Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Salvarnos en Navidad

Cómo puedo comprobar si tengo buena ventilación durante la comida de Navidad

Esta celebración no debe ser como ninguna anterior. Si se mezclan núcleos de convivencia, ventilar es  esencial. ¿Cómo saber si lo hacemos correctamente?

Ventilar es esencial para prevenir la covid-19
Ventilar es esencial para prevenir la covid-19
Sergio González

Una buena ventilación es una estrategia esencial para disminuir el riesgo de contagio por aerosoles cuando se comparten espacios cerrados. Pero, empecemos por el principio:

¿Qué es ventilar bien?



  • Aire limpio La ventilación tiene que ser con aire limpio, preferiblemente del exterior.
  • Corriente Debe conseguirse que circule el aire. Para eso deben abrirse tanto la puerta como la ventana de la habitación. Además, para conseguir circulación deben abrirse también ventanas en alguna otra habitación cercana. En general, una buena opción es abrir ventanas en fachadas opuestas, sobre todo si una de ellas está expuesta al viento.
  • Apertura parcial Si hay algo de viento, posiblemente no necesite abrir las ventanas ‘de par en par’; una apertura moderada puede ser suficiente para que haya una buena circulación de aire.
  • Ventilación permanente Es necesario mantener la ventilación de forma permanente. En ocasiones bastan diez minutos sin ventilación para que el ambiente deje de ser saludable.
  • De par en par, uno o dos minutos Además de esta apertura parcial permanente, considere abrir completamente las ventanas periódicamente (por ejemplo, cada veinte minutos o entre platos) durante uno o dos minutos.
  • Aire acondicionado Los sistemas de aire acondicionado de las viviendas suelen funcionar en circuito cerrado de aire, por lo que no renuevan el aire y es necesario ventilar con aire exterior.




¿Cómo puedo comprobar si tengo buena ventilación?

La ventilación natural depende sobre todo de la orientación de la vivienda y del viento en el exterior, por lo que es necesario verificar de alguna manera que hay una ventilación suficiente durante el evento.

Para una buena ventilación debe notar algo de movimiento de aire en ventanas y, sobre todo, en las puertas. No es necesario que haya una corriente fuerte, pero sí debe ser perceptible.

Puede comprobar si hay ventilación con una llama, por ejemplo de una vela o un mechero, colocada en mitad de la puerta. Si no se mueve, la ventilación es baja. Si se mueve ligeramente a un lado u oscila, es moderada. Si se mueve sustancialmente a un lado, la ventilación es alta.

Con esta técnica puede también investigar el sentido de la circulación del aire en la estancia, esto es, si el aire se mueve de puerta a ventanas o de ventanas a puerta. Los dos casos son aceptables, siempre que el aire venga originalmente del exterior y no de otras zonas potencialmente contaminadas.

La mejor opción es contar con un medidor de CO₂ y ajustar la ventilación para que no supere 700-800 ppm (partes por millón). Colóquelo en el centro de la estancia (pero alejado de personas, cuya espiración puede alterar los valores). Los sistemas de combustión abiertos (hogares, estufas) pueden subir la concentración de CO₂ en la estancia.

Norberto Fueyo y Javier Ballester Investigadores del Área de Mecánica de Fluidos de la Universidad de Zaragoza

Etiquetas
Comentarios