Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

ARTES & LETRAS. LITERATURA

Almanaque de vida: los artículos de Andrés Trapiello

El escritor leonés, galardonado con el Premio Mariano de Cavia, publica dos compilaciones de sus textos de prensa

Andrés Trapiello es un escritor muy versátil, con un gran conocimiento de las letras españolas.
Andrés Trapiello es un escritor muy versátil, con un gran conocimiento de las letras españolas.
Isabel Permuy/Planeta.

Afirma Andrés Trapiello que los artículos de sus dos últimas antologías: ‘Si me adorares’ y ‘Extraño país este’, publicados en el 'Magazine' de 'La Vanguardia' entre 2009 y 2010, se leían la mañana del domingo frente a un cruasán y a un café, o bajo las palmeras de la playa. El Magazine era por entonces una revista cuyas páginas se pasaban sin apenas leerlas, sin importar demasiado su contenido.

Ante este panorama, ¿cuál era la pretensión del autor?: La de aplicar a la realidad una mirada curiosa; la de observar esa realidad con un humor honesto y vago, como diría Josep Pla, maestro de Trapiello junto a Baroja, Cunqueiro, Camba, Azorín, Unamuno… Pero, más allá de referentes, antes que la originalidad, nuestro articulista buscaba la personalidad, la cual -afirma- siempre viene de la vida más que de la literatura; porque la función de esta es compartir aquella con los lectores, evitar convencerles de nada y escribir desde la libertad, sin prejuicios, sectarismos o idolatrías.

“Si vives de una manera natural, acortando distancias entre lo que piensas y lo que dices, todo viene rodado: lo que se sabe sentir se sabe decir”. Esta última idea cervantina se repite en ambos libros: la literatura apegada a la vida, por oposición a una literatura libresca, hecha de entelequias.

El artículo que abre ‘Si me adorares’, contiene, a mi juicio, la idea nuclear de ambos libros. Versa este sobre un misterioso almanaque, el del doctor James C. Ayer, de Boston, Massachusets. Este enigmático doctor, del cual nada sabemos -ni siquiera si fue médico, o titulado universitario- comercializaba fármacos de su invención, como el pectoral de cereza, o el extracto de zarzaparrilla, sanadores todos los males. Míster Ayer publicó en España su almanaque de 1885, que nuestro autor compró en una almoneda.

Almanaque es una palabra árabe que designa el catálogo de los días del año, con datos astronómicos, efemérides, citas de personajes célebres, festividades, anécdotas, pequeños relatos… Y afirma el autor que a él le gustaría ser un escritor de almanaques, lo cual logra, del modo más metafórico en estos artículos de 'La Vanguardia', donde nos desgrana la actualidad semanal de 2009 y 2010 en pequeñas anécdotas que van desde lo más prosaico a lo más grave, y que nos parecen intemporales; pues la vida y la Historia no son sino un eterno retorno, un 'déjà vu'.

Entre el elenco de temas candentes de aquel bienio sobre los que versan muchos artículos se encuentran la reciente crisis económica; el rescate de la banca con fondos públicos; la corrupción política; el secuestro del pesquero Alakrana por piratas somalíes; la excarcelación de Luis Roldán; el auge del libro electrónico o la victoria de España en el mundial de Sudáfrica.

Junto a cuestiones de relieve, también se abordan otros asuntos más cómicos, como una exposición de vacas de fibra de vidrio en Madrid; el acoso de las cotorras australianas a los gorriones en los parques; la ley de protección de las campanas en Cataluña o cierto viaje del presidente Zapatero a la Villa Certosa de Berlusconi, paraíso de las velinas de il cavaliere, donde nuestro presidente se fotografió risueño. Salieron en su defensa las ministras del ejecutivo, alegando que las sonrisas presidenciales eran pura cortesía.

Desde lo más anecdótico a lo más serio, nada parece escapar a la mirada curiosa del autor, una mirada que se expresa desde el “yo” y no desde el “ego”; de ahí que, al referirse a sí mismo, el articulista emplee el pronombre indefinido “uno”, que acerca el yo al tú, y desea compartir su experiencia con el lector.

‘Adiós, donaires’, estas fueron las últimas palabras que escribió Cervantes. La risa es quizá la actitud vital que más ensalza Trapiello. Según él, debemos aceptar que “las tostadas siempre caen del lado de la mantequilla; los ataúdes no siempre son para los demás y es una bicoca que hoy no nos duela nada.” Como dejo escrito Montaigne: “Es incierto donde nos espera la muerte; esperémosla en todas partes”. Sentado lo anterior, puede afirmarse que estas colecciones de artículos son un almanaque de vida.

FICHA TÉCNICA

‘Si me adorares’. (Artículos de La Vanguardia, 2009). Andrés Trapiello. Editorial Comares. Granada, 2022. 114 páginas.

‘Extraño país este’. (Artículos de La Vanguardia, 2010). Andrés Trapiello. Editorial Comares. Granada, 2022. 114 páginas

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión