Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

turismo en aragón

Una ruta aragonesa para sentirse como Clint Eastwood en el lejano Oeste

En las tres provincias hay sitios para hallarse como en el centro de una película de indios y vaqueros: de hecho, se han rodado varias en algunos de ellos.

Cárcavas de Morata de Jiloca
Cárcavas de Morata de Jiloca
Laura Uranga

Aragón es tierra de cine, y su diversidad de paisajes hace que sea apta para cualquier género. Acercarse a la localidad oscense de Alberuela de Tubo desde su pedanía más famosa, Sodeto, lleva a ponerse en situación de ‘western’ desde el primer momento; por cualquier lado pueden aparecer veloces caballos montados a pelo por los sioux, que llevan rato siguiendo la incursión de la diligencia viajera. 

Clint Eastwood nunca rodó en Aragón, y tampoco hay constancia de que visitara alguna vez estos enclaves, pero sí lo hizo (y mucho) una estrella aragonesa del 'western'; Fernando Sancho, zaragozano, uno de los mejores 'malos' del spaghetti western local de la mano del director Ignacio F. Iquino y los hermanos Balcázar.

Los torrollones de piedra que aparecen en lo alto de las paredes en las inmediaciones de Alberuela de Tubo están tallados por el paso del tiempo, y seguirlos de cerca es uno de los objetivos senderistas más comunes en esta zona de los Monegros. Sodeto, además, pescó una millonada en la Lotería de Navidad hace diez años, así que lo de buscar tesoros no es algo ajeno a esa zona.

No muy lejos, dentro del municipio de Castejón de Monegros y con Sariñena en el horizonte, el paisaje de Jubierre ha sido y sigue siendo escenario de multitud de filmaciones, publicitarias sobre todo. En algunos puntos parece el Valle de la Muerte aragonés, por los tozales montañosos de punta plana que tantas veces se han podido admirar en anuncios de coches, perfumes, videoclips o el largometraje ‘Miau’, del aragonés Ignacio Estaregui.

Un pasado cinematográfico en Aragón que sigue presente

En las cercanías de Fraga, concretamente en Cardiel, quedan restos de lo que fue en su día el plató al aire libre más utilizado por la industria española del ‘western’. Entre 1965 y 1972 se rodaron casi 30 películas ambientadas en el Oeste americano a las afueras de Fraga, con los hermanos Balcázar como mentores.

Las salinas son otro escenario habitual de recreación para proyectos relacionados con el salvaje oeste y la publicidad. Bujaraloz tiene su espectacular salineta y comparte con Sástago la vasta extensión de terreno conocida como las salinas de Sástago-Bujaraloz, donde la actividad fílmica ha sido elevada en las últimas décadas. Morata de Jiloca, por su parte cuenta con las cárcavas y paredes que ya inspiraron en su día al rodaje de la película ‘Los cuatreros’ (1964). Muy cerca, en Cervera de la Cañada, se alzan los ‘castillos’ de la Sierra de Armantes, que quizá son las cárcavas más monumentales de toda la comarca de Calatayud. Se trata de destinos habituales para caminatas y aficionados al BTT.

Ruta 'western’ por Teruel

El paisaje marcado por el Rodeno es lo más impresionante de la provincia en este tema de las semejanzas con el ambiente del salvaje oeste americano. En Bezas, por ejemplo, hay impresionantes muestras rocosas de tono rojizo entre vegetación abundante; no hay que olvidar que también había zonas boscosas y de montaña en el cine de pistoleros, sheriffs y buscadores de oro. En Ojos Negros, por su parte, el terreno más llamativo lo marcan las zonas mineras recuperadas como balsas y lagos; el de Menerillo, a las afueras del pueblo, fue escenario hace dos años del corto ‘Su hora’, en el que se recordaba el duelo entre Henry Fonda y Charles Bronson en la película de Sergio Leone ‘Hasta que llegó su hora’.  

Descubre otras rutas impresionantes por Aragón y conoce los pueblos más curiosos de Zaragoza, Huesca o Teruel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión