Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

literatura. ocio y cultura

Andrea Marcolongo: "El conocimiento de las palabras es una forma de libertad y democracia"

La autora de ‘La lengua de los dioses’, un gran éxito editorial en Italia, presentó en Zaragoza ‘El viaje de las palabras’ (Zahorí) con Irene Vallejo

ANDREA MARCOLONGO ( ESCRITORA ITALIANA ) / 24/03/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
ANDREA MARCOLONGO ( ESCRITORA ITALIANA ) / 24/03/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Oliver Duch.

Andrea Marcolongo (Crema, Italia, 1987) ha sido todo un fenómeno en Italia. Cuando publicó ‘La lengua de los dioses. Nueva razones para amar el griego’ en su país, en pocas semanas vendió más de 200.000 copias; fue un fenómeno editorial que precedió al gran éxito de Irene Vallejo, ‘El infinito en un junco’, con quien ha sido comparada. También es autora de ‘Etimologías para sobrevivir al caso’ y de ‘La medida de los héroes’. Los tres libros han sido editados aquí por Taurus. El pasado jueves, invitada por la Universidad de Zaragoza y la librería Antígona, estuvo en la biblioteca María Moliner y charló con Irene Vallejo de su libro ‘El viaje de las palabras’ (Zahorí Books), para todos los públicos, ilustrado por Andrea Ucini, que ella define como “una aventura, un relato de belleza, poesía, evolución y sorpresa”.

¿Cuál es ‘El viaje de las palabras’, como titula su libro publicado por Zahorí Books e ilustrado por Andrea Ucini?

La historia de cada palabra es una aventura, es la historia venturosa de un viaje. El trayecto de las palabras no es algo fijo, es algo que está en movimiento. El viaje de las palabras es la historia, el camino que todas las palabras han hecho para llegar hasta hoy. Puede ser un viaje muy lineal, muy sencillo; otras veces es un viaje muy curioso, que empieza muy lejos o que empieza y acaba en las cosas de casa. El viaje de las palabras es la historia de la gente que habla y utiliza cada día los vocablos para expresar las ideas, y el libro va por ahí.

¿Desde cuándo tiene esta obsesión por las palabras y su etimología?

Desde siempre. Soy de un pueblo pequeño cercano a Florencia. Antes de ser escritora, ya era una gran lectora. Adoro, me encanta leer. A los catorce años, cuando empecé a leer el latín y griego, y descubrí a Homero, para mí fue algo maravilloso. Fue algo mágico. Me decía. «Mira, esa palabra suena similar a las nuestras». Y me hacía preguntas. Más tarde, cuando entré en la universidad y estudié Lingüística y Filología, empezaron a fascinarme los idiomas. Es una fascinación personal que no tiene nada que ver con la carrera.

A veces, ¿no tiene la sensación de que sabe tanto de las palabras que ejerce como una superioridad sobre los demás? Usted lo sabe todo y los demás casi nada...

Sucede que estamos en una comida de amigos y de repente digo: «Esa palabra viene de...», y todos se ríen de mí. Bueno, yo tampoco sé nada sobre todo porque la etimología no es algo que se estudie ni en el liceo ni en el colegio ni en la universidad. Se mezcla con muchas cosas. Mi manera de adueñarme de las palabras es leer, leer y leer. Las palabras están vivas. En el libro ‘El viaje de las palabras’, en ocasiones, ni sabía dónde iba ni dónde me metía.

Ya había publicado con gran éxito su libro ‘Etimologías para sobrevivir al caos’.

Sí, casi era recuento de todas mis notas. Para descubrir una palabra es suficiente con comprar un diccionario etimológico, no es nada especial. Siempre digo que el hombre de mi vida era español, se llamaba Isidoro de Sevilla. Tengo sus etimologías en casa, fue algo sensacional. Su lectura fue como un encantamiento.

"Siempre digo que el hombre de mi vida era español, se llamaba Isidoro de Sevilla. Tengo sus etimologías en casa, fue algo sensacional. Su lectura fue como un encantamiento"

¿Qué relación hay entre su país, su origen italiano y el Mediterráneo, cuna de civilizaciones y de fábulas? ¿Cómo le llega, cómo le impregna?

Me gusta decir que antes de ser españoles, italianos o griegos, somos mediterráneos. Para mí el Mediterráneo es algo como es el mar, todos tenemos en los ojos el mar Mediterráneo, pero al mismo tiempo es algo como el habla. Es un amasijo de historia, de mitología, de vida, de palabras compartidas. El Mediterráneo es clave. Soy italiana pero vivo en París, escribo en italiano, mi pareja es española, me dedico al estudio del latín y el griego… Y reivindico, claro, el concepto de mediterraneidad que para mí es la base de mi mundo.

Le preguntan por un poeta y dice Dante...

Ah, claro. Soy poco original.

¿Lo contemporáneo le interesa? Se lo digo porque una de las cosas que incorpora su ‘gemela aragonesa’ Irene Vallejo, que le acaba de presentar en Zaragoza, es la huella de los clásicos en lo contemporáneo y las ideas afines.

Tenía muchas ganas de conocerla. Me interesa mucho lo contemporáneo. Desde hace seis años trabajo en Italia, en el diario ‘La Stampa’, y hago crítica literaria, algo que es muy revelador y estimulante, de novelas contemporáneas, francesas, latinoamericanos o españolas, escritas por mujeres. Acabo de reseñar a Sara Mesa y su novela ‘Un amor’. Me interesó porque hunde sus raíces en la tragedia clásica con gran precisión para contar el movimiento interior. Me interesan muchos otros autores como Michel Houellebecq, Emmanuel Carrère, Annie Ernaux, pongamos por caso, o Sylvain Tesson, autor de ‘Un verano con Homero’, que se publicó en España.

ANDREA MARCOLONGO ( ESCRITORA ITALIANA ) / 24/03/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Andrea Marcolongo ha tenido un gran éxito con 'La lengua de los dioses' y 'La medida de los héroes'.
Oliver Duch.

¿No hace ficción?

No, nunca.

¿Nunca? ¿Sabe por qué?

No sé. No me atrevo. No escribo historias, simplemente me encanta compartir mis ideas. A lo mejor algún día doy el paso, pero no sé si mi familia estaría contenta por pasar de contar cosas de Ovidio, Homero y Virgilio a mi último amor o a mi vida familiar, que no fue fácil. Me quedé huérfana de madre a los cinco años y mi padre desapareció. Me quedé con mi abuela; murió y empecé a vivir sola a los 18 años.

¿Por qué eligió estas 25 palabras para el libro: poesía, leer, respeto, feminismo, odio, mar, algoritmo, migrante...?

Ha sido muy natural para mí. Quería seleccionar palabras grecolatinas, pero las hay árabes o incluso japonesas, como ‘kotoba’, palabra en japonés. Son palabras que me gustan mucho y que me parecen necesarias hoy en día para transmitir a los niños y también a los adultos. Para mí el conocimiento de las palabras es una forma de libertad y de democracia.

¿Podría explicarlo?

De hecho, no conocer o no respetar las palabras no es una ofensa al diccionario, es una ofensa a nuestra propia capacidad de pensar. La primera cosa que un dictador hace, como sucede ahora en Rusia, es censurar la libertad de expresión. Cada dictador empieza por comprimir, por reducir las palabras que la gente puede utilizar. Conocer muchas palabras, ser capaz de pensarnos a través de las palabras es una forma de libertad.

"La primera cosa que un dictador hace, como sucede ahora en Rusia, es censurar la libertad de expresión. Cada dictador empieza por comprimir, por reducir las palabras que la gente puede utilizar"

¿Cómo escribe sus libros?

La escritura es la vida para mí. Escribo los libros que siento que me son muy necesarios. Muy urgentes. Tengo que hacerlo, si no me muero. Pienso mucho los libros, les doy muchas vueltas en la cabeza, lleno mis cuadernos de notas y los escribo rápido.

Ha tenido un gran éxito, en su país y en todo el mundo, con sus libros ‘La lengua de los dioses’ y ‘La medida de los héroes’. ¿Existen héroes en la vida cotidiana?

Sí, claro. El héroe es aquel se toma la responsabilidad de ser fiel a sí mismo y a la comunidad en la que vive. Ese espíritu colectivo nos falta hoy y ese individualismo extremo me saca un poco de quicio.

¿Para usted Zelenski es un héroe?

El auténtico héroe es el pueblo ucraniano. Opone la resistencia a la tiranía. Para una italiana que vive en París la palabra ‘resistencia’ es una palabra conmovedora. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión