Despliega el menú
Ocio y Cultura

hemeroteca

Tal día como hoy nació Gustavo Adolfo Bécquer, el residente más conocido del Monasterio de Veruela

Este miércoles se cumplen 185 años del nacimiento del poeta sevillano, quien durante su estancia en la abadía zaragozana escribió sus famosas ‘Cartas desde mi celda’, inspirándose en los paisajes y en los pueblos del Moncayo.

Un mural de Bécquer en las calles de Trasmoz, destino de la tercera ruta
Un mural de Bécquer en las calles de Trasmoz, destino de la tercera ruta
Laura Uranga

El 17 de febrero de 1836 la ciudad de Sevilla vio nacer a Gustavo Adolfo Bécquer, cumbre del romanticismo español y uno de los grandes poetas españoles.

Hijo y hermano de pintores (su hermano Valeriano, aunque menos conocido, fue un excelente pintor costumbrista), pasó su infancia en su Sevilla natal, si bien quedó marcada por la temprana muerte de sus padres, quedando huérfano con solo 10 años. Allí estudió humanidades y pintura. En 1854 se trasladó a Madrid, con la intención de hacer carrera literaria si bien tuvo que compaginar dicha labor con el periodismo. 

Aquejado por problemas de salud, el escritor se retiró en 1864 al Monasterio de Veruela (Zaragoza) lejos del ruido de la ciudad (le llamaba la atención las historias de los pueblos) y se sumergió en el paisaje del misterioso Moncayo, en el que descubrió un mundo lleno de tradiciones, brujería y leyendas, muchas de las cuales convergían en el pequeño pueblo zaragozano de Trasmoz.

Junto a su hermano habitó en torno a medio año en la abadía, y allí escribió las ‘Cartas desde mi celda’, su colección de cartas más famosa, en las que habla de los paisajes del Moncayo, de la brujería, del miedo, de la belleza, de la tía Casca de Trasmoz… La muerte de esta anciana, una conocida "bruja" de Trasmoz, centra el contenido de la carta VI. Bécquer narra en dicha carta un suceso contemporáneo que había ocurrido unos años antes y que le cuenta un pastor durante una excursión: el asesinato de una anciana, la tía Casca, a la que acusaban en Trasmoz de ser la ejecutora de males de ojo y hechizos.

A día de hoy, Trasmoz presume de espíritu ‘becqueriano. “Bécquer está en cada rincón” de la localidad. “Lo ves en muchas casas, con rimas suyas en las puertas”, afirma su alcalde, tal y como recoge el reportaje de ‘Aragón es extraordinario’ dedicado a Trasmoz. La localidad forma parte de la ruta de Bécquer que va desde Vera de Moncayo hasta Litago.

En el municipio de Vera de Moncayo se ubica el Monasterio de Veruela, que cuenta con un espacio expositivo permanente dedicado a los hermanos Bécquer. Justamente el año pasado se conmemoró el 150 aniversario del fallecimiento de Gustavo y Valeriano (ambos murieron en Madrid en 1870). Una fecha que la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), propietaria de la abadía cisterciense, quiso aprovechar, aunque la pandemia frustrara en parte sus planes, para poner en marcha una serie de rutas en el entorno del monasterio dirigidas a un público familiar.

aragon, aragon es extraordinario, vera de moncayo, video, zaragoza provincia, monasterio de veruela
Etiquetas
Comentarios