Nacional
Suscríbete por 1€

Así lucha el Museo del Prado contra el cambio climático

Tras la vandálica protesta que puso en jaque ‘Las Majas’ de Goya, las redes de la pinacoteca recuperan una campaña de 2019, donde advertía de las consecuencias del aumento de temperaturas.

Un detalle del Parasol goyesco original y de la lúgubre reinterpretación.
Un detalle del Parasol goyesco original y de la lúgubre reinterpretación.
Heraldo

La cumbre del clima acaba de comenzar en Egipto y algunos activistas han tratado de llamar la atención estos días con incívicas acciones como la que tuvo lugar el pasado sábado en el Museo del Prado. De inmediato, los responsables de la pinacoteca condenaron el acto de protesta y aclararon que ‘Las Majas’ de Goya no habían sufrido daños pero sí lo marcos, que también se consideran patrimonio nacional. 

Sea como fuere, muchos tuiteros e internautas han recordado estos días que en el museo sí están concienciados con el cambio climático, como demostró hace tres años con una impactante campaña en la que advertían de las desastrosas consecuencias que tendría un aumento súbito de las temperaturas. Con el respaldo de la oenegé World Wildlife Fund (WWF) y bajo lema ‘Si cambia el clima, cambia todo’, los expertos del Prado ‘manipularon’ digitalmente algunas obras de arte para remover conciencias. Así, alertaban de consecuencias devastadoras como el incremento del nivel del mar o la extinción de las especies animales, siempre a través de imágenes icónicas trastocadas que todos tenemos en la cabeza.

Curiosamente, entre las cuatro obras universales que eligieron para la campaña, figuraba un Goya: en concreto, el Parasol, que previamente fue un cartón para tapiz, y en el que la imagen se endurecía mucho advirtiendo de que "un aumento de 1,5 grados en la temperatura convertiría a 1.000 millones de personas en refugiados climáticos" en apenas veinte años. El idílico fondo campestre se transforma en un espacio oscuro, inhabitable, lleno de toldos y tiendas de campaña. Se introducen de fondo, además, otros personajes goyescos mucho más oscuros y pertenecientes a las series de grabados en la que muestra escenas de hambruna. "Son muchas las personas que han tenido que abandonar sus hogares por diferentes consecuencias derivadas del calentamiento global: deforestación, aumento drástico de las temperaturas, desertización o catástrofes naturales", explican desde WWF, donde lamentan que el concepto de ‘refugiados climáticos’ apenas se ha tratado aún en las diversas cumbres del clima. La campaña de obras maestras se diseñó para la reunión de Madrid de 2019 y, después, se han sucedido nuevos encuentros sin avance alguno. De hecho, ha habido activistas como la conocida Greta Thunberg que han censurado la presente reunión líderes mundiales, que tiene lugar en un resort de lujo rodeado de piscinas y lagos artificiales en mitad del desierto...

La nueva versión de 'Chicos en la playa', de Joaquín Sorolla.
La nueva versión de 'Chicos en la playa', de Joaquín Sorolla.
Heraldo

De vuelta a la pinacoteca española, el Prado también echó mano de una conocidísima obra como es ‘Chicos en la playa’ de Sorolla para alertar de la destrucción de los ecosistemas marinos. "Si aumenta la temperatura global un grado y medio, crece la acidez del mar, desaparecen los corales y mueren los peces", explican desde el museo, junto a una pintura que ha perdido su mágica luz y en la que aparecen los chavales rodeados de peces muertos. Los ecologistas explican que el calentamiento global ya ha provocado que se reduzca en un 90% la aparición de nuevos corales en el arrecife de Australia y dudan que la creciente y dañina alcalinidad de los océanos pueda tener marcha atrás.

El penoso paso de la laguna estigia, que no imaginó Joachim Patinir.
El penoso paso de la laguna estigia, que no imaginó Joachim Patinir.
Heraldo

Tampoco es más agradable la estampa de ‘La laguna estigia’, en la que ha desaparecido todo el agua y en la que la figura central de Joachim Patinir rema frente a un terreno árido y resquebrajado. Si no se adoptan soluciones inmediatas, "se incrementarán las sequías amenazando los ríos y los cultivos del planeta", dicen los ideólogos de una campaña, que invitaba -hace ahora tres años- a “actuar ya”.

El "lenguaje universal" del arte

"Esta era la oportunidad de enviar un mensaje de acción a todo el mundo a través del lenguaje universal que es el arte", justificada el secretario general de WWF en España, Juan Carlos del Olmo. El Prado, en plenas celebraciones de su 200 aniversario, demostró que está abierto a muchas innovaciones como evidencia también con su cuidado uso de las redes sociales y sus exitosos directos de Instagram todas las mañanas a partir de las 10.00.

A Felipe IV le ha sorprendido el cambio climático a lomos de su caballo.
A Felipe IV le ha sorprendido el cambio climático a lomos de su caballo.
Heraldo

Una de las obras más impactantes de esta campaña de sensibilización contra el cambio climático fue en la que aparecía el Felipe IV de Diego Velázquez parcialmente sumergido entre las aguas. "Se trata de explicar cómo un grado y medio de aumento de la temperatura global podría hacer crecer el nivel del mar hasta un metro de altura", cuentan. Eso obligaría a millones de personas a desplazarse y muchas ciudades quedarían anegadas. España, con su generosa costa, es uno de los países que más sufriría este mal y, de hecho, mientras el interior tiende a desertificarse (un 20% más rápido que hace cinco años), la costa podría retroceder un par de kilómetros en 50 años obligando a desplazarse a más de 300.000 personas y acabando, obviamente, con el turismo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión