Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

SALUD

¿Ayuda la música a las personas con autismo?

La música, y su aplicación en terapias que sirven de herramientas para facilitar la comunicación, es la protagonistas de un concierto benéfico con temas de Disney a favor de Autismo Aragón. 

musica
Un niño escuchando música.
Pexels

"Los autistas ven el mundo de manera diferente, no son tímidos ni maleducados". Quien padece este trastorno, "presenta dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta", tal y como explica Autismo Aragón. A favor de esta asociación se celebra, el viernes 31 de mayo, el concierto benéfico 'Locos por Disney'. Se trata de una iniciativa organizada por los alumnos de primer curso del Grado de Producción de Audiovisuales y Espectáculos de CPA Salduie. 'Colores en el viento' o 'Hay un amigo en mí' serán algunas de las míticas canciones de la factoría que podrán escucharse en el espectáculo, a cargo de la Orquesta de las Esquinas. La cita comienza a las 19.00 en el Centro Cívico Universidad. 

Además, el concierto pone especial atención en los niños que forman parte de la asociación y para los que la música es una herramienta que facilita su comunicación. Ese es el caso de Carter (que apenas tiene 3 años en el siguiente vídeo), que disfruta de una sesión de terapia musical con 'Jo', una de las especialistas que trabajan en Nordoff Robbins, la organización benéfica independiente de musicoterapia más grande del Reino Unido.

La Federación Mundial de Musicoterapia, la define como "el uso de la música y/o sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizado por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas". En definitiva, "tiene como fin desarrollar potencialidades y/o restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra y/o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento".

Autismo Aragón cuenta con este servicio entre su cartera de talleres, en los que, "se pretende dotar a estas personas de más herramientas que les faciliten la comunicación con otras personas", tal y como explica el musicoterapeuta y maestro Alexis García Martí. "El trabajo que desarrollamos persigue la adquisición de un conjunto de herramientas que faciliten la comunicación entre las personas y el desarrollo de funciones cognitivas y expresivas (incluidas las corporales) dentro de las capacidades individuales de cada persona, para incrementar de esta forma la calidad de vida de las mismas en la medida de lo posible", prosigue.

"Una de las ventajas que tiene el trabajo con la música, es que ofrece un canal alternativo de comunicación terapeuta-paciente, por lo que no tiene que tratarse de una comunicación verbal necesariamente. El hecho de practicar este tipo de habilidades de forma regular propicia la generalización de los aprendizajes en contextos externos a los de la sesión y por lo tanto puede favorecer tanto la intención comunicativa como la comunicación en sí en su vida cotidiana", analiza el especialista.

En los talleres, la música es el lenguaje, y los pacientes pueden bien limitarse a escucharla de forma unidireccional, o bien convertirse en creadores a través de instrumentos o de su propia voz. "Esto promueve y estimula la adquisición y el desarrollo de las funciones ejecutivas entre las que se encuentra la atención, la memoria, la planificación, la ejecución de tareas o la inhibición. Funciones que a su vez son necesarias para la comunicación", añade García Martí y resalta la importancia de la ejecución musical a través de un instrumento como una forma de "estimulación de las funciones físicas como la coordinación óculo-manual, la coordinación gruesa".

Es importante entender que "la musicoterapia no persigue una ejecución perfecta de una pieza musical, sino que utiliza la ejecución de esa pieza como medio para conseguir una serie de objetivos terapéuticos" y, así, "proporcionar un espacio de seguridad en el que la persona puede expresarse libremente sin restricciones de juicio, ya sea a través de instrumentos musicales o del propio cuerpo, lo que también desarrolla la conciencia corporal. El hecho de llevar a cabo tareas de este tipo incide de forma positiva en la autoestima de la persona ya que al no verse sometida a restricciones de juicio la persona puede ganar seguridad en sí misma y de esta forma, además, poder desarrollar inteligencia emocional del individuo reconociendo distintas emociones", resume el musicoterapeuta.

Etiquetas
Comentarios