Despliega el menú
Opinión

Opinión

Enamorados de Teruel

ACTUALIZADA 21/02/2020 A LAS 02:00
La historia de los Amantes de Teruel llega a su fin
Fiesta de las Bodas de Isabel en Teruel en su edición de 2019. 
Antonio García

Teruel vive estos días un proceso milagroso. La capital icónica de la España vaciada triplica su población hasta superar los 90.000 visitantes que se sumergen en su Fiesta de Interés Nacional. Y los vecinos de la ciudad de los Amantes obran el prodigio de insuflar calor y pasión a su frío invierno.

Apenas una decena de personas ataviadas con trajes medievales dieron tímidamente hace 24 años el arranque a la recreación histórica de la Leyenda de los Amantes de Teruel. Hoy son alrededor de 17.000 los "actores" vestidos con indumentaria fiel a la que se llevaba hace 800 años que acompañan la escenificación de la trágica historia de amor de Isabel de Segura y Diego Marcilla. Ni Romeo y Julieta cuentan con una representación a la altura de la turolense en Verona, por más que Shakespeare los convirtiera en referente mundial sin ni siquiera pisar sus calles.

Además del fenómeno sociológico que recrean los habitantes y visitantes de Teruel, el mudéjar aporta un escenario arquitectónico cómplice y espectacular. Todo se conjura para ofrecer una obra maestra sobre el mito del amor y de la muerte de carácter universal, comprensible sea cual sea el idioma o la procedencia de quien se sumerge en ella.

Los agorafóbicos no entienden el poder de atracción que supone pasear entre una multitud medieval, besarse a la vez que cientos de parejas o llorar acompañando la comitiva de los funerales de Diego Marcilla. Pero pueden visitar en cualquier otra época esta magnífica ciudad. Siempre tendrán ocasión de descubrir por qué es tan fácil enamorarse de Teruel.

Etiquetas