Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LOS ARTISTAS DE MI MUNDO. 'ARTES & LETRAS'

Steve Gibson, del Liverpool de los Beatles a la Zaragoza de Goya y Buñuel

Un artista formado en el Reino Unido, que trajo el valor del dibujo, la expresividad de la escultura, el collage y la fuerza del cuerpo humano.

Los artistas de mi mundo. Steve Gibson.
Exposición de Steve Gibson en el Palacio de Montcada.
Archivo García Prats.

Hace ya unos años, restaurado ya el monasterio nuevo de San Juan de la Peña situado en aquella explanada bellísima y de extraordinarias vistas, visité el edificio recuperado, la iglesia barroca y visité el antiguo claustro en donde estaba dispuesta una exposición colectiva que había comisariado, si no recuerdo mal, Manuel Pérez-Lizano. Me llamó la atención dos esculturas de cartón, una de ellas un pudoroso desnudo masculino, donde la pintura ponía al descubierto la fragilidad humana, la carnalidad y otras cuestiones. Aquellas esculturas y aquel color me recordaron las pinturas de Francis Bacon y, especialmente, las de Lucian Freud. Adquirí el catálogo y a no mucho tardar conocía a Steve Gibson (Liverpool, 1964). Él tenía dos estudios, uno en la calle Las Armas del barrio de San Pablo de Zaragoza y otro en Delicias, que usaba también como centro docente para enseñanzas de dibujo y escultura impartidas en inglés y dirigidas a niños y niñas.

Hoy me entero por la prensa de que en los próximos días el batería de los Beatles, Richard Starkey, conocido como Ringo Starr, cumplirá 80 años. Cuando Gibson expuso una magnífica exposición en Puertomingalvo me contaba que su madre había sido compañera de estudios, de bachillerato supongo, de algunos componentes de los famosos músicos, creo que de Ringo especialmente y, cómo no, había frecuentado The Cave. Steve Gibson se formó en esa nueva figuración que tanta importancia ha tenido y tiene en el mundo del arte.

Los artistas de mi mundo. Steve Gibson.
Exposición de los dibujos de Steve Gibson en el Centro de Historias en 2018.
Oliver Duch.

Steve Gibson está terminando este año de 2020 un proyecto que empezó hace diez. Se llama 'Las Armas 300'. En su estudio de la estrecha calle del Gancho dispuso en la puerta de vidrio una cámara réflex y un texto que indica que si una persona quiere ser retratada que se ponga enfrente de la puerta, a escasos tres metros, donde hay una señal, sin olvidarse de pulsar el temporizador y aquel retrato de forma aleatoria puede ser elegido para que el artista le haga un retrato sobre papel de tamaño natural resuelto con grafito. Pretende hacer unos 30 dibujos al año; está claro que en 10 años, 300 dibujos. El resultado será sorprendente -ya lo es con los que se van mostrando- por varios motivos.

Steve Gibson en ese tiempo evoluciona en su forma de hacer, incluso en algunos de los últimos retratos ha combinado el dibujo en grafito con un collage muy especial en color. Pinta papeles con acuarela en diversas tonalidades y después los recorta y con los colores consigue efectos de dibujo y pintura espectaculares. El proyecto será también un estudio sociológico de la formas de vestir, de la gente del barrio. Es, sin duda, un proyecto que se necesita palpar, analizar y ver en su totalidad o de forma selectiva. Es de sumo interés plástico y de extraordinaria importancia para la ciudad de Zaragoza.

Steve Gibson se involucra siempre en sus proyectos de forma intensa. E involucra también a cuantos le rodean. Dijéramos que así hace partícipes a los demás de su plástica. En el año 2018 se cumplían cien de la realización por parte de Miguel Viladrich del cuadro conocido por 'La boda de Fraga'. Los de cultura del ayuntamiento de Fraga quisieron celebrar la efemérides y me encargaron el proyecto. Sin dudarlo pensé en Steve Gibson que vino a conocer la situación a Fraga. 

Paseamos, conoció el lugar de exposiciones, analizó el cuadro de Viladrich, charlamos y al poco tiempo me presentó un proyecto llamado 'Relatos de papel'. Haría retratos en grafito y/o en collage, también algunas esculturas de cartón, de descendientes de quienes habían posado hacía cien años para Viladrich. Las fotografías previas las hizo Jesús Llaría y las posteriores a la producción, con la exposición ya montada y volviendo a posar los modelos, el fotógrafo, recientemente desaparecido, Antonio Ceruelo. Unas cartelas grandes contenían las fotos de Antonio Ceruelo y un pequeño relato sobre la conexión de los personajes y sus antepasados. 

Todo ello supuso un planteamiento conceptual que sorprendió. Como anécdota hay que decir que la joven que posó para Miguel Viladrich en 1918, la señora Salvadora Chiné, vive todavía y sus hijos la acompañaron a las sesiones de fotos, a la inauguración de la muestra y fue la mujer más feliz del mundo. Se comprende perfectamente que el arte es la vida o como decía la artista Louise Bourgeois, la artista de las esculturas de arañas, “el arte trata de la vida”.

Los artistas de mi mundo. Steve Gibson.
Steve Gibson, en su taller de Las Armas, rodeado de sus esculturas.
Antonio Ceruelo.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión