Sociedad

Heraldo Joven

estudios

Ni 'millennial' ni 'Z': los jóvenes pertenecen a la generación 'agotada' según la ciencia

Un rango de edad, de los 22 a los 38, y un sentimiento común, cansancio extremo, son los dos rasgos que establece un estudio del Department of Instructions de Colorado.

El estrés y la ansiedad por lograr un futuro acorde a las expectativas es una de las características comunes de esta generación.
El estrés y la ansiedad por lograr un futuro acorde a las expectativas es una de las características comunes de esta generación.
Freepik

La sombra de los 'ninis' sucumbió hace un par de años a la fuerza de las generaciones 'millennial' y 'Z': dos conceptos más positivos de los jóvenes que crecieron amparados por los 2000. Así, esta nueva mirada elogiaba su capacidad para entender las nuevas tecnologías y adaptarse al cambio, su completa formación académica y, también, su gusto por la filosofía 'do it yourself', que alababa su capacidad para emprender proyectos y hacerlo con éxito. Sin embargo, según un estudio del Department of Instructions de Colorado, en Estados Unidos, ambas generaciones pueden englobarse en una única y, desde luego, nada inspiradora. La llaman la 'agotada'.

Tienen entre 22 y 38 años, prefieren los planes caseros a ningún festival de verano y, por culpa del excesivo gusto por procrastinar, viven en un constante letargo mental que no les permite analizar su realidad. Según este estudio, la falta de ganas continuada de esta generación desemboca, irremediablemente, en una fatiga crónica mental y física que solo puede desaparecer con fuerza de voluntad, ejercicio físico y proactividad.

Los rasgos más frecuentes

Procrastinar
1

El gusto por procrastinar

Según este estudio, a la generación 'agotada' le encanta dejar para mañana lo que pueden hacer hoy. El problema de esta actitud es que las tareas se van acumulando y cada vez da más pereza y ansiedad enfrentarse a lo que se ha dejado por el camino, ya sean los deberes de inglés del instituto, los informes del trabajo o las situaciones sentimentales tensas con la pareja, la familia o los amigos.

Man on bed using his laptop
2

Trasnochar sin necesidad

La falta de actividad diurna lleva a parte de esta generación a padecer insomnio, derivado, a su vez, de la angustia por no haber completado los objetivos del día. Lo peor de esta práctica, que suele combinarse con maratones de series o películas, es que puede afectar al humor

La depresión: cuando la tristeza se convierte en un problema (I)
3

Apatía como respuesta general

Fatiga y cansancio mental o físico, aunque no se haya llevado a cabo ninguna actividad a lo largo del día. La sensación de apatía que invade a esta generación consigue que los dos rasgos anteriores se acrecienten, pudiendo desembocar en una espiral que termine en cuadros depresivos.

Etiquetas
Comentarios