Despliega el menú
Aragón

pueblos turolenses

Pueblos cerca de Teruel para visitar y comprar productos típicos

A media hora o menos de la capital de los Amantes se puede disfrutar de Albarracín, Sarrión, Cella o Torremocha, entre otras muchas posibilidades para aprovechar al máximo el fin de semana.

El Portal de Teruel en Sarrión, declarado monumento nacional en 1982.
El Portal de Teruel en Sarrión, declarado monumento nacional en 1982.
Antonio García

Las Bodas de Isabel de Segura son ya un reclamo clásico para el visitante a la ciudad de Teruel. Cada año, en pleno febrero, se recrea esta historia que a los extranjeros y llegados de otros puntos de España les recuerda a la de Romeo y Julieta; el final nada feliz de la historia no desanima a nadie, y la representación es seguida con ganas por miles de visitantes que llenan la ciudad durante tres días. Teruel se llena hasta los topes, y no es mala idea buscar planes alternativos en las inmediaciones de la capital de la provincia para disfrutar de algunos de sus atractivos. Hay más, pero entre los muy cercanos a la ciudad destacan Torremocha, Albarracín, Cella y Sarrión.

Qué hacer en Torremocha de Jiloca

A 25 minutos de Teruel, por la Autovía Mudéjar, está Torremocha de Jiloca. Allá se mantienen abiertos dos negocios singulares; la pista de karts (circuitodetorremocha.es), que en su día fue la más grande de España, es el más popular. Las familias y los grupos de amigos se reúnen en el trazado y se les organiza un verdadero Gran Premio, con entrenamientos, carrera y cronometrajes oficiales. Además, también tienen ‘paintball’. Ahí mismo está A Mil Pies (amilpies.com), empresa que tiene la base en el aeródromo de Torremocha y que ofrece clases y experiencias de vuelo en avioneta.

Torremocha del Jiloca
La pista de karts de Torremocha del Jiloca
Laura Uranga

Qué ver en Albarracín

Albarracín está a 35 minutos de Teruel por la A-1512. Un lugar majestuoso, esculpido como un relieve en la roca; contemplarlo desafía los límites de la admiración, porque el mismo pueblo ya es un monumento. Calles empinadas y miles de escalones conducen a la parte alta, donde la Fundación Santa María de Albarracín tiene su sede y hospedajes, centro de numerosas actividades culturales durante todo el año; también se puede admirar la Catedral, con dependencias recientemente restauradas. Al otro lado del pueblo, los restos de la antigua muralla y el castillo son otro aliciente para los andariegos.

Albarracín
Vistas de Albarracín
Laura Uranga

Comprar la patata de Cella

Cella es la capital nacional de la patata y está a 20 minutos de la capital turolense. La patata de Cella tiene su marca registrada desde 2011; la gran calidad de las aguas de riego tiene mucho que ver, además de las condiciones de la tierra. Vale la pena acercarse para comprar patata local y comprobarlo. Además, el pueblo tiene un pozo artesiano espectacular; situado junto a un parque, es objeto de visita durante todo el año. Se trata de una gran sima excavada por el hombre, que conecta dos capas subterráneas e impermeables de agua para que ambas se fundan.

La fuente de Cella
La fuente de Cella
Laura Uranga

Sarrión y la famosa trufa negra

Sarrión está a 27 minutos de Teruel por la Autovía Mudéjar, ya camino de la Comunidad Valenciana. Aquí estamos hablando de la capital mundial de la trufa negra; de hecho, los productores de la provincia tienen su sede oficial en este pueblo, que cada diciembre organiza una feria multitudinaria sobre el producto. Se trata sin duda del lugar ideal para saber más sobre la trufa y comprarla (según la profundidad de cada bolsillo; no es barata), además de descubrir productos gourmet basados en este hongo. 

Trufa negra de Sarrión
Trufa negra de Sarrión
Antonio García
Etiquetas
Comentarios