Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

libros y música

Carlos Villarrubia escribe ‘Zarabandagoza’, una declaración de amor a la ciudad

El escritor, periodista y autor musical catalán, con raíces familiares aragonesas, recorre emocionalmente una Zaragoza esculpida por artistas, cafés y claroscuros

El autor de 'Zarabandagoza', Carlos Villarubia.
El autor de 'Zarabandagoza', Carlos Villarubia.
HA

El autor catalán Carlos Villarrubia es un profesional diverso en la expresión, que alterna la literatura con el periodismo, la composición musical y el guion. Su último libro, ‘Zarabandagoza’, es una oda a la ciudad en la que vivieron sus abuelos, su tío José y su tía Lupe; de difícil encasillamiento en cuanto a género, el texto es una sucesión de pinceladas surgidas directamente de las entrañas, que se vuelcan en torrente a lo largo de 50 breves capítulos. Allí se escudriña la ciudad desde muchos puntos de partida, convergentes todos en las personas que le motivan, los lugares que le subyugan y las reflexiones que brotan de cada episodio caminante o, simplemente, reflexivo. Una obra tan bohemia como epidérmica, en la que los nombre conocidos comparten protagonismo con las personas anónimas que le enlazan a la ciudad.

Villarrubia visitó la última feria del libro de Zaragoza para presentar su obra, que ya se distribuye por todo el país. “Veo este trabajo -explica- como una especie de divertimento, nacido de mis frecuentes visitas a la ciudad y de la historia personal que me une a ella. Mis abuelos fueron maestros en Zaragoza durante la República; mi tío José Villarrubia fue bailarín de swing y claqué allá muy joven, hacía dúo con Fernando Sancho, actor zaragozano que luego hacía siempre de mexicano duro en los ‘spaghetti-western’. También fue instalador de neones en el Tubo. En Zaragoza murió también mi tía Lupe, directora de un grupo escolar”.

El catalán es torrencial a la hora de desgranar sus recuerdos e investigaciones. “El hijo de Fernando Sancho, que también se llama Fernando, es un músico excepcional; ha hecho bandas sonoras de muchos películas. Juntos hemos compuesto para Hilario Camacho el tema ‘Licantropía’, en el que también estaba Joaquín Torres. También trabajamos con Joaquín Sabina en su día”. Villarrubia ha trabajado con artistas muy dispares: desde Miguel Bosé a Luis Racionero, Nacho Cano, Silvia Marsó o Paola Dominguin. Tiene registradas 500 canciones, interpretadas por un centenar de artistas, entre los que destacan Martirio, Lucrecia, Miguel Ríos, Cómplices o el citado Hilario Camacho.

Magnetismo

Villarrubia, que reside en Hospitalet, va más allá de los nexos palpables al calificar lo que siente por Zaragoza. “Tiene algo magnético, es la capital bohemia de España, una joya escondida. ¿Y el Pilar? Seas o no religioso, es un terremoto de energía, parece una nave espacial”. En el libro le llama La Nao Pilar. “Escribo trazando una especie de circunvalación temporal, recordando los postulados de Umbral. Zaragoza viene y va en mi vida; hace poco, en la Casa de Zitas, hicimos con Lucio Cruces un pasodoble que se llama ‘Pasión de enero’, muy bonito”.

El escritor presume de haberse pateado a fondo la ciudad. “Quería conocer sus tripas, impregnarme de su pulso creativo. Además, con el libro cumplo la promesa que le hice en su día a mi tío: un libro de Zaragoza, pero no sobre Zaragoza, que es una capital de futuro. Una ciudad bellísima, en expansión, llena de contrastes, habitada por gente muy creativa y divertida. ¡Y tiene restaurantes y bares fantásticos! Doña Hipólita me encanta, por ejemplo.

En el libro (editado por Dédalo, dentro de la colección Basalto), que a veces se solaza en la puntuación irregular, se agolpan referencias muy dispares: el pasodoble ‘Sierra de Luna’, el pintor Eduardo Laborda, el puente de Piedra, el hotel Oriente, Ludmila Mercerón, Gabriel Sopeña, Bunbury, Amaral, Labordeta, Casa Lac, Helios, Chaime Marcuello, Viki Lafuente o Inma Chopo, entre muchos otros. Un crisol de influencias volcado en forma de torrente, pero lleno a su vez de diques, para paladear cada impulso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión