Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

MÚSICA

Monegros Desert resucita ocho años después citando a 55.000 personas

Más de 125 artistas actuarán durante 22 horas en 11 escenarios: desde las 14.00 de este sábado hasta las 12.00 del domingo.

El escenario principal, al fondo, y el del avión en primer plano.
El escenario principal, al fondo, y el del avión en primer plano.
Verónica Lacasa

Ni el paso del tiempo ni la pandemia han logrado enterrar al Monegros Desert. Tras ocho años de letargo, el festival de música electrónica renace en áridas tierras fragatinas. Desde las 14.00 de este sábado hasta las 12.00 del domingo, por delante un maratón de 22 horas con un despliegue abrumador: más de 125 artistas, 11 escenarios, 2.200 trabajadores y más de 55.000 espectadores venidos de 88 países.

Cuando el DJ británico Ben Sims se ponga a los mandos de los platos en la Catedral del Tecno, el segundo escenario en importancia de la cita, dará comienzo un pantagruélico banquete con nombres tan destacados como Paul Kalkbrenner, Chase & Status, Richie Hawtin,Amelie Lens, Busta Rhymes, Psycho Realm, SFDK, Amelie Lens o Adam Beyer.

Los organizadores han invertido un especial esmero en cuidar la escenografía. Entre los espacios habilitados destaca un Airbus que ha sido reconvertido en pista de baile para 800 personas; un tren real habilitado como el ‘Artist Village’, donde encontrarán un oasis los artistas, los poseedores de una entrada VIP y los invitados; El Pajar, el antiguo almacén de trigo y cebada que la familia Arnau –organizadora del evento– transforma por un día en la ‘casa’ del drum’n’buss; la Techno Cathedral, una obra de ingeniería de más de 70 metros, sin columnas y con un aforo para 12.000 ‘ravers’; y el Sound System Temple, el altar principal para 30.000 ‘feligreses’ esculpido en madera envejecida.

Un abanico de posibilidades que debe gestionarse con calma, tal y como aconseja Juan Arnau Lasierra, máximo responsabledel Monegros Desert: "El consejo es que se lo tomen con tranquilidad. Es un maratón, no es un esprint. Son 22 horas de un festival en el que te puede pasar de todo en positivo. Pero no tienen que ir con prisas, sino disfrutando de los momentos mágicos que habrá. Será un festival para recordar, que quedará en la memoria de aquellos que asistan".

Calor e hidratación

Hidratarse continuamente y protegerse del sol van a ser premisas fundamentales durante toda la jornada. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el tiempo no será un obstáculo. Eso sí, la temperatura prevista oscilará entre 21 y 36 grados entre este sábado y mañana, y lo más importante: las previsiones de lluvia son del 0%.

En cuanto a las horas de más calor, se concentrarán precisamente en el primer tercio del festival, y acompañarán a los miles de asistentes cuando empiecen a emprender el regreso a sus hogares el domingo. En esos ratos será más esencial que nunca la hidratación: aunque no se puede meter comida ni bebida de fuera al gigantesco recinto, hay diversos puntos gratuitos de agua potable en su interior. Conviene guardar agua en los vehículos para la salida.

El festival arrancará a las 14.00 con 30 grados e irá subiendo progresivamente hasta alcanzar los 35 a las 18.00, según la Aemet. A partir de entonces, la temperatura irá bajando paulatinamente hasta llegar a los 26 grados a las 0.00.

Unos 300 guardias civiles integrarán el dispositivo de seguridad. El despliegue en los accesos será importante y habrá controles de alcoholemia y estupefacientes, tanto en la entrada como en la salida. Además, se vigilará para impedir que se porten armas y objetos peligrosos y prevenir el consumo y tráfico de drogas. El objetivo es que este acontecimiento transcurra con normalidad. Las lanzaderas de buses de Zaragoza y Lérida regresarán de forma continuada a partir de las 8.00 del domingo. Quienes esperen hasta el cierre del festival se verán probablemente abocados a largas esperas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión