Despliega el menú
Ocio y Cultura

quédate en casa

Alfonso Casas: "Es inevitable que esta situación influya en mis ilustraciones"

El zaragozano (1981) es autor de varios libros y miles de personas le siguen en las redes sociales. Afronta el confinamiento en Barcelona, ciudad donde reside.

Alfonso Casas con algunas de sus ilustraciones sobre la mesa.
Alfonso Casas con algunas de sus ilustraciones sobre la mesa.
Iván Rodríguez

De la noche a la mañana, en casa. ¿Cómo le ha cambiado la vida?

Soy una persona bastante casera y desde hace años trabajo en casa, pero esta situación nos ha afectado a todos. Psicológicamente no es lo mismo no querer salir mucho que no poder hacerlo.

¿Cómo afronta el confinamiento?

Hay días mejores y peores, pero sobre todo lo vivo con paciencia y mucha responsabilidad. Estoy muy concienciado de la necesidad de quedarnos en casa, no solo por salud propia sino sobre todo por la salud de los demás.

¿Se puede hacer frente a esta situación con un lápiz en la mano?

En la medida de lo posible intento mantener mi rutina de trabajo para no pensar las 24 horas en lo mismo. Por eso, sigo pasando gran parte del día dibujando, aunque intento ser más flexible y dejarme espacio para desconectar.

¿En qué se inspira un artista en tiempos de cuarentena?

Mis trabajos están muy ligados a mis propias experiencias, así que es inevitable que esta situación influya en mis ilustraciones. Aun así intento no estar constantemente dándole vueltas al tema y continuar con mis proyectos.

Realiza un diario ilustrado que comparte en redes sociales.

Siempre he pensado que mis obras no responden a los grandes enigmas de la humanidad (tampoco lo pretenden), pero quizás acompañan a la gente a verse reflejada. Puede que las veas y pienses "mira, he estado en esta situación" o "justo eso pensaba", y sentirte menos solo. Esta fue la motivación para crear el diario.

Ver esta publicación en Instagram

Los tres días de la semana que soy capaz de distinguir

Una publicación compartida de Alfonso Casas (@alfonsocasas) el

¿Alguna anécdota de estos días?

Me han llegado muchos comentarios bonitos, sobre todo al tratar temas como la comunicación con tus seres queridos. Aunque vivo lejos de mi familia, ahora que no podría verles ni aunque viviéramos a tres calles buscamos la manera de sentirnos más cerca.

En sus obras apunta que vive con monstruos, ¿qué le dicen?

Desde hace unos meses dibujo en contacto con algunos ‘monstruos’, ciertos temores y fantasmas que me han acompañado, y a partir de esta conversación interna estoy construyendo una nueva historia. Esta situación ha despertado temores nuevos, pero hay que intentar ponerlos en cuarentena, nunca mejor dicho.

Estas semanas, ¿ilustrar puede resultar como una terapia?

Dibujar para mí es establecer un diálogo con los demás y conmigo, así que puede que tenga algo de terapéutico. Pero yo soy de los que opinan que lo que mejor funciona como terapia es la propia terapia.

Dibuja corazones, algunos con heridas, ¿cuál puede ser la peor llaga del coronavirus?

Creo que superar esta crisis es una cuestión de equipo, debemos remar a favor poniendo de nuestra parte. Lo peor que nos puede pasar es que nos dividamos. Las consecuencias a largo plazo es imposible saberlas con certeza, pero yo pienso que del futuro hay que ocuparse más adelante, de momento hay que centrarse en el presente.

Ver esta publicación en Instagram

Ánimo

Una publicación compartida de Alfonso Casas (@alfonsocasas) el

A sus corazones les pone tiritas, ¿como la solidaridad de ahora?

Cualquier muestra, por pequeña que sea, suma. Solo quedándonos en casa ya estamos aportando nuestro granito de arena. Creo que debemos emplear al máximo nuestra empatía y así encontrar la manera de ayudar.

También es autor de varios libros, ¿el confinamiento da para otro?

No sé si para un libro entero, pero desde luego su influencia se podrá encontrar de alguna manera en mis trabajos. Como te decía antes, el confinamiento nos ha puesto delante algunos miedos que seguro aparecerán en el proyecto que estoy dibujando.

Ha abierto gratuitamente uno de sus libros, ¿cómo está siendo la experiencia?

Muy positiva. Es una oportunidad de estar en contacto con los lectores y devolverles algo del cariño que me dan. Si el libro ha entretenido un ratito a alguien durante estos días, le ha hecho desconectar y echarse unas risas, yo feliz.

¿A la gente le gusta tanto la cultura ahora como cuando es de pago?

A esto no te puedo responder, yo solo puedo hablar por mí mismo. Para mí la cultura es importante siempre, cualquier creador que me haga salir un rato de mi realidad y consiga zambullirme en otra durante unos minutos merece mi admiración y mi apoyo a su obra, ya sea un cómic, una película, un concierto o de cualquier otra manera.

Una moraleja de esta pesadilla.

Podemos sacar cosas positivas de esta experiencia, como dar importancia a pequeñas cosas que parecían ordinarias. Tomar un vermú al sol bien acompañado es ahora un sueño, que dentro de poco podremos volver a disfrutar. Intentemos tener memoria y no esperar a valorar las cosas hasta que no podamos disfrutarlas.

Ver esta publicación en Instagram

Momentos extraordinariamente ordinarios

Una publicación compartida de Alfonso Casas (@alfonsocasas) el

Por cierto, ¿lo primero que hará al terminar el encierro?

Ir a Zaragoza a ver a mi familia.

Etiquetas
Comentarios