Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Trinidad Ruiz-Marcellán celebra 40 años de poesía en el Teatro de las Esquinas

Paco Ibáñez, Ángel Petisme, María José Hernández, Gabriel Sopeña, Luis Felipe Alegre y Miguel Ángel Berna, entre otros, participan en el gran homenaje a la editorial Olifante este martes 12 de noviembre

Trinidad Ruiz-Marcellán.
Trinidad Ruiz-Marcellán es poeta, editora y promotora entusiasta de poesía.
José Miguel Marco.

La editorial Olifante, nacida en Zaragoza en 1979, cumple 40 años. Y hoy, martes 12 de noviembre, se celebra por todo lo alto esa pasión por la poesía con un doble homenaje: al sello y a su fundadora Trinidad Ruiz-Marcellán (Zaragoza, 1950), que publica estos días su segundo poemario: ‘Carta de amor como un disparo. Moncayo Moncayo’.

A las 20.30, tendrá lugar un acto poético y musical en el Teatro de las Esquinas con la presencia, entre otros, de los cantantes Ángel Petisme y María José Hernández, los bailarines Miguel Ángel Berna e Ingrid Magrinyà, el actor y rapsoda Luis Felipe Alegre. Además, intervendrán el artista Ricardo Calero y los escritores Irene Vallejo, Manuel Rico y Manuel Forega. La guinda la pondrá Paco Ibáñez, que ofrecerá un recital de media hora, acompañado a la guitarra por Mario Mas.

Paco, recién llegado desde San Sebastián, donde ha metido 1.400 personas en el Kursaal, decía que “mi compañera Julia y yo queremos mucho a Trinidad y queríamos mucho a su marido Marcelo Reyes. Tengo maravillosos recuerdos del Festival Internacional de Veruela”. Miguel Mena y Geraldine Hill serán los responsables de la presentación.

Trinidad explica: “Olifante nació tras la desaparición de otras editoriales locales muy queridas por mí como Poemas de Luciano Gracia, Puyal de Ángel Guinda o Fuendetodos de Julio Antonio Gómez…, con la intención de publicar a autores extranjeros desconocidos en España (principalmente portugueses), poetas españoles inéditos, entre ellos, y jóvenes e inéditos aragoneses. Queríamos cubrir un espectro hasta entonces poco reconocido. Quería ser una editorial, aunque sencilla, con proyección internacional”.

En Olifante todo tiene forma de poema o de cuento. Un buen ejemplo es la elección del título de la editorial. “OIifante es una palabra muy musical, asociada a Carlomagno desde ‘La Canción de Roldán’, y a su presencia en los Monegros o Montes Negros, y por tanto era muy aragonesa también. Como editorial significa ‘llamada poética’, llamada a poetas, lectores y público en general, incluido el no lector. La palabra surgió incluso antes que la idea de la editorial”.

Trinidad Ruiz-M#arcellán era profesora y una gran lectora de poesía. “Mi vinculación con la poesía y los poetas aparece, como pasión y también como obsesión, a la edad de 15 años. A esa edad conocí al poeta Ángel Guinda, con quien aprendí y disfruté; su conocimiento constituyó mi estilo de vida. Tuve la oportunidad de conocer a los poetas aragoneses, las imprentas, el placer de la edición y el feliz encuentro con bibliotecas y librerías de la ciudad”.

El debut no pudo ser más prometedor. Olifante empezó con un epistolario de Eugénio de Andrade y Luis Cernuda. “Puede decirse que fue una gran salida editorial, unas cartas inéditas de dos grandes poetas. Era como abrir una puerta al mundo literario poético de nuestra vecina Portugal, tan olvidada hasta entonces. Tuvo gran repercusión crítica por todos los medios españoles. Un comienzo increíble, imposible aparecer mejor en la empresa editorial”.

Paco Ibáñez.
Paco Ibáñez ofrecerá esta noche media hora de canciones en el Teatro de las Esquinas.
Javier Blasco.

Esa salida de la editorial al universo de los lectores llevaba implícita una exigencia: “Debíamos apostar en el futuro con rigor y exigencia. Siento gran satisfacción por el conocimiento de la obra de todos los poetas editados, por su obra y su humanidad”. Dice que han publicado alrededor de 600 poetas y bastantes más títulos. “Los libros más complejos siempre han sido las antologías y traducciones, aunque hemos contado con estudiosos excelentes que han facilitado la edición, diluyendo problemas estructurales de textos, imágenes, etc. Nuestro poeta emblemático es Ángel Guinda, por haber sido descubierto desde sus inicios y quedarse con Olifante”. Guinda lleva dos o tres años zafándose la enfermedad y trabajando en su nuevo libro.

“En todos estos años he visto a muchos poetas. De todos los países, de todas las lenguas, de todas las orientaciones estéticas. El poeta, si lo es de verdad, es intenso, rotundo y transformador del mundo. Son personas de extraordinaria sensibilidad y testigos, testimonio del universo  en el que viven”. Esa consideración le lleva a reflexionar sobre la lírica y el lugar que ocupa en la sociedad, el interés que suscita en los jóvenes. “Les interesa, les interesa. La poesía sirve para vivir, para resistir en este mundo tan convulso, y puede ser la respuesta a los acontecimientos individuales y por tanto generales en este planeta”.

Olifante tiene dos etapas: la primera, de 1979 a 1996, la llevó en solitario Trinidad; la segunda, desde entonces hasta ahora, Trinidad trabajó mano a mano con Marcelo Reyes, que murió hace tres años en un accidente de ala delta, desde su casa de Litago abierta a los aires del Moncayo. “El Moncayo es el paraíso. Un encuentro con la vida, con la naturaleza, con el silencio, tan necesario. La felicidad. Marcelo Reyes ha sido y es mi compañero de los últimos 30 años. Con él he comprendido que ni el tiempo ni el espacio existen. Con él he aprendido a vivir el instante perpetuo. A pesar de que ha muerto, sigue siendo el motor de mi vida”. A él le dedicó su primer poemario, ‘Traducción del silencio’, y en buena medida el segundo, que llega ahora a las librerías: ‘Carta de amor como un disparo. Moncayo Moncayo’ (Olifante, 2019). 

Trinidad Ruiz-Marcellán.
Trinidad Ruiz-Marcellán en Litago, al lado del árbol donde yacen las cenizas de Marcelo Reyes.
Laura Uranga.

Trinidad está entusiasmada y encara el futuro con entusiasmo: “40 años ‘no es nada’. Vamos hacia los 50, con amor, entusiasmo y mucha pasión”, concluye.

Las entradas se pueden adquirir en el cajero de Ibercaja o en el propio Teatro de las Esquinas.

Etiquetas
Comentarios