Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Música

"La rumba no quiere soltar a China Chana"

La banda de Villamayor publica su segundo álbum: ‘Que me quiten lo caminao’ (Delicias Discográficas, 2013), que ahonda en lo festivo y la crítica social con su peculiar estilo flamenco.

Antón Castro. Zaragoza Actualizada 02/03/2013 a las 14:01
0 Comentarios
Grupo China chanaC. EZPELETA

¿Cómo han afrontado este segundo álbum? 
JAVIER SÁNCHEZ. Con mucha ilusión y muchas ganas. Después de unos años muy intensos, decidimos el pasado verano de 2012 hacer un parón y trabajar en un montón de melodías y textos que hemos ido guardando a lo largo de todo este tiempo. Así nació: ‘Que me quiten lo caminao’.


¿Qué diferencias tiene con el primero?

JAVIER. Muy grandes. En primer lugar, la experiencia que hemos adquirido. Todos y todas hemos crecido tanto personal como musicalmente. Las nuevas incorporaciones han cambiado la formación, y han aportado a China Chana frescura, nuevas ideas y nuevos puntos de vista. Buscamos nuestro sonido, pero es el camino hacia ese objetivo lo que realmente nos está enseñando lo que podemos, debemos y queremos hacer con nuestra música. No buscamos la ‘fusión’, podríamos mezclar y complicar nuestra música todo lo que quisiéramos, pero lo único que nos importa es que el resultado nos llegue a nosotros y al público. 

Hablemos un poco de las letras: hay como varios tipos. Reivindicativas como 'Agua', festivas como 'Así es la lola', vitalistas o humorísticas como 'Me voy'...
JAVIER. Somos varios autores en la banda y hasta ahora no ha habido ningún problema con las letras. Todas tienen su hueco en este disco. Son muy distintas, unas más personales que otras, en algunas hemos participado varios. Al igual que sucede con nuestra música, la variedad enriquece el resultado final. 

¿Por qué siguen insistiendo en la rumba?
JAVIER. No insistimos, es ella la que nos insiste... je je. Solemos trabajar con una idea principal, pero es a fuerza de tocar y tocar como van cogiendo forma las canciones. El directo es la mejor forma de ver cómo funciona un tema, no solo por cómo la recibe el público, sino por la sensación que nos deja a nosotros después de tocarla. Hay varias rumbas en este disco, pero son muy distintas. Es la rumba la que no quiere soltar a China Chana, y nos encanta. 

Aquí también hay bulería, jota e incluso tonos de jazz ¿no?
JAVIER. Hay de todo..., de todo lo que nos iban pidiendo los temas. Es inevitable que tanto la rumba, el flamenco o la música tradicional aragonesa estén en este disco. Están dentro de nosotros. Pero como músicos tenemos gustos muy distintos, y es inevitable que otros estilos o pinceladas de ellos aparezcan en las canciones. 

¿Como trabaja el grupo?
JAVIER. En general se proponen las canciones a nivel personal, algunas más definidas y otras más abiertas a arreglos y cambios, y es en los ensayos donde les damos forma. Somos un montón, cada uno tiene su vida y muchos estamos en otros proyectos musicales. A veces es complicado estar juntos y trabajar al detalle todo. Por eso para terminar de darle forma a ‘Que me quiten lo caminao’, nos fuimos el pasado verano de retiro a Yeste, a casa de nuestro amigo Sergio, a trabajar de forma intensiva en todo el repertorio, y el resultado fue, aparte de una experiencia fantástica, un buen puñado de canciones que a todos y todas nos convencían.

Una de las cosas que llaman la atención de China Chana son los directos. ¿Actuar es lo que les hace más felices?

JAVIER. Sí, sin duda. Es en el directo donde más disfrutamos y nos encontramos más a gusto, es nuestra recompensa a todo el tiempo y trabajo aportado a China Chana, que es mucho. El público, los técnicos, los aplausos, las risas, las miradas, los acoples, el sudor, las metidas de pata, el calor, el frío... en pocos momentos como los de un concierto se pueden experimentar tantas cosas buenas a la vez. Es la caña. Bueno, eso y algo que nos pasa ya más a menudo: escuchar que la gente se sabe los temas, y que los vive como nosotros los vivimos cuando estamos en su lugar. Eso nos encanta y nos llena de energía.

¿Cuáles son sus grupos de referencia? ¿Qué escuchan?
JAVIER. Uff, la lista sería muy larga. Escuchamos de todo: bandas que se acercan más a nuestro estilo, como Pata negra, Los Mártires, Kiko Veneno, Ruibal, D'callaos; más flamencos como Camarón, Morente, Vicente Amigo, Poveda, ‘La faraona’; otros como Los Beatles, Bob Marley, Mano Begra, Amparo Sánchez, Jobim, Chavela Vargas, Kusturica, Sabina, Labordeta... La lista sería interminable.

Vuelve a cantar usted, Javier... ¿Qué importancia tienen los chicos en una banda de chicas?
JAVIER. La que nos dejan las chicas. Ellas tienen el poder...je je. Al principio había mas chicas, pero ahora somos mitad y mitad, y tenemos muy claro que cada pieza de China Chana es igual de importante que el resto. Nos complementamos, nos ayudamos, nos queremos. Somos buenos colegas.
EVA LAGO. Nos gusta que pueda haber diferentes colores de voz en nuestro disco y la voz de Javi no se puede desaprovechar. Además, los temas que canta son suyos y nadie los siente mejor que él. 

Ana sigue siendo la vocalista más constante. ¿Cómo está evolucionando, qué cambios de voz se ha propuesto en este disco?
ANA MARTÍNEZ: Supongo y entiendo que la evolución ha sido inevitable. Yo pasaba del mundo de la jota al de la rumba, cambio que cuando menos resultaba curioso. Por lo que dicen algunos, conservo, y a mucha honra, resquicios de jota que no me gustaría perder, pero quiero seguir avanzando. ¡La voz es un mundo! Y este disco muestra el trabajo vocal que se ha llevado a cabo durante todo este camino, contando además con nuevas incorporaciones a los coros.

¿Cómo han sido la producción y las colaboraciones?
JAVIER. Hemos contado con Josué Barrés a las palmas, Miguel Ángel Berna a las castañuelas, Alberto Artigas a la bandurria, Miguel Ángel Laita, Roberto Laita y Jesús Gadea, de los ‘Artistas del gremio’, en la sección de vientos, y han hecho un trabajo impresionante con los metales. Han colaborado todos con un gusto exquisito y muy, muy chinachaneros. Y por último, las siempre chinachaneras Lara, que toca los bongos en un tema, y Pilar y Elena que hacen coros en dos. Elena también ha colaborado regalándonos una canción, ‘Busca la suerte’. Estamos muy contentos y agradecidos a todos.

Hablemos del disco como objeto y del diseño: esos dibujos, esas maderas recortadas. ¿Cómo se ha llevado a cabo?
NURIA MARTÍNEZ. Todo se queda en casa. Entre tanta gente algún diseñador/a tenía que haber, ja, ja. Así que yo me encargo del diseño. Lo he disfrutado como una niña jugando con sus muñecas, y la culpa de que todo sea en maderas y con cosas de casa ha sido de ‘La Lola’, que es una muñeca de madera que surgió en la portada del anterior disco, ‘Al lío’. Desde que le pusimos nombre ya hemos creado un personaje de ella. Nos acompaña a todas partes.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo