Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

arte. ocio y cultura

La Lonja ofrece en el Pilar un diálogo imaginario de la obra de Goya y la de Zuloaga

La exposición, con el vínculo aragonés de fondo, consta de 90 obras del pintor vasco y se exhibirán 8 cuadros del artista de Fuendetodos 

Así retrató el pueblo de Alquézar Ignacio Zuloaga en 1916.
Así retrató el pueblo de Alquézar Ignacio Zuloaga en 1916.
Zuloaga/Archivo Heraldo.

ZARAGOZA. Francisco de Goya suscitó grandes adhesiones. Uno de sus grandes admiradores, desde muy joven, fue Ignacio Zuloaga (Eibar, 1870-Madrid, 1945), el gran pintor de rasgo bravo y del color, de la España blanca y de la España negra, que ya con 16 años copió una obra de Goya en su primera visita al Museo del Prado.

Desde entonces, la admiración se tornó interés, apasionada defensa, vindicación y casi idolatría. Por ello, desde hace algunos meses la comisaria Margarita Ruyra de Andrade y el historiador del arte y técnico cultural José Ignacio Calvo Ruata trabajan en la muestra ‘Zuloaga, Goya y Aragón: la fuerza del carácter’, que ya adelantó HERALDO el pasado enero, que se celebrará́en la Lonja entre el 6 de octubre de 2022 al 8 de enero de 2023, organizada por la Fundación Zuloaga y el Ayuntamiento de Zaragoza.

Margarita Ruyra de Andrade dice que esta «es una muestra ambiciosa y totalizadora que quiere analizar el vínculo entre los dos pintores. La muestra profundiza en esa relación, y queremos que haya un antes y un después», explica la experta. En las características de la muestra –que abordará todos los temas: retratos, paisajes, bodegones, mujeres, etc.– se dice que pretende ahondar en las magníficas sinergias que emanan de la confrontación y relación entre Zuloaga y Goya, «tanto a través de sus obras como de sus perfiles biográficos, repasando sus orígenes, sus clientes, sus aficiones… y también la relación de Zuloaga con Aragón, y con los pintores aragoneses».

Retrato de 'La marquesa de Lazán', pintado por Goya en 19804.
Retrato de 'La marquesa de Lazán', pintado por Goya en 19804.
Goya/Archivo Heraldo.

Ordenada temáticamente, la exposición contará con 8 obras de Francisco de Goya (entre ellas la refinada ‘Marquesa de Lazán’ y otras tres ‘atribuidas’) y con más de 90 obras procedentes de la Fundación Zuloaga, y de museos y colecciones particulares tales como el Museo de Bellas Artes de Bilbao, Bellas Artes de Burdeos, Museo del Prado, Museo Reina Sofía, Museo Carmen Thyssen, Museo de Bellas Artes de Sevilla, Juan March…

Obras y ecos

Esa intensa relación entre ambos ‘comenzó’ pronto. Zuloaga siempre reconoció a Goya y El Greco como sus maestros; «al principio –dice José Ignacio Calvo Ruata–, también se identificó con Velázquez». Ya en 1907, como ha recordado el historiador Jesús Pedro Lorente en la revista ‘Artigrama’, sufragó una pieza de mármol para colocarla en la última casa donde vivió Goya en Madrid. En 1913, en uno de sus viajes a Fuendetodos, creyó reconocer la casa natal, la adquirió en 1915 y se inauguró en 1917; para esa humilde morada, los descendientes del pintor vasco cedieron muebles de época que han estado allí hasta hace poco. En 1920, Zuloaga pagó la escultura en homenaje a Goya que le hizo el artista Julio Antonio y se levantó cerca de la iglesia. Y también colaboró con Enrique Granados en su ópera ‘Goyescas’: le pidió que le localizase a unas bailarinas y que le hiciera dos decorados. En 1927 tuvo un bello detalle: regaló al Museo de Zaragoza un fragmento de la capa del pintor.

Paisajes y lugares de Aragón

Este viajero incansable que fue Zuloaga recorrió España y Aragón de punta a punta: estuvo en Fuendetodos y Calatayud, los Pirineos, Barbastro, Alquézar, Graus y Ansó. Vivió en París y trabó amistad con gentes de un amplio espectro cultural y social. Fue amigo de Ortega y Gasset, Unamuno, Azorín, Belmonte, Pérez de Ayala, Falla o Valle Inclán.

Además de los cuadros, habrá varias vitrinas con mucha información: dos cartas de Goya, muchas fotos, objetos, dibujos. Ignacio Suárez-Zuloaga, bisnieto de Zuloaga y uno de los responsables de su museo en Zumaia, dice que «será una exposición especial no solo para ver sino también para leer y tiene un componente pedagógico».

Uno de los cuadros que también viajará a Zaragoza: 'La víctima de la fiesta'.
Uno de los cuadros que también viajará a Zaragoza: 'La víctima de la fiesta'.
Zuloaga/Archivo Heraldo.

El otro comisario, José Ignacio Calvo Ruata matiza que «es una confrontación de Goya y Zuloaga de partida, pero en realidad es más bien una muestra de la recepción de Goya por Zuloaga, de cómo lo refleja, de cómo lo digiere, de cómo lo homenajea luego en varias piezas. Le provoca tal entusiasmo que quiere conocer Fuendetodos. Y pasa lo que pasa. Con todo, estilísticamente, Zuloaga no se parece a Goya. Es así».

Calvo Ruata apunta otro elemento en la conexión Goya-Zuloaga.«Tuvo mucha relación con Ansó: su hermana Cándida estaba casada con el farmacéutico Castán, y pasó allí muchos días. Y todo ello estará presente también. Aragón fue muy importante para Ignacio Zuloaga».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión