Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

¿Qué les falta a los menús?

El colegio de Dietistas-Nutricionistas y la DGA acuerdan colaborar para mejorar la alimentación en los comedores escolares.

Alumnos del C. P. Cándido Domingo del Arrabal participan en los "desayunos saludables" y talleres de alimentación sana.
¿Se deberían mejorar los menús escolares?

El aumento de la incidencia de la obesidad infantil en las aulas ha hecho saltar la voz de alarma entre médicos y nutricionistas, que han impulsado un plan de colaboración con la DGA y los colegios para mejorar la alimentación en los comedores escolares.

"A la consulta nos llegan niños que están muy cansados, que a lo mejor no crecen a la velocidad que deberían y empiezas a indagar en su ritmo nutricional. Muchas veces es tan sencillo como que desayunan gusanitos o bollería y hay que cambiar los hábitos, pero otras es complicado porque los tienen tan arraigados que es difícil hacerles comer fruta", explica la doctora Ana Cristina Serrano, especialista en Medicina familiar y Comunitaria.

Según informan fuentes del Colegio Profesional de Dietistas y Nutricionistas de Aragón, cada año se detectan nuevos casos de obesidad infantil en las aulas. De hecho, precisan, en Aragón la obesidad infantil se ha duplicado y el sobrepeso casi se ha triplicado en los últimos veinte años, alcanzando a comunidades autónomas con mayor incidencia, como Canarias y Andalucía. Esta, indican, deriva no solo de la falta de recursos, sino también de la época en la que vivimos, condicionada por el estrés, la falta de tiempo y de dinero y las prisas.

Por ello, en colaboración con la DGA, se están llevando a cabo diversas iniciativas para tratar de promover una alimentación sana en la infancia y que están encaminadas a trabajar tanto en la escuela como fuera del aula. "El objetivo final es reintroducir la alimentación sana de una manera divertida para que los niños malcomedores vuelvan a comer bien", anima Serrano. 

Una de las recomendaciones que se hacen desde el CPDNA pasa por incluir opciones de cenas dentro de los menús escolares como información adicional a las familias, con el objetivo de facilitar el equilibrio nutricional de los niños en edad escolar.

Desayunos saludables

Además, existen proyectos complementarios, como los "desayunos saludables" emprendidos por la Unidad Docente de Atención Familiar y Comunitaria del sector Zaragoza 1, que realiza proyectos de desarrollo en algunos centros escolares del barrio del Arrabal, como es el caso del C. P. Cándido Domingo. "Hay que concienciar a los niños para que aprendan que el desayuno es lo más importante llevando los cereales y la fruta a los comedores infantiles y revisando con frecuencia los menús", subraya la doctora Serrano. 

¿Cómo deberían ser los menús escolares?

Según recoge la 'Guía de Comedores Escolares de Aragón', supervisada por diplomados y graduados en Nutrición Humana y Dietética, la fruta fresca y de temporada será "el postre habitual en los menús" y deberá incluirse en ellos entre 4-5 veces por semana; en el caso de las legumbres, deberán pautarse seis raciones mensuales. De la misma manera, para las guarniciones "se priorizarán las verduras y ensaladas", limitando el uso de precocinados y frituras a una frecuencia máxima de tres veces al mes. Asimismo, los nutricionistas recomiendan la inclusión en los menús escolares de pescado de una a tres veces por semana; lo mismo para las carnes, evitando preparaciones cárnicas más grasas como las salchichas, hamburguesas o albóndigas (que se incluirían como mucho una vez por semana). Pero, ¿se ajustan realmente los menús escolares a la normativa? 

Los padres y madres de la escuela pública reconocen que ha habido una "mejora sustancial" con respecto a otros años, al lograr que se cambiaran las salchichas Frankfurt por salchichas frescas o que algunas empresas dejaran de dar hamburguesas de calamar para cubrir la ración de pescado semanal. No obstante, consideran que en relación al aumento de precio que experimentó el servicio de comedor hace tres años (pasando de 75 a 96 euros), "todavía habría un margen de actuación amplio para mejorar la calidad de los platos, tanto en calidad como en cantidad", señalan desde FAPAR.

Viendo el menú elaborado por un colegio público zaragozano para este mes de junio, se observa cómo en el caso de los pescados, el consumo semanal de este alimento sigue siendo "pobre", en comparación con la inclusión de carnes grasas y rebozados. Así pues, la presencia de nuggets de pescado, san jacobos con patatas fritas, tortilla de patata o albóndigas a la jardinera es equiparable a la de merluzas o estofados. "Estamos convencidos de que se puede comer muchísimo mejor de lo que se come teniendo en cuenta la subida que asumimos del comedor y, por eso, reitereramos que se materialicen esas recomendaciones para que la alimentación sea cada vez más equlibrada y más sana", concluyen desde FAPAR.

Volver al suplemento de salud.

Etiquetas