Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Arte

'La boda de Fraga' de Miguel Viladrich cumple un siglo y será objeto de homenaje

El cuadro, realizado con vecinos de la villa, presidirá los actos culturales y festivos del Día de Faldeta, el 22 de abril. El escultor y dibujante inglés Steve Gibson expondrá un ‘Relato de papel’ del enlace tradicional y sus símbolos.

30/03/2018 a las 05:00
'La boda de Fraga' (1918) de Miguel Viladrich. Un cuadrofrontal, narrativo, simbólico y clásico.Enric Filella

Miguel Viladrich (Torrelameu, Lérida, 1887-Buenos Aires, 1956) fue un pintor fascinado por Fraga, donde vivió en diversos períodos entre 1914 y 1932, cuando se trasladó a Tetuán. Vivió y trabajó en el castillo que se eleva sobre la población y se abre a los cuatros vientos. Fue su estudio, y allí recibió a muchos artistas, escritores y modelos, entre ellos al escritor Pío Baroja. Viladrich firmó un contrato con el ayuntamiento de Fraga (que se rompió en 1934), que le cedió el uso de la fortaleza con la condición de que lo convirtiese en un museo, y allí realizó bastantes de sus cuadros, de asunto aragonés, pero sobre todo pintó una de sus obras maestras, ‘La boda de Fraga’, hace ahora un siglo.

Ateneo de Zaragoza. 1918

Ese óleo sobre tabla, de 197 x 200 centímetros, se presentó ese mismo año, el 31 de octubre, en Zaragoza, en el Salón del Ateneo en el Casino Mercantil. Mezcla los aires del renacimiento, la estética de las vanguardias y los ecos del simbolismo con una cierta inspiración costumbrista. La pieza quedó allí. Impresionó a los visitantes. Y sería embargada, muchos años después, en los 80, por el Ayuntamiento de Zaragoza al propietario del gran edificio que había concebido el arquitecto Francisco Albiñana (ejecutado en 1936 por socialista y masón), el empresario Arturo Beltrán.

En este estado de cosas, el alcalde fragatino Francisco Beltrán, tras hablar con el entonces alcalde de Zaragoza, Ramón Sainz de Varanda, que era a todos los efectos el dueño del cuadro, logró que se lo cediesen 99 años en depósito para el remodelado palacio de Montcada, obra que realizó el arquitecto José Manuel Pérez Latorre, y que se inauguró en 1986.

Ricardo García Prats, director general entonces de Cultura, con Santiago Marraco de presidente de Gobierno de Aragón, recuerda las negociaciones y la llegada del cuadro. Dice: "Pérez Latorre le hizo una especie de hornacina. Y ante él se celebran una gran parte de las bodas civiles de Fraga". Miguel Viladrich tomaba apuntes del natural y se inspiraba en los paisanos de la población que le posaban con naturalidad. En esta obra sucedió especialmente. La novia era Salvador Barrafón, ‘la Molinera’, debía tener 17 años y sus padres, algo recelosos de que pasara mucho tiempo a solas con el artista, decidieron acompañarla. El novio era el vecino Juan Antonio Royes, apodado ‘lo Cochero’, tenía 20 o 21 años. Explica el fragatino García Prats, crítico y comisario de arte y director del Museo Salvador Victoria de Rubielos de Mora, que "la familia Royes tenía coches de caballos que se empleaban como taxis. Quienes más los usaban eran las autoridades municipales, así como gentes acomodadas, como los médicos o un pintor como Miguel Viladrich". Para el óleo, entre otros, posó sin ningún complejo el propio sacerdote de la época. Fue un acontecimiento.

El escritor Tomás Borras escribió: "La revelación de Fraga fue para Viladrich como hubiese sido la de una Grecia sin descubrir. Mujeres señoriales bajo sus trajes humildes, graciosas adolescentes de gracia natural y armoniosa, hombres con su barretina roja cual gorro de Frigia, esbeltos, delgados, y con la nobleza de ademán de un caballero. Un país suave y dulce, de aire templado, de cielos limpios; de bajas cordilleras onduladas, del olivo, de la vida, de la franqueza, de la bondad y del acento musical". La obra fragatina de Miguel Viladrich es mucho más amplia. Recuerda García Prats que en otras piezas como ‘La niña del gallo’, ‘Las cinco niñas del cántaro’, ‘Las seis herederas de Fraga’, ‘Los frutos de Fraga’, ‘La aguadorcita’ o ‘El héroe del Ebro’ (su homenaje doloroso a la Guerra Civil), entre otros, "capturó el sueño y la esencia de esa Grecia sin descubrir que era Fraga; la belleza y el señorío de sus gentes, la esbeltez y la nobleza de los caballeros, la vida suave y dulce, el aire templado, el olivo, la higuera. Todo un mundo que plasmó con el simbolismo y el primitivismo que le caracterizó", afirma.

El pintor se casó en 1920 con Ana Morera; al año siguiente nació su hijo Jorge. En 1926 le ocurrió algo excepcional: viajó a Nueva York para mostrar su trabajo, pero la vio el mecenas Archer Huntington y la compró para la Hispanic Society of America. Parte de esa obra pudo verse en 2017 en el Museo del Prado. Viladrich, a la vuelta, realizó obras de remodelación y animó la Asociación de Amigos de Fraga y la marca ‘Higos de Fraga’.

"Miguel Viladrich, y especialmente ‘La boda de Fraga’, supone para los fragatinos la plasmación de su esencia, el amor y la tradición de sus bellos vestidos y trajes, la esencia de ser con sus características propias, sus tradiciones y sus peculiaridades", añade García Prats, que también es el programador artístico de las tres salas del palacio de Montcada.

Gibson y el Día de la Faldeta

Quizá por todo ello, por ser todo el lienzo todo un símbolo de la localidad, de 15.000 habitantes, se le va a rendir un homenaje un gran homenaje el Día de la Faldeta, el 22 de abril. Y no es el primero, porque hace una década Viladrich fue objeto de una gran antológica, comisariada por Concha Lomba y Chus Tudelilla.

Pero antes el día 12 de abril, en las salas Viladrich, el pintor, escultor y dibujante Steve Gibson va a rendir su propio homenaje al cuadro y a los descendientes de los protagonistas del lienzo. El artista de Liverpool, que trabaja el cartón y hace figuras espectaculares, creará su propio relato con dibujos y esculturas de historias, personajes y elementos religiosos de una pieza que, no hace demasiado tiempo, en 2015, se expuso en el Paraninfo en la colectiva ‘Ideal de Aragón’, que preparó el profesor Alberto Castán.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo