Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

'in corpore sano'

Yoga en familia dentro de casa para reforzar vínculos y mantenerse en forma

Entre los numerosos que reporta esta disciplina, destaca el fortalecimiento de los músculos, la mejora de la flexibilidad y la respiración, el alivio de determinados dolores y el refuerzo del sistema inmunológico.

El yoga es muy útil para fortalecer el vínculo entre padres e hijos y favorecer la comunicación entre los diferentes miembros de la familia.
El yoga es muy útil para fortalecer el vínculo entre padres e hijos y favorecer la comunicación entre los diferentes miembros de la familia.

Cuando se practica yoga en familia, como en estos días en casa debido al Estado de Alarma ante la crisis del Covid-19, se priorizan las asanas (posturas) en pareja.

Esto se hace principalmente para fortalecer el vínculo entre padres e hijos y para favorecer la comunicación entre los diferentes miembros de la familia. Durante el ejercicio, deberán ser los mayores los que enseñen a los más pequeños la importancia de respirar bien y relajarse para lograr realizar todas las posturas y adquirir los beneficios de este arte. 

Entre los numerosos que reporta esta disciplina, destaca el fortalecimiento de los músculos, la mejora de la flexibilidad y la respiración, el alivio de determinados dolores y el refuerzo del sistema inmunológico y la salud cardiovascular.

Además, mientras se practica este deporte, habrá algunas posturas en las que el padre o la madre tendrán que actuar de apoyo para sus hijos, y así corregir una correcta posición. Estas ayudarán a reforzar la confianza paternofilial y hacerle ver al niño que no se le va a dejar caer en ningún momento. Sin embargo, también existen posturas en las que los pequeños tendrán que ayudar a los mayores. Gracias a estas últimas, estamos reforzando la confianza y autoestima de los niños, así como su sentimiento de utilidad familiar. 

Un ejemplo de postura para realizar en familia es la ‘Ardha Kapotasana’. También llamada ‘La pose de paloma en una pierna’, una postura de yoga que actúa en tres niveles, como todas las asanas: el físico, el mental y el energético. En su forma final, se asemeja a una paloma y con cuidado podrán lograrla todos los miembros de la casa. Comienza con las manos en el suelo y las piernas abiertas. Pasaremos la rodilla derecha hacia adelante para colocarla entre las manos. A continuación, bajaremos las caderas y estiraremos la pierna izquierda para empujar el suelo con el empeine.

- Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión