Despliega el menú
Ocio y Cultura

MÚSICA. OCIO Y CULTURA

La Plataforma de la Música denuncia "el ninguneo al que está sometido el sector"

Remite una carta al Ayuntamiento y cuestiona la cifra de un millón de euros destinada al Otoño Cultural

Los profesionales de la música plantan cara a las instituciones.
La manifestación del sector musical en la plaza del Pilar.
Alerta Roja/Heraldo.

Tras la reunión del pasado lunes de los profesionales de la música con el director general de Cultura de la DGA Víctor Lucea, los componentes del sector técnico, producción, promotores, mánagers y salas de conciertos de Aragón se han organizado en cinco colectivos: Silvia (Asociación Empresarial de Proveedores de Equipamiento Técnico de Sonido, Iluminación, Vídeo y Back-line y Servicios Auxiliares); Astavea (Asociación Sindical de Técnicos Audiovisuales y Escénicos de Aragón); Appma (Asociación Profesional de Mánagers y Promotores de Música de Aragón); Aragón en Vivo (Asociación profesional de salas de música en Aragón) y Aporte Aragón (Asociación de Profesionales de la Producción y Realización de Eventos en Vivo). Han creado una mesa de trabajo que denominan Plataforma intersectorial de la Música, Eventos y Espectáculos de Aragón.

Su objetivo, dicen, es "trabajar de forma conjunta para enfrentarnos a la problemática derivada de la covid-19, encontrar soluciones, denunciar todas aquellas acciones u omisiones que supongan un daño añadido a nuestro sector y ofrecer nuestra experiencia y ganas de trabajar a todas las administraciones que quieran escucharnos".

La Plataforma "es la voz de más de 40 empresas y más de 50 profesionales, todos los cuales representan en su conjunto, un total de más de 1.200 puestos de trabajo» de la Comunidad. Entre sus acuerdos figuran la denuncia de la gestión que, desde el Ayuntamiento de Zaragoza, se ha venido realizando frente a la actividad cultural, la gestión del presupuesto cultural y las consecuencias de dicha gestión hacia el sector. Denuncian la inactividad sufrida durante el verano y el periodo en el que «la situación sanitaria permitió hacer muchísimo más de lo que se hizo".

Manipulación de los datos

A propósito del presente denuncian "la manipulación de los datos, tanto económicos como de programación, que hemos detectado en toda la información que se ha transmitido desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza respecto al denominado Ciclo Otoño Cultural", cuyo presupuesto alcanza el millón de euros, cifra que, "analizada con detalle, resulta completamente inverosímil".

También asegura que «se ha ninguneado por completo a todo nuestro sector al estudiar cómo y de qué manera afectó la suspensión de las Fiestas y otros ciclos durante 2020», y precisa que no se analizó "qué forma era la más coherente y justa de reinvertir esa partida presupuestaria".

"Sin nuestro conocimiento y experiencia en este ámbito, difícilmente se pueden tomar medidas realmente útiles y acertadas»

Por otra parte, la Plataforma muestra preocupación por una información que "por un lado, falsea la relación de actividades previamente definidas como de carácter extraordinario como ayuda para recuperar al sector cultural de la crisis, incluyendo en ella actividades que son de programación rutinaria en cualquier año para estas fechas, así como incluir en esa programación, actividades y conciertos de producción privada", señala.

La Plataforma transmite "el convencimiento de mostrarnos como interlocutores para la gestión de las medidas que afectan a nuestro sector, tanto las restrictivas en momentos de alerta sanitaria, como para el desarrollo de posibles ayudas", porque "sin nuestro conocimiento y experiencia en este ámbito, difícilmente se pueden tomar medidas realmente útiles y acertadas". Si el espíritu constructivo es «el alma de la plataforma, también lo es su capacidad de análisis", dice.

PROPUESTAS

La Plataforma propone tres consideraciones.

1. Medidas. Considera que «las medidas que se están tomando, en especial, las de reducciones de aforos en los diferentes espacios escénicos, son un grave error que está llevando a la quiebra a multitud de empresas y profesionales de nuestro sector de forma especialmente triste e innecesaria».

2. Protocolos. Aboga por la necesidad urgente de presentar unos protocolos sanitarios y de seguridad claros y definidos para todos los espacios escénicos, tanto públicos como privados.

3. Ayudas. Propone el estudio inmediato de ayudas económicas directas al sector.

La DGA está pendiente de otorgar las subvenciones ordinarias, que se convocaron el pasado mes de agosto, y aún no ha convocado las extraordinarias o también llamadas esctructurales.

Etiquetas
Comentarios