Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete
información patrocinada por

Consejos útiles para poner en práctica las ‘tres erres’: reducir, reutilizar y reciclar

La celebración del Día Mundial del Reciclaje pone de manifiesto la necesidad de tratar correctamente los residuos para respetar el medioambiente.

Un menor consumo y una gestión más eficaz de los residuos son dos aspectos fundamentales para preservar el medioambiente.
Un menor consumo y una gestión más eficaz de los residuos son dos aspectos fundamentales para preservar el medioambiente.
Freepik.

El próximo 17 de mayo se celebra en todo el planeta el Día Mundial del Reciclaje, una cita promovida por la Unesco y que tiene como objetivo principal concienciar a la sociedad acerca de la importancia de tratar los desechos de manera adecuada para proteger el medioambiente y evitar así contribuir al cambio climático.

Una fecha que, cada año, recuerda la necesidad de poner en práctica las ‘tres erres’: reducir, reutilizar y reciclar, asociadas a un menor consumo y a una gestión más eficaz de los residuos, dos prácticas fundamentales para la supervivencia del planeta para cuyo seguimiento existen algunas sencillas pautas que se detallan a continuación. 

  • Lugar: es esencial reservar un sitio en casa para el reciclaje. Estar con bolsas y sin un espacio claro para hacerlo puede entorpecer el proceso, por lo que es recomendable hacerse con un sencillo juego de cubos y colocarlos de la manera más cómoda para que esta práctica no cause un esfuerzo extra. Lo ideal es en la cocina, el trastero, en el garaje o en el sótano. Así será más práctico reciclar y poder separar los residuos mientras se cocina o se limpia.
  • Materiales: el plástico es uno de uno de los materiales más nocivos para el medioambiente. Para reducir su consumo, los expertos recomiendan evitar la compra de botellas y bolsas de este elemento, utilizando en su lugar botellas retornables, bolsas de tela o mochilas. Asimismo, es positivo evitar la compra de alimentos en este tipo de recipientes, optando a cambio por los empaquetados de cartón o vidrio.
  • Segunda vida: cuando se vaya a tirar algo (más allá de un envase), se ha de pensar en si puede serle útil a alguien. Regalarlo, intercambiarlo y darle a una nueva vida a ese objeto que ya no se necesita, utilizando el contenedor solo en última instancia, puede contribuir notablemente a la protección del entorno.
  • Errores comunes: es habitual pensar que todos los objetos que están fabricados con plástico van al contenedor amarillo, pero no es así. Ahí solo se han de depositar los envases de plástico, las latas y los briks. Biberones, chupetes, juguetes y tubos de plástico van al contenedor de restos. Asimismo, contrariamente a lo que muchas personas creen, bombillas, espejos, ceniceros, vasos y vajillas no van al contenedor verde, que solo es para el vidrio. Estos objetos se han de llevar al punto limpio o centro de recogida correspondiente.

- Si quieres conocer otros datos de interés así como planes y actividades para llevar a cabo con niños, apúntate a la newsletter de HERALDO.

Etiquetas