Despliega el menú
Sociedad

El 92% de la población cree que el etiquetado nutricional de NutriScore les ayudaría a detectar productos más sanos

Según una encuesta realizada por Hispacoop a 2.011 consumidores mayores de edad, casi el 80% de los ciudadanos se posiciona a favor de una legislación que obligue a utilizar este sistema.

El semáforo de NutriScore.
El semáforo de NutriScore.
Heraldo.es

El 92% de la población cree que el etiquetado nutricional de NutriScore les ayudaría a detectar productos más sanos, según se desprende de un estudio realizado por Hispacoop para evaluar el peso de la salud como criterio de decisión de compra y la utilidad de este etiquetado. Nutriscore (marca registrada por Francia) es un sistema de etiquetado frontal que otorga una letra y un color a los alimentos envasados en función de diferentes parámetros, entre ellos calorías, grasas saturadas, azúcar y sal, pero también proteínas, vitaminas y fibras.

Este trabajo recoge el análisis realizado a través de los resultados de 2.011 encuestas a personas consumidoras mayores de edad, a nivel nacional, entre el 8 y 16 de octubre de 2019. Su objetivo es conocer la opinión de los consumidores sobre el etiquetado nutricional avanzado NutriScore, averiguar su nivel de conocimiento y detectar si la información aportada por el sistema favorece las elecciones de compra de productos de alimentación más sanos y saludables y la comparativa de alimentos de una misma categoría.

De acuerdo con los resultados del estudio, y tras una explicación previa del etiquetado nutricional avanzado NutriScore a las personas encuestadas, el sistema favorece que el comprador detecte con mayor facilidad y en menor tiempo los productos más saludables. De hecho, el 83,9% de los encuestados dice que NutriScore ayuda a elegir productos más saludables de diferentes marcas, el 76,7% que facilita la comparación y elección entre productos de la misma categoría aunque sean productos diferentes, y el 72% que le sirve para comparar productos sustitutivos entre sí.

Obligatoriedad por ley

Respecto a la utilidad del sistema NutriScore, solo el 7% dice que mantendría, sin pensarlo, el consumo de productos de las categorías más bajas de la clasificación (E y D). En cambio, a partir de la categoría C, tomarían en consideración otros factores de compra como el precio.

Asimismo, según los resultados, casi el 80% de quienes han sido encuestados se posiciona a favor de una legislación que obligue a utilizar este sistema. Las principales dudas que refieren las personas consumidoras sobre NutriScore están relacionadas con la forma de calcular la valoración de cada producto (37,6%); no entenderlo bien (37,5%); y la veracidad de la información que representa (32,1%).

Del mismo modo, la mitad de las personas consumidoras encuestadas declara echar en falta alguna información alimentaria en su proceso de compra actualmente, especialmente la referida a aspectos nutricionales y al origen de los productos.

También apuntan a la fiabilidad de la información como uno de los aspectos fundamentales. Del mismo modo, la mayoría declara que hoy por hoy le resulta más difícil identificar los productos más saludables frente a los productos más baratos, ecológicos, nacionales o libres de alérgenos. 

Nivel de conocimiento actual

Al mismo tiempo, el 63% de las personas participantes en el estudio declara en un primer estadio de la encuesta no conocer el sistema de etiquetado NutriScore. El nivel de reconocimiento es casi cinco veces mayor entre las personas más jóvenes que entre las de mayor edad.

Asimismo, el conocimiento sobre el etiquetado también varía según regiones. En concreto, la notoriedad del etiquetado nutricional avanzado es más elevado en la zona norte y Baleares, mientras que es mínimo en la zona centro, sur y el levante.

Etiquetas
Comentarios