Despliega el menú
Ocio y Cultura

música aragonesa. ocio y cultura

El Mantel de Noa: “Nos gustan las melodías bellas, hechas para transmitir y llegar al corazón”

El dúo de Miguel Ángel Fraile y Pilar Gonzalvo publica un disco de músicas del mundo (Bulgaria, Armenia, Irlanda...) con 14 temas: 'Islas errantes'

El mantel de Noa publica 'Islas errantes'.
Miguel Ángel Fraile y Pilar Gonzalvo son El Mantel de Noa.
Jaime Oriz.

El Mantel de Noa, formado por el instrumentista de vientos Miguel Ángel Fraile, y la arpista Pilar Gonzalvo publica un nuevo disco: ‘Islas errantes’, en el sello Músicas Encantadas Producciones, subvencionado por el Gobierno de Aragón y grabado en Luna Nueva Estudio por Kike Cruz. El Mantel de Noa, en el fondo, es un apéndice o una costilla musical de O’Carolan.

Empecemos así. ¿En qué se diferencia El Mantel de Noa de O’Carolan?

MIGUEL ÁNGEL FRAILE. Las sensibilidades son muy parejas. En O´Carolan, antes con la música atlántica y ahora con la música aragonesa y de composición, siempre se busca una forma de elaborar las melodías que va en una dirección concreta buscando siempre la belleza de las composiciones. Con El Mantel de Noa, Pilar y yo componemos en esa misma dirección, pero viajando desde nuestras butacas con las músicas que nos tocan el corazón de una manera especial vengan de la zona geográfica que vengan. Estamos metiendo bastante composición y lo fundamental que marca la diferencia con O´Carolan es que solo somos dos personas, con lo que eso conlleva de responsabilidad. Los arreglos tienen que quedar marcados por unos protagonismos compartidos en el escenario. Mostramos en escena cómo somos, no hay donde esconderse. Intentamos ser honestos y nos dejamos toda nuestra sensibilidad en cada presentación.

PILAR GONZALVO. O’Carolan es nuestro grupo ‘mater’ con el que hemos crecido como músicos y como personas, con el que hemos acumulado gran experiencia. La primera diferencia es que en O’Carolan estamos cinco músicos, El Mantel es un dúo. Esto condiciona ya de entrada la elección de los temas y el esfuerzo en el escenario. Por otro lado, O’Carolan es un grupo dedicado desde hace ya bastantes años a la música tradicional aragonesa, música que sin lugar a dudas tiene todavía mucho que contar, es riquísima. Hacemos arreglos de la misma aportando nuestro granito de arena a embellecerla más, si cabe. Con cinco músicos y los instrumentos que toca cada uno se consiguen una gran variedad de matices y sonidos que caracterizan precisamente a O’Carolan. Con El Mantel de Noa viajamos más allá, hacemos ‘músicas del mundo’, concretamente del continente europeo, sin embargo, nos gusta pararnos también en la Península Ibérica y sobre todo en Aragón. Somos un dúo, por lo que el peso que tenemos en cada tema es mucho mayor. El arpa es el denominador común de todos los temas, como principal instrumento armónico. Los diferentes matices tímbricos los aportan los vientos de Miguel Ángel Fraile.

¿Cuál ha sido la idea de ‘Islas errantes’, qué buscaban?

MIGUEL. Todos somos almas pensantes. Esos sueños, esos anhelos y los pensamientos que pasan por nuestras cabezas a lo largo del día salen de muy diferentes formas. En lo artístico, en cierta gente, en forma de escritura, de pintura, de música... En nuestro caso, pretendemos describir en nuestras composiciones esas islas cercanas a nuestro imaginario, donde nos podemos refugiar, ser libres, impregnarnos de las esencias, de los ritmos, de las culturas de un mundo demasiado grande y hermoso que podemos visitar a través nuestras notas musicales. Todo eso queremos plasmarlo en un disco que busca la complicidad con el oyente para que esas islas errantes personales se encuentren a través de la música.

"Pretendemos describir en nuestras composiciones esas islas cercanas a nuestro imaginario, donde nos podemos refugiar, ser libres, impregnarnos de las esencias, de los ritmos, de las culturas de un mundo demasiado grande y hermoso"

Han viajado mucho, al menos desde el punto de vista de los sonidos: Armenia, Bulgaria, Irlanda, Suecia… ¿Por qué estos países y su música popular?

MIGUEL. Algunos folklores y algunas culturas nos atraen enormemente. Irlanda siempre estuvo con nosotros. Sus gentes,su cultura y su folklore nos acompaña desde que nos conocemos. Armenia desde hace años es un referente. A través de ese instrumento de ensueño, el ‘duduk’, nos hemos introducido en su música melancólica y, de paso, hemos podido comprender el sufrimiento de un pueblo desde hace muchos años. Los ritmos de países del este, lo desconocido de las músicas nórdicas, etc., siempre nos atrae la aventura.

PILAR. No nos fijamos demasiado en los países, nos fijamos más bien en las melodías, en los ritmos, en si podemos crear arreglos que nos gusten, en si podemos transformar el tema de tal forma que nos llene y nos emocione. No obstante, intentamos que haya variedad de ritmos, de timbres, de tonalidades, de intenciones y emociones, que los temas se diferencien entre sí, que no pierdan su esencia ni el espíritu de los pueblos de donde nacieron. Es cierto que tenemos cierta debilidad por Irlanda y Armenia, pero esto es porque posiblemente es lo más conocido para nosotros y conocemos muchísimas piezas. Hay temas que conocemos desde hace muchos años, que han estado allí, esperando. Otros llegan buscando entre partituras. Otros los encontramos de casualidad.

El mantel de Noa publica 'Islas errantes'.
Miguel Ángel es gaitero, el señor de los vientos, y Pilar es arpista.
Jaime Oriz.

La Península Ibérica aparece claramente en dos piezas,’Silvana’ y ‘Esencia’. ¿Qué le ha llevado ahí, cómo son sus arreglos?

PILAR. En el caso de ‘Silvana’ fue la casualidad. Es un romance muy extendido por la Península Ibérica, con muchas variantes tanto de la letra como de la música. Lo conocíamos pero la teníamos en el baúl de los recuerdos, y que un amigo nos recordó. Tiene una melodía bellísima que no necesita más, lo dice todo. ‘Esencia’ es una pieza andalusí, preciosa también, de una belleza desnuda que cautiva. Su título original es Lamma Bada, y la letra habla de la esencia de la belleza que derrocha el baile de una mujer, de ahí el título que le hemos puesto. Es otra melodía hermosa que no necesita más.

¿Cómo conviven en el disco lo festivo, lo melancólico, lo ritual, lo intimista?

MIGUEL. Con naturalidad. La música de los territorios que visitamos tienen una enorme personalidad, las riquezas de ritmos, las armonías y los timbres que aportan los instrumentos que las hacen vivas te atraen inmediatamente. Siempre buscamos una forma de componer que convierte las melodías en nuestras. Un sello propio que nos identifica, independientemente de los ‘tempos’ para los que esas melodías fueron ideadas.

"Nos gustan las melodías bellas, llenas de melancolía y emoción, esas que están hechas para transmitir y llegar al corazón. La música ritual, quizás tántrica, es la esencia de la mayoría de las culturas y nos gusta poner de manifiesto esa sensación"

PILAR. Conviven porque cada tema tiene su propia personalidad. A eso hay que añadir que ciertos instrumentos que tocamos (arpa, ‘duduk’) dan una sonoridad muy especial, quizás melancólica, quizás intimista, que lo impregna todo. El que un tema suene festivo o ritual depende del tema en sí, y sobre todo de la interpretación. Nos gustan las melodías bellas, llenas de melancolía y emoción, esas que están hechas para transmitir y llegar al corazón. La música ritual, quizás tántrica, es la esencia de la mayoría de las culturas y nos gusta poner de manifiesto esa sensación. Lo festivo, lo alegre tiene una fuerza increíble que intentamos transmitir. En definitiva, intentamos que se aprecie lo valioso de cada pieza, ese algo que la hace única.

¿Cómo se debe oír la música de El Mantel de Noa?

MIGUEL. Con zapatillas de estar por casa, cascos y una bebida especial para degustar con tranquilidad. Si viviera fuera de la ciudad, me encantaría escucharla en el silencio de un atardecer, viendo el horizonte. Sobre todo con atención para dejar que se te lleven los brazos de la música hasta esas islas...

PILAR. En un sillón, con unos cascos y una cerveza. También nos han dicho que se disfruta mucho mientras se conduce jajajaja.

Han compuesto cuatro piezas. Podéis explicarlas un poco. ¿Qué referentes tienen ahí, qué significa componer?

MIGUEL. ‘Ninón de Nerín’ está compuesta hace ya meses, y la incluimos en el disco de nuestros amigos de PAI. Espacio Bebé. Quisimos grabarla de nuevo. Pilar y yo viajamos mucho a Nerín, solemos actuar en el Hotel Palazio. Nos encantan el pueblo, el paisaje y los dueños del hotel, que son nuestros amigos. La verdad es que allí tenemos una ‘isla errante’. Respecto a las otros temas de autor del disco, compuse las melodías para un libro que edita la banda de gaitas aragonesas, con partituras para gaita (nuevas tonadas), ese proceso coincidió con las composiciones para el disco. Le presenté algunos temas a Pilar y, como encajaban perfectamente en nuestro espíritu, los arreglamos para otros instrumentos; con las armonías que trajo Pilar con su arpa, quedaron fantásticos. En concreto, son ‘Sabor a miel’, ‘Estrella fugaz’ y ‘Fin de vía’.

Todo el disco tiene como un aire de cuento, de encantamiento y de viaje… ¿Han pretendido darle este toque mágico, casi de película?

[[[HA REDACCION]]]thumbnail_El Mantel de Noa_Antigravedad Estudio-9.jpg
Los dos virtuosos integran también el grupo O'Carolan.
Jaime Oriz.

PILAR. La verdad es que no pensamos en ello pero con los instrumentos que llevamos y nuestras composiciones era predecible que sucediese algo así.

MIGUEL. La verdad es que nos sale naturalmente. El toque mágico está presente en toda la música que hacemos. Siempre hablamos de viajes imaginarios a través de la música y en este disco no iba a ser menos. Siempre pretendemos ir más allá. Lo que hay en el disco, cada nota interpretada, habla de nosotros mismos y si eso le llega a los oyentes habremos cumplido nuestros objetivos.

Explíquennos la instrumentación. Han contado con David Marco a los teclados. ¿Con cuántas gaitas y cuántas arpas tocan?

MIGUEL. Somos un dúo y, desde luego, creo que pese a todo, llenamos el escenario de timbres. En el disco son abundantes los instrumentos que tocamos. Hay que nombrar, efectivamente, la colaboración de David Marco, nuestro técnico de sonido en estudio y excelente teclista, que incorporó algunas texturas que dan profundidad a algunos temas. En el disco, Pilar toca el arpa y la zanfoña; en escenario también incorpora el acordeón. Por mi parte, tengo los ‘low whistles’ (flautas irlandesas) y el ‘duduk’ (clarinete armenio) como instrumentos de referencia, pero también se escuchan la ‘uilleann pipe’ (gaita irlandesa), gaita de boto (Aragón), ‘gayda’ (gaita búlgara), cornamusa francesa, acordeón, ‘shivi’...

¿Qué pretenden con su música: emocionar, divertir, crear sugerencias y atmósferas, divertir...?

PILAR. Un poco todo eso, ante todo transmitir emociones, sensaciones. Somos muy felices cuando nos damos cuenta de que la gente se emociona o sale con una sonrisa, cuando te da las gracias por todo lo que han visto que has dado en el escenario, cuando has conseguido llegar y tocar sus corazones, conmover, abstraer. Cuando te dicen que las has hecho soñar.

"Algo hay de bueno y es que las músicas y músicos de esta tierra nos hemos podido unir en distintas asociaciones para poner voz a lo que está sucediendo. Las crisis en la música no vienen de ahora"

¿Notan la evolución y el crecimiento de El Mantel de Noa, el cambio de registros, etc.?

MIGUEL. Desde luego. Son cinco años con Pilar más una vida juntos con O´Carolan. La respuesta del público es fantástica y llegar a los corazones es nuestro objetivo. Eso nos da alas para seguir por esta línea y arriesgar y, sobre todo, estudiar y aprender como instrumentistas nuevos caminos.

PILAR. Por supuesto que sí. Los años y la experiencia siempre te hacen crecer en todos los sentidos, también musicalmente. Nunca se deja de aprender, los músicos siempre estamos buscando nuevos retos y desafíos, que es lo que te hace evolucionar y no cansarte nunca de esta bella profesión.

El mantel de Noa publica 'Islas errantes'.
Detalle de la portada del disco, realizada por José Prieto, Flix. 
Jaime Oriz.

Como les gustan las magias y no sé si la adivinación, les pregunto: ¿cómo están pasando los músicos la pandemia y cómo se saldrá adelante?

MIGUEL. Este año teníamos muchos conciertos que se vieron truncados. No obstante, podemos sentirnos afortunados de poder seguir adelante, y continuar haciendo proyectos. Lo que vemos a nuestro alrededor es desastroso y las medidas tomadas para paliar el escenario, en el que estamos y el que se avecina, es del todo insuficiente. No obstante, algo hay de bueno y es que las músicas y músicos de esta tierra nos hemos podido unir en distintas asociaciones para poner voz a lo que está sucediendo. Las crisis en la música no vienen de ahora.

¿Ah, no?

MIGUEL. Lo que está pasando en el mundo y en este país con la pandemia es tremendamente doloroso y creo que el sector de la música es el primero en comprender las medidas que se toman, pero esto tiene que ir acompañado de unas ayudas que no llegan en esta Comunidad para un sector que está cada vez más cerca del abismo. Esto es una profesión muy digna y cuando hablo de una profesión hablo de la de músic@ técnic@ y cualquiera que tenga relación con un concierto. Hace falta mucho trabajo, estudio y dedicación para sacar adelante cualquier proyecto y, a veces, da la sensación de que nuestros gestores políticos tienen un profundo desconocimiento. Los agravios comparativos de la música con otros sectores culturales siempre han estado allí pero saldremos adelante. Siempre lo hacemos, pero esta vez con voz propia de la mano de estas asociaciones.

PILAR. En general, la situación es terrible. Este sector se caracteriza por ser muy precario. Con la pandemia ha llegado a límites realmente trágicos. Conocemos a muchos compañeros que lo están pasando muy mal, sin poder trabajar y sin recursos. No solo músicos, realmente todo el sector de los espectáculos lo está pasando mal. Faltan ayudas de las instituciones. Existe mucha incomprensión y desconocimiento hacia el sector de la música. En realidad, siempre ha existido, pero ahora se ha hecho más patente.

Pilar, ¿usted tiene soluciones?

¿Que cómo se saldrá adelante? Con compromiso por parte de los políticos, con ayudas directas, no con subvenciones a las que no pueden acceder gran mayoría. Saldremos adelante, sobre todo, con conciencia, conocimiento y respeto por la música y las artes en general.

Vídeos:

https://imagenes.heraldo.es/files/image_654_v3/assets/editor/image_placeholder.jpg

Etiquetas
Comentarios