Ocio y Cultura

Gastronomía

cine

Los directores de cortos ven en Huesca la mejor plataforma para sus películas

Arranca la sección oficial del Festival de Cine, con 76 obras de 29 países compitiendo por los premios.

La visita guiada ‘Huesca de cine’ en los claustros de la iglesia de San Pedro el Viejo
La visita guiada ‘Huesca de cine’ en los claustros de la iglesia de San Pedro el Viejo
Rafael Gobantes

Desde este sábado y hasta el 15 de junio, un total de 76 trabajos procedentes de 29 países compiten en el Festival Internacional de Cine de Huesca por uno de los tres Premios Danzante que les abren la puerta de los Oscar y los Goya. En la primera jornada, los cortometrajes se proyectaron en dos sesiones en el teatro Olimpia, en muchos casos con la presencia de sus directores. Han confirmado su presencia 54, llegados de América, Europa, Asia y Oceanía.

Desde Chile ha viajado Rossana Castillo. Es su debut en Huesca, ciudad de la que se llevó una buena impresión ya el primer día con la visita guiada que de manera especial recaló en el Casino, donde está la sede del festival, y en el teatro Olimpia, escenario de las proyecciones. Minutos antes de estrenar ‘Piter’, trabajo fin de carrera de la universidad, valoraba las posibilidades que da este festival a los cortometrajistas. "Los asistentes vienen solo a eso. En otros festivales, los cortos quedan más en segundo plano. Cuando estás empezando cuesta imaginar cómo puedes difundir tu obra". La suya tiene un componente social. Habla del robo del teléfono móvil, por parte de un joven humilde, a una chica, de un estrato social muy superior, y de cómo a través de él empieza a conocer su vida.

La primera jornada de competición se prolongó hasta la madrugada. En la medianoche empezó la sección más gamberra, ‘Fantasmas Amarillos Djs’: música en la sala El Veintiuno, porque no todo es cine.

Uno de los actos más atractivos del programa de este domingo tampoco se desarrollará delante de una pantalla sino en la mesa de un restaurante. Es un ‘show cooking’ en El Enebro, dentro de la sección Gastrocine. La cocinera Naya Al-Yaluli dará de cenar a 100 comensales. El Festival le envió cuatro cortos, que serán proyectados en la cena, para inspirar su menú: ‘Una noche con Juan Diego’, de Teresa Bellón y César F. Calvillo; ‘Benidorm’, de Claudia Costafreda; ‘Destete’, de Inés Gowland; e ‘Infusión’, de José A. Ballester.

"Los he visto y mi misión es encajarlos con los platos", explica Al-Yaluli. Ella misma los presentará a los comensales. Una trucha del Cinca con mahonesa de aguacate, como entrante, es la versión gastronómica de una película que transcurre en una cena. Un cilindro de cordero introduce un corto con un granjero de protagonista. El menú se completa con una ensalada de mariscos y una tarta de queso con frutos rojos. En este último caso, algo dulce y algo ácido aluden al inicio de la convivencia de una pareja frustrada por la aparición de una tercera persona.

Etiquetas
Comentarios