicitó el archivo de la causa porque no veía "base probatoria" para sostener el cargo de estafa, decisión que mantuvo al finalizar la vista oral.  

No obstante, el condenado puede recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de La Coruña. Los dueños del San Martiño pedían una condena mayor, de tres años de cárcel, y también elevaban hasta los 9.000 euros la cantidad que consideraban que les dejaron a deber al hacer el simpa.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión