Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MODA

El cuero hace piña y la piña se hace cuero

Una emprendedora española inventa un tejido que utiliza las hojas de la planta como alternativa sostenible a la piel de vaca.

Carmen Hijosa, emprendedora del mundo textil.
Carmen Hijosa, emprendedora del mundo textil.
EP

El cuero hace piña. O, mejor dicho, la piña hace cuero. Literalmente. Todo gracias a la emprendedora Carmen Hijosa (Salas, Asturias, 1952), inventora de Piñatex, un tejido natural a partir de la fibra de hoja residual de piña, convirtiéndolo en una alternativa sostenible al cuero tan real y factible que está nominada a los premios más prestigiosos a nivel de innovación, European Inventor Award de la Oficina Europea de Patentes (EPO), cuyos ganadores se anunciarán el 17 de junio.

Hijosa, graduada en textil en Dublín y especializada en fibras naturales, decidió no seguir trabajando con el cuero tras ver las condiciones de las curtidurías cuando trabajaba como consultora de diseño textil del Banco Mundial en Filipinas en 1993. Tal fue el impacto que le causó, que llegó a hipotecar su propia casa para desarrollar una alternativa sostenible.

"Las hojas de piña son muy fuertes, finas y flexibles; tradicionalmente han sido utilizadas en el país durante 300 años para confeccionar tejidos hechos a mano"

La producción convencional del cuero es controvertida, dados los vastos recursos necesarios para criar ganado, el riesgo de contaminación que representa el proceso de curtido, realizado con productos químicos, y las condiciones de los trabajadores, a menudo precarias. Conmovida por el negativo impacto social y ambiental de la producción local de cuero, Hijosa decidió desarrollar un tejido sostenible que aprovechase mejor la materia prima de Filipinas. "Las hojas de piña son muy fuertes, finas y flexibles; tradicionalmente han sido utilizadas en el país durante 300 años para confeccionar tejidos hechos a mano", como su típico 'barong tagalog', explica la asturiana. Entonces las preguntas se agolparon en su cabeza: "¿Qué pasa si hago una malla con estas fibras de hojas de piña? ¿Será esta malla de fibras muy diferente al cuero?", explica.

Antes de crear con éxito el tejido llamado Piñatex y perfeccionar su producción, se sumergió en un proceso de investigación y desarrollo durante 12 años para replicar la malla de fibras de colágeno del cuero, logrando suavidad, flexibilidad, resistencia al agua y transpirabilidad. La materia prima que conforma la base del tejido de Hijosa es un subproducto de la cosecha local de piñas en Filipinas, que ofrece un ingreso adicional a los agricultores y utiliza un recurso que, de otro modo, se desecharía porque no tiene ninguna utilidad una vez cosechada la fruta. Normalmente, las hojas se queman, lo que provoca la contaminación del aire. Al no quemarlas, se evita que se emitan 264 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a cargar 33 millones de teléfonos móviles. También requiere de menos agua que otros tejidos, como por ejemplo el algodón, el cual consume más de 20.000 litros de agua por kilo, además de producirse con menos productos químicos en comparación con la producción de cuero, lo que mejora las credenciales de sostenibilidad.

Esta fuente de residuos es significativa, ya que los diez principales países productores de piña del mundo crean suficientes hojas, unas 13 toneladas al año, como para reemplazar potencialmente más del 50% de la producción mundial de cuero con el material de Hijosa, directora de creatividad e innovación de su empresa, con sede en Londres y oficinas en Barcelona. Su trabajo pionero ha posicionado su proyecto como líder del mercado, pero también es fruto de su experiencia. Después de mudarse a Irlanda a los 19 años, cofundó la empresa de fabricación de cuero de lujo Chesneau Leather Goods en 1977. Allí, también se desempeñó como directora de diseño y venta a clientes de alto nivel como Harrods. Después de dirigir la empresa durante 15 años, comenzó a trabajar como consultora textil para el Banco Mundial, así como en institutos de investigación en Alemania e Irlanda en proyectos financiados por la UE en la década de 1990. De 2009 a 2014, Hijosa completó un doctorado en textiles en el Royal College of Art de Londres. En 2013, fundó la empresa Ananas Anam Ltd. para comercializar la alternativa del cuero de la que son clientes firmas internacionales entre las que se encuentran Hugo Boss, H&M o Paul Smith.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión