Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cultura

Pedro Sagasta: "El lienzo me va diciendo por dónde debo ir, me dicta"

Pedro Sagasta (Ainzón, 1959) presenta su muestra abstracta ‘Eclesiastés’ desde este viernes 1 de abril y hasta el 30 de julio en la Cámara de Comercio de Zaragoza

El pintor Pedro Sagasta, junto a obras de su muestra abstracta 'Eclesiastés', expuesta desde el viernes 1 de abril en la Cámara de Comercio de Zaragoza.
El pintor Pedro Sagasta, junto a obras de su muestra abstracta 'Eclesiastés', expuesta desde el viernes 1 de abril en la Cámara de Comercio de Zaragoza.
Toni Galan

¿Cuando empezó usted a pintar? ¿Ya apuntaba maneras de crío?

Pinto desde siempre, nací con esto como nací con orejas y brazos. He hecho figurativo y retrato, pero prefiero el abstracto, es una creación más libre, aunque también sea exigente; el lienzo es un contenedor, pero también me guía.

¿Así, sin interlocución?

No, también escucho a Ascensión, mi mujer, que a veces me aconseja sobre un color o una tonalidad, y siempre acierta. Eso sí –ríe– no escucho sugerencias de nadie más, con Ascensión y la tela me basta. Pinto a mi manera, soy un artista humilde que disfruta con lo que hace. Trabajo en silencio: vuelco lo que tengo en la cabeza, y el lienzo me va diciendo por dónde debo ir, me dicta. Cuando acabo un cuadro y lo contemplo, entonces sí lo hago con música.

"Soy un artista humilde que disfruta con lo que hace"

Ha trabajado muchos años en la Opel y se acaba de jubilar, hace menos de un año. ¿Cómo compaginaba el tajo diario con su gran afición?

Pues mira, además de mi obra, he dado clases durante muchos años. Al salir de trabajar iba a Magallón a atender alumnos de toda la comarca, y también he impartido clases en mi pueblo, en Ainzón. Llevo 23 años en ello, con grandes y chicos. Paramos por la pandemia y no hemos regresado aún, pero espero volver a la docencia cuanto antes, y en los dos sitios, me gusta mucho colaborar a que haya más afición al arte en mi zona.

En el trabajo también se marcó usted cierta pincelada artística…

Formamos un grupo de 18 pintores currantes de la empresa. Se llamaba ‘Qué miras’, lo fundamos uno de los compañeros y yo; expusimos en muchos puntos de España. Yo también he llevado mi obra a muchas ciudades españolas, y también a diferentes localidades francesas; además ne expuesto en Roma, Londres y Estados Unidos, concretamente en Dallas en 2015 y Nueva York en 2016, como parte de colectivas. En Nueva York fue en el ‘Dare to Share’ del Goyart Salon de la JMC Gallery, en la Novena Avenida.

Hablando de inspiración, ¿a qué otros artistas aragoneses admira Pedro Sagasta?

José Manuel Broto, por encima de todos, me interesa mucho toda su obra, es un referente. Y yendo más atrás, Goya, por supuesto. Entre los clásicos extranjeros, Rembrandt. Son las fuentes, los genios de la técnica, y siempre te fijas en su trabajo, hagas lo que hagas después con el tuyo.

Con ‘Eclesiastés’ se ha puesto usted bíblico, pero deja margen a la interpretación del espectador.

Hay cuadros que hablan de plantar, otros de curar… me gusta que cada cual interprete a su gusto el mensaje, si lo hay, o las formas. Y me encanta poder exponer en la Cámara de Comercio, es una maravilla que los pintores podamos contar con lugares como éste para exponer. Estoy muy agradecido a Manuel Teruel y José Miguel Sánchez por la confianza hacia mi trabajo y la sensibilidad para dejar espacio al arte en un edificio consagrado a los negocios.

En el segmento del retrato, su currículum cuenta con la exposición ‘Caras y carismas’ en la Fundación CREA allá por 2005… ¿qué retroalimentación tuvo de aquél esfuerzo?

Bueno, los retratados tienen sus retratos, ¡quedaron contentos! También hice en su día 10 retratos gigantes de personalidades de la cultura aragonesa, que desde hace unos años están expuestos en el monasterio nuevo de San Juan de la Peña. Y tuve el placer de retratar a don Felipe de Borbón.

También es ilustrador y grabador. ¿Qué recuerdos tiene de sus colaboraciones en ‘Andalán’?

Pues muy buenos. Ahora se está preparando una fiesta porque se cumplen los 50 años desde la fundación de la revista. Aún no hay fecha concreta, pero no tardará. Será una ocasión para reencontrarme con viejos amigos. Me apetece mucho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión