Despliega el menú
Ocio y Cultura

espectáculos

El Circo del Sol trae su magia a Zaragoza con ‘Corteo’, un espectáculo de ensueño

El Príncipe Felipe acoge desde este miércoles y hasta el domingo esta producción, en la que participan más de medio centenar de acróbatas, músicos, cantantes y actores de todo el mundo.

El Circo del Sol es, sin duda, la compañía más prestigiosa del mundo en su especialidad. Cualquier habilidad realizada por todos y cada uno de los miembros de su competente equipo forma parte de un guión exquisito en el que la luz, el color, los movimientos, la escenografía y la ambientación han sido cuidadosamente estudiados, preparados y ejecutados.

Mención especial merece la banda sonora del espectáculo que desde este miércoles por la noche llena de magia y de fantasía el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza: piezas de los más variados géneros musicales –desde el jazz al flamenco, pasando por la ópera o la música sacra– interpretadas en directo por músicos y cantantes de muy alto nivel.

Todo ello conforma un espectáculo de ensueño, en el que el componente onírico es la base sobre la que se sustenta toda la estructura del espectáculo. A partir de la muerte (real o soñada) del payaso Mauro, comienza una capilla ardiente y un cortejo fúnebre que irá dejando paso a las más variadas situaciones que permiten que el espíritu de Mauro reviva los momentos más celebrados de lo que debió ser una existencia feliz e intensamente vivida.

El duelo se sustituye por juegos y risas, momentos de humor y de serios y arriesgados números circenses en los que los acróbatas engarzados en los aros gigantes y las equilibristas convertidas en estilizados ángeles se juegan de verdad su integridad física con difíciles piruetas sin red y sin trampa ni cartón.

Todo se desarrolla en un espectacular escenario de forma circular que posibilita que lo que allí ocurre se pueda contemplar desde muy variadas perspectivas desde las gradas y desde las sillas de pista de esta instalación municipal.

Son más de dos horas de espectáculo que este miércoles se convirtieron en unos veinte minutos más de estancia en el pabellón porque el comienzo se retrasó por "problemas técnicos", según se anunció a través de los altavoces.

Pero ello no impidió que, en cuanto se levantó el telón, el público se zambullese de lleno en esta producción dirigida por Daniele Finzi Pasca, en la que participan más de medio centenar de acróbatas, músicos, cantantes y actores procedentes de todo el mundo. Se podrá disfrutar durante lo que queda de semana, con sesiones diarias el jueves y el domingo, y dobles el viernes y el sábado.

Etiquetas
Comentarios