Despliega el menú
Aragón

Condenado a 3 años de prisión en Zaragoza por estafar a un familiar con una compra de 10 kilos de oro

El acusado dijo que el negocio falló pero el tribunal cree que nunca existió.

El acusado dijo a su víctima que iba a comprar 100 kilos de oro en Ghana.
Condenado en Zaragoza a 3 años de prisión por estafar a un familiar con una compra de 10 kilos de oro
Pixabay

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a tres años de cárcel y una multa de 1.080 euros a un vecino de Zaragoza que estafó a un familiar de su entonces pareja sentimental 7.723 euros con un negocio de compraventa de oro.

Los magistrados de la Sección Sexta han considerado probado que en octubre de 2016 Jesús María Soria González llamó a un primo de su novia para comentarle que iba a adquirir una partida de 100 kilogramos de oro procedentes de Ghana y uno de sus contactos le había hablado de la posibilidad de segregar 10 kilos más a un precio asequible.

El encausado le dijo a su pariente político que si decidía participar en el negocio, a cambio de 7.723 eurosque se destinarían a "tasas, portes y seguro de viaje",prácticamente podría doblar su inversión en un par de meses. El comisionista recibió el dinero, pero el oro nunca llegó a manos del inversor.

Durante el juicio, celebrado el pasado septiembre, Jesús María Soria González declaró que el negocio de la compraventa de oro existió y "siempre fue por buen camino", aunque acabó frustrándose por "causas" que a él se le escaparon. Cuando el fiscal le preguntó por qué no devolvió la aportación de 7.723 euros, el acusado contestó que ese dinero "se invirtió" en que la operación saliera bien. "Hubo que hacer muchos viajes a Ginebra, Granada, Barcelona...", justificó. Por su parte, el denunciante dijo que la operación le pareció "rara", pero que no la vio "arriesgada".

La Fiscalía estimó que el ánimo del acusado siempre había sido engañar al pariente de su pareja, por lo que exigió que se le impusiera una condena de dos años y medio de cárcel por un delito de estafa. Además, pidió al tribunal que tuviera en cuenta que el acusado había sido condenado por un juzgado de lo Penal de la capital aragonesa por otra estafa en 2013.

La acusación particular, ejercida por la abogada Sara Munárriz Lafoz en nombre del hombre estafado, elevó la petición del fiscal a los tres años de prisión por un delito de estafa agravada. Alegó que el acusado se había aprovechado de la confianza que tenía en él el primo de su novia. Por su parte, la defensa mantuvo la inocencia de su representado.

Engaño "fuera de toda duda"

Según el tribunal, el denunciante "estaba convencido" de que la actividad profesional (del acusado) consistía en intermediar en operaciones mercantiles de venta de partidas de oro entre minas de África y compradores europeos. En la sentencia, los magistrados indican que está "fuera de toda duda" que se dan todos los elementos que configuran el delito de estafa en el Código Penal, entre los que aparecen el engaño suficiente para provocar el error en la víctima y el ánimo de obtener un beneficio.

La operación de compraventa de oro en Tanzania "no ha sido desde luego acreditada", según el tribunal. "Resulta posible afirmar que el acusado albergó desde el principio una intención defraudatoria", dice el fallo, que agrega que Jesús María Soria se valió de "engaños y arteras maniobras" para "embaucar" a su víctima. La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Etiquetas
Comentarios