Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

educación 

Así deberían ser los colegios para hacer frente a la era post-covid

Las conclusiones del Re.School Forum, un encuentro virtual en el que participaron más de 4.000 docentes de 43 países, señalan que desarrollar un modelo de colegio muy flexible, capaz de responder ante cualquier situación sanitaria, es el objetivo de todos los centros del mundo.

E el encuentro virtual participaron más de 4.000 asistentes, todos ellos directores de colegios o profesores de primaria y secundaria, procedentes de 43 países del mundo, principalmente, España, México, Estados Unidos, Argentina y Perú.
En el encuentro virtual participaron más de 4.000 asistentes, todos ellos directores de colegios o profesores de primaria y secundaria, procedentes de 43 países del mundo, principalmente, España, México, Estados Unidos, Argentina y Perú.
Freepik

Desarrollar un modelo de colegio muy flexible, que sea capaz de responder de forma ágil ante cualquier situación sanitaria provocada por la covid-19, se ha convertido en la principal preocupación de los equipos directivos de todos los centros educativos del mundo, de cara a la vuelta al colegio el próximo mes de septiembre.

Para analizar lo ocurrido a causa de la pandemia en el ámbito educativo y debatir sobre los inciertos aspectos que planean sobre la vuelta a las aulas el próximo mes de septiembre, que han sumido al sector educativo de todos los países en una gran incertidumbre, los pasados días 24 y 25 de junio se celebró el Re.School Forum, un encuentro virtual en el que participaron más de 4.000 asistentes, todos ellos directores de colegios o profesores de primaria y secundaria, procedentes de 43 países, principalmente, España, México, Estados Unidos, Argentina y Perú. El foro nace como iniciativa de Sven Huber y Cristina Puig, dos de los emprendedores de más éxito del ecosistema educativo español, creadores de una de las ‘startups’ de mayor proyección en el panorama EdTech (tecnologia educativa) español actual; y merecedores de importantes premios internacionales, entre ellos, los Bett Awards 2020, Education Resources Awards 2019 y Education Investor Awards 2019.

Además de constatar la existencia de un alto nivel de inseguridad de cara al futuro, la encuesta realizada a los participantes durante el transcurso de las jornadas de debate revela que el 66,6% piensa que la enseñanza, a partir de septiembre, será híbrida, es decir, combinando sesiones presenciales con otras ‘online’. Y el 50,3% cree que, a menos de tres meses de la reapertura, su centro educativo no está preparado para afrontar cualquier escenario que se pueda presentar.

Salud y logística

En sus conclusiones, los profesionales del sector educativo destacan que es muy importante que el colegio tenga claros los flujos de alumnos durante la jornada escolar presencial, tanto en la entrada y salida como durante todo el día, en los cambios de clase, recreos, etc. También hacen especial hincapié en que debe intensificarse la higiene y limpieza de los espacios comunes durante y después de las horas lectivas e inculcar a los alumnos y profesores hábitos de higiene y distancia social. Para ello, se deberán habilitar espacios comunes que permitan trabajar de manera independiente dentro del centro.

Escenarios para el aprendizaje

Aunque aprender es instintivo y se produce cuando el cerebro interactúa con el entorno, ahora, más que nunca, los expertos coinciden en que se han dado cuenta de que “la escuela debería estar en todas partes”. A su entender, los profesores tendrán que pensar en la “adquisición de conocimientos” como un concepto más amplio, ser especialmente flexibles y crear equipo con sus alumnos. Solo entre todos se podrán conseguir los objetivos. E insisten en que hay que contar con varios posibles escenarios ante los que los colegios y profesores deben estar preparados y en el encuentro virutal se han mostrado diferentes experiencias con resultados muy positivos: 

-Trimestre 0. Las primeras semanas de clase se usan para resumir y afianzar los contenidos clave del curso anterior. Tras el análisis de la situación, se plantean diferentes itinerarios para trabajar y consolidar los aprendizajes clave de este curso.

-Modelo híbrido (online y presencial) dentro del colegio o en confinamiento en función de la estructura del centro, del tipo de alumnado y de la situación sanitaria local concreta.

-Sistema tutorizado con diferentes porcentajes de tiempo dedicados a la enseñanza en modelo clásico (profesor/alumnos) y al trabajo individual o en equipo de duración variable.

-Trabajo por proyectos con un diseño inicial de proyectos por ámbitos en el que se pueden incluir tanto modelos híbridos como sistemas tutorizados.

