Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

#cienciaencasa

¿Cómo es posible que el jabón destruya al coronavirus?

Lavarse las manos con agua y jabón es una de las principales recomendaciones estos días. Un poderoso enemigo al alcance de nuestra mano.

En el trastorno obsesivo-compulsivo, el asco lleva al paciente a lavarse las manos muchas veces
Al avaros las manos, no olvidéis el jabón. Vale cualquiera: casero, de manos, gel de ducha, friegaplatos…
L. Pine

El coronavirus parece invencible. No hay forma de acabar con él. No hay medicamentos, no hay vacunas, estamos todos indefensos y enclaustrados por culpa de un bichillo diecisiete millones de veces más pequeño que nosotros. Pero… ¿y si os dijera que tenéis el arma definitiva contra el coronavirus al alcance de la mano y que encima podéis fabricarla en casa y pasar un buen rato en familia? Seguramente me tomaríais por loco. Pero no lo estoy. Podéis hacerlo. Y tan solo necesitáis tres cosas que seguro que podéis encontrar en las tiendas, porque ninguna de ellas es papel higiénico. Ah, y además es una idea superecológica: recicláis aceite usado. Que es una movida tener que ir al punto limpio estos días.

Ingredientes: 2 litros de aceite usado (mejor lo coláis para que no tenga porquerías), 2 litros de agua y 400 gramos de sosa cáustica (esto lo encontráis en Gilca o en droguerías sin problema..., bueno, igual ahora no es tan fácil). Buscad un sitio ventilado – la terraza, el jardín, si no disponéis de él, para otro momento– y un cubo de plástico. Y, por favor, poneos guantes y gafas protectoras, que la sosa cáustica quema mucho.

Lo primero es mezclar la sosa con el agua. Revuelve con una cuchara de palo, y añade la sosa muy muy poco a poco, porque el agua se calienta muchísimo. Dejadlo enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente, añade el aceite y sigue mezclando hasta que tengas una pasta de textura y color parecidos a la mayonesa. Si te apetece, puedes añadir colorantes o aromas, como aceites esenciales. Ahora, busca un molde de plástico o de silicona (puedes usar cubiteras o un táper) y vierte ahí el jabón. Y ahora… a esperar. Puedes desmoldarlo al cabo de 3 días y dejarlo encima de una rejilla, en una zona ventilada, o dejarlo en el molde. El jabón estará listo para usarse después de 4-6 semanas. Igual no os vale para este apocalipsis, pero al menos estáis preparados para el siguiente.

Podéis conocer más cosas de la ciencia del jabón en este vídeo de ‘En ruta con la ciencia’:

¿Por qué el jabón destruye al coronavirus?

Casi todos los virus son unas estructuras microscópicas envueltas en una ‘membrana plasmática’, que no es más que una forma fina que tienen los científicos de llamar a una fina capa de grasa. Esta capa de grasa protege lo más valioso que tiene el virus: su material genético. Pero no deja de ser grasa. Y todavía no conocemos mejor quitagrasas que el jabón. El jabón ‘disuelve’ la membrana que protege al virus y su preciado material genético acaba esparcido por ahí y, seguramente, disuelto en agua.

Moraleja: lavaos las manos con agua y jabón. Y sí, vale cualquier jabón: casero, de manos, gel de ducha, friegaplatos… Pero usad jabón. Y si no tenéis, los geles alcohólicos también van bien, como explica esta infografía:

Así funcionan los geles alcohólicos
Así funcionan los geles alcohólicos

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Las últimas noticias sobre el coronavirus

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus

Etiquetas
Comentarios