El rol de los nuevos profesores

Los expertos también han debatido sobre el papel que deben desempeñar los profesores postcovid. A partir de ahora, el profesor debe poner en duda el currículum actual y pensar en un currículum evolutivo; huir del temario cerrado y de un aprendizaje en forma de compartimentos estancos. Para ello tendrá que cambiar su arquitectura mental y asumir que quizá no pueda terminar de impartir todos los temas y por tanto reducir el temario sin miedo. Su contacto con el alumno y una nueva manera de percibir el aprendizaje habrá permitido que ambos, alumno y profesor, crezcan juntos.

El uso de la tecnología sí deberá asegurar el aprendizaje de la columna vertebral de la enseñanza, las matemáticas y la competencia lingüística (llamada comúnmente lectoescritura para cursos inferiores), pero las plataformas y APP no lo son todo. La base será un buen plan didáctico.

Con el nuevo escenario cobra especial importancia la manera de ofrecer los conocimientos, que ahora deberá hacerse transmitiendo emociones más allá del propio contenido. Si el profesor emite emociones positivas, la recepción de la información cambiará. Una sonrisa genera procesos biológicos y sensaciones de recompensa en el cerebro que producen confianza en el receptor y se sabe que aprendemos de quien confiamos, y nos retroalimenta para seguir haciéndolo. Según los expertos, el docente tiene ahora la responsabilidad de ayudar a crear personas transformadoras, es decir, aquellas que frente al cambio no reaccionan con miedo sino con confianza.

El papel de las nuevas tecnologías

Como no podía ser de otra manera, en el encuentro virtual tuvo especial relevancia la tecnología, que se ha convertido en una parte fundamental del aula. Y se advierte de que habrá que tener en cuenta tres aspectos: la conectividad requerida debe ser mínima, la herramienta utilizada debe ofrecer resultados medibles y el profesor debe aprovechar sus ventajas para ofrecer itinerarios personalizados para diferentes velocidades de aprendizaje. La tecnología puede mejorar el sistema educativo, pero debe hacerlo ofreciendo resultados medibles y reales que luego evaluará el profesor junto a la familia.

Para obtener resultados positivos, en la enseñanza híbrida se debe buscar el trabajo colaborativo en el aula y fuera de ella sin importar el soporte. El profesor tendrá que despertar su imaginación para sorprender al alumno.

El apoyo de las familias, fundamental

El apoyo de las familias es fundamental y hay que trabajar en equipo permitiendo su entrada en el aula y adaptando, dentro de lo posible, los horarios de las asignaturas y las horas de pantalla.

Se debe evitar la brecha emocional estableciendo una comunicación triangular fluida entre docente-familia-alumno. Una comunicación clara con horas de tutoría marcadas y mucho acompañamiento para conocer la realidad de cada familia y tratar de adaptarse a ella. Muy importante es escuchar las quejas del alumno y de sus padres porque son reflejo de sus miedos.

Asimismo, de las conclusiones del informe se desprende que el colegio deberá paliar la brecha digital con recursos u ofreciendo infraestructura, por ejemplo, de hibridación dentro del propio centro.

Equipos directivos valientes

Por parte de los centros escolares, es importante cohesionar equipos docentes y ser muy claro en la comunicación. Los colegios deben tener un equipo directivo valiente que dé confianza al equipo docente y estar abiertos al meta aprendizaje. Poner en práctica nuevas propuestas y garantizar una formación continuada de los profesores en contenidos y herramientas. En definitiva, estar pendientes de las necesidades de sus equipos docentes y compartir aprendizajes.

Los profesores por su parte, y ante la sobrecarga de trabajo durante los meses de confinamiento, deben buscar tiempo para ellos mismos, crear y comunicar un horario de atención y hacer descansos durante la jornada. Es imprescindible poner límites a la generosidad sin por ello sentirse culpables, pedir ayuda en caso necesario y quejarse sin miedo.

Un retrato robot del colegio en la era postcovid-19

Tras el éxito de este foro virtual, el siguiente paso es la creación de la re.school/idealab, el laboratorio de ideas en el que colegios y docentes de cualquier parte del mundo puedan aportar experiencias y mejores prácticas para hacer frente a los retos que les depara el futuro. El objetivo es crear entre todos el retrato robot del colegio en la era postcovid-19, aprovechando las iniciativas que, de manera espontánea, se han puesto en marcha en diferentes centros, y que podrían ser de utilidad para otros. Sus organizadores opinan que “tras un periodo de improvisación de tres meses, ahora es el momento de ordenar ideas y ponerse las pilas para afrontar el nuevo curso con la solvencia necesaria”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